November 18, 2018 / 9:24 AM / 9 months ago

Felicidad "geek": Un japonés promete amar y respetar a un holograma, en la salud y en la enfermedad

TOKIO (Reuters) - Cuando el recién casado Akihiko Kondo regresa de su trabajo en una escuela secundaria en un suburbio de Tokio, es recibido por el amor de su vida, que se ilumina, literalmente, para darle la bienvenida.

En la imagen, Akihiko Kondo, de 35 años, junto a una muñeca creada mediante realidad virtual con la cantante Hatsune Miku como modelo, en su apartamento después de casarse con ella en Tokio, Japón, el 9 de noviembre de 2018. REUTERS/Kwiyeon Ha

Su esposa, Hatsune Miku, no es de carne y hueso, sino un holograma generado por ordenador.

Su etérea existencia no impidió que Kondo, de 35 años, fortaleciera su compromiso con ella en una ceremonia nupcial que costó 18.000 dólares (cerca de 16.000 euros).

“Creo que las forma de la felicidad y el amor son diferentes para cada persona”, dice Kondo a Reuters Television.

“Está claro que hay una plantilla para la felicidad, según la cual un hombre y una mujer reales se casan, tienen un hijo y viven todos juntos. Pero no creo que esta plantilla sea necesariamente la que haga felices a todos”, dice el funcionario.

Hatsune Miku fue desarrollada como un programa de software de canto con la personalidad de una estrella del pop de 16 años de ojos grandes y cabello largo color aguamarina.

Se basa en un programa de síntesis de voz de la firma de medios Crypton Future Media, que no quiso hacer comentarios cuando fue contactado por Reuters.

El holograma reconoce la cara y la voz de Kondo con su cámara y micrófono integrados y puede responder con frases y canciones sencillas.

Kondo, quien desde muy joven se convenció de que nunca encontraría pareja ni se casaría, dijo que descubrió a Hatsune Miku cantando en Internet.

Después de decidir que Hatsune Miku era la mujer de su vida, Kondo cuenta que se dedicó a seguir a su novia virtual, que tiene miles de fans en todo el mundo.

La devoción extrema por los famosos no es rara en Japón, pero, aun así, la boda de Kondo sorprendió a algunos.

Aunque 39 amigos y familiares asistieron a la ceremonia el 4 de noviembre, sus padres no lo hicieron.

El ritual incluyó el habitual intercambio de anillos de boda. El anillo de su esposa se colocó en el dedo de una muñeca de peluche a su imagen y semejanza.

Kondo recibió buenos deseos y felicitaciones de amigos y fans de Hatsune Miku en Twitter. Pero también le acusaron de ser un “otaku tarado”, es decir, un “geek”, un bicho raro amante de las nuevas tecnologías.

Se encontraba entre los 3.700 japoneses que se inscribieron en los formularios de registro de matrimonio ofrecidos por el desarrollador tecnológico Gatebox en 2017, lo que les permite “casarse” con sus personajes virtuales favoritos, aunque las ceremonias no tengan estatus legal.

Sin embargo, Kondo espera que su boda inspire a otros a encontrar la felicidad conyugal, independientemente del formato.

“La gente me envió mensajes, diciendo que mi boda les alentaba”, dijo. “Creo que fue bueno tener esta boda por esa razón”.

traducido por Tomás Cobos en la redacción de Madrid

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below