November 23, 2018 / 6:08 PM / 7 months ago

Huyendo del EEUU de Trump, migrantes de Centroamérica sufren decepción en España

MADRID (Reuters) - Migrantes de Centroamérica están volviendo a la antigua metrópolis de España mientras afrontan el rechazo de Estados Unidos en su intento de escapar de la violencia y la pobreza en casa, aunque las calles de Madrid ofrecen poco alivio.

En la imagen, la familia salvadoreña conformada por Nelson Delgado y Jeimy Elisabeth posa con su bebé de dos meses a las afueras de la brigada de inmigración de Madrid tras solicitar asilo, Madrid, 22 de noviembre de 2018. REUTERS/Juan Medina

Tras vender todo lo que tienen para pagar vuelos a Europa, los migrantes a menudo terminan durmiendo en las calles o los portales, sin ropa de invierno, comida o dinero.

“Mi bebé tiene 2 meses, y nosotros ahora tenemos que afrontar un gran problema, porque nosotros teníamos una habitación de hotel pero se nos terminó el tiempo y no tenemos más dinero para cubrir un gasto así”, dijo el salvadoreño de 40 años Nelson Delgado mientras hacía cola por tercer día junto con su mujer y su bebé fuera del único centro de inmigración de Madrid donde se puede solicitar asilo.

El número de solicitantes de asilo de América Central y Venezuela ha crecido exponencialmente el pasado mes después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, calificase a las caravanas de migrantes que se dirigen a su país como una “invasión” y enviase tropas a la frontera con México para detenerlos.

Pero sus esperanzas de un mejor trato decaen también en España, que junto con otros países europeos recibe una oleada de migrantes desde el norte de África y Oriente Próximo.

Al llegar por fin al principio de la larga cola del centro de inmigración, sólo reciben una cita para iniciar el proceso de asilo. Los más afortunados la han recibido para 2019, los menos, para 2020.

El Ministerio del Interior dijo que era “consciente del drama” y trabajaba para resolver la situación. El número de solicitantes de asilo en España se ha multiplicado por 12 desde 2010.

En lo que va de año, hasta finales de octubre, casi 45.000 solicitantes de asilo entraron en el país, según datos de Interior, con las cifras más altas procedentes de Venezuela, Colombia, Siria y Honduras. En la actualidad, hay 63.000 solicitudes acumuladas por resolver.

Delgado, exconductor de autobús, dice que él y su mujer huyeron de la ciudad de Ahuachapan, fronteriza con Guatemala, después de que él fuera brevemente secuestrado y luego fuera amenazado por pandillas en otra ciudad a la que se mudaron.

Por ello, decidieron emigrar junto a otra familia.

“Hubo unas caravanas donde personas de Centroamérica se dirigían en enormes cantidades a EEUU, nosotros podríamos haber emigrado para allá sin tener dinero, pero no lo hicimos por temor a ser deportados o separados de nuestro bebé”, dijo Delgado.

La parroquia de San Carlos Borromeo de Madrid, con un largo historial de ayuda a colectivos marginados, terminó acogiendo a Delgado y su familia.

La parroquia actualmente da techo a otras cinco familias de Latinoamérica, entre las cuales está la de Jonathan Martínez, un venezolano con tres hijos que se vio obligado a dormir en un portal tras ser expulsado junto a su familia de las instalaciones municipales de servicios sociales por falta de espacio.

El párroco Javier Baeza acusó al gobierno de impedir el acceso a programas humanitarios a los migrantes. “Esta gente necesita ser atendida, es un derecho humano”, dijo.

Escrito por Andrei Khalip; Editado por Kirsten Donovan

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below