January 21, 2019 / 3:21 PM / 8 months ago

El programa de Marie Kondo subraya el trabajo no remunerado de las mujeres

KUALA LUMPUR (Fundación Thomson Reuters) - El exitoso programa de Netflix de la gurú japonesa que sostiene que ordenar puede cambiar tu vida ha generado un impulso global por el orden y ha arrojado luz sobre la cantidad de trabajo no remunerado que todavía hacen las mujeres.

En la imagen, la autora y creadora del Método KonMari para organizar, Marie Kondo, entrevistada por Reuters durante el Festival de Música y Cine Interactivo de South by Southwest (SXSW), en Austin, Texas, EEUU, 11 de marzo de 2017. REUTERS/Brian Snyder

“¡A ordenar con Marie Kondo!” fue lanzado este mes por Netflix y su método de organización “KonMari” anima a mantener sólo lo que “dé felicidad”, y ha tenido un gran impacto global.

Pero los críticos dicen que la serie de ocho episodios, en los que Kondo ayuda a familias estadounidenses a ordenar sus casas, también ha revelado una clara división de género, ya que los hombres se sienten menos preocupados y responsables por el desorden doméstico.

En un episodio, una mujer dice que su marido le dijo que “limpiar es sexy” y que él era más romántico después de que su casa estuviera ordenada. En otro, un esposo proclamaba que limpiar “no era mi prioridad”.

“Este es un problema alrededor del mundo, un problema en los países desarrollados y en desarrollo”, dijo Joni Simpson, experta en igualdad de género en la Organización Internacional del Trabajo (OIT), de Naciones Unidas.

La desigualdad de género ha persistido en los hogares alrededor del mundo, donde las mujeres realizan las tres cuartas partes de trabajo no remunerado como limpiar, cocinar y cuidar a los niños, según un informe publicado por la OIT el año pasado.

El estudio reveló que el problema era particularmente agudo en la región del Asia-Pacífico, donde los hombres realizaban la menor proporción de trabajo no remunerado, un promedio de 64 minutos por día, comparado con 262 minutos de las mujeres.

La carga que implican las tareas de cuidado puede evitar que las mujeres realicen trabajos de tiempo completo o las dejen atrapadas en empleos de menor nivel, lo que genera una disparidad salarial entre los sexos, dijo Simpson.

También puede llevar a los empleadores a discriminar a las mujeres porque son percibidas como las cuidadoras primarias, agregó.

“Básicamente las mujeres terminan pagando una pena por la maternidad y por tener una familia”, dijo Simpson a la Fundación Thomson Reuters por teléfono desde Bangkok.

Simpson esperaba que el programa ayudara a arrojar luz sobre las desigualdades en los hogares que han “permanecido en las sombras durante tanto tiempo”.

Los hombres han contribuido más con los trabajos no remunerados durante las últimas dos décadas, pero sólo con siete minutos más por día, y llevaría otros 210 años cerrar esa brecha de género, afirmó el informe de la OIT.

Información de Beh Lih Yi @behlihyi; Editado en español por Lucila Sigal. La Fundación Thomson Reuters es una unidad de Thomson Reuters que cubre temas humanitarios, conflictos, derechos humanos, asuntos de igualdad de género y de cambio climático. Visite news.trust.org para acceder a más artículos.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below