October 29, 2018 / 4:07 PM / in a year

Pareja real británica visita una playa neozelandesa en su última parada por el Pacífico

WELLINGTON (Reuters) - El príncipe Enrique de Inglaterra y su mujer Meghan se enfrentaron a la lluvia el lunes en una playa de Nueva Zelanda para un encuentro con un “atrevido” pájaro nativo en el pintoresco parque nacional Abel Tasman, durante la última escala de su gira por el Pacífico.

En la imagen, el príncipe Enrique y su esposa Meghan cisitan el parque nacional de Abel Tasman en Nueva Zelanda, el 29 de octubre de 2018. Paul Edwards/Pool via REUTERS

La pareja pasó su segundo día en el extremo norte de la Isla Sur de Nueva Zelanda, después de realizar un corto vuelo en helicóptero desde Wellington, la capital, adonde llegaron el domingo después de visitar Australia, Fiyi y Tonga.

En un campamento en la playa, integrantes de la tribu local, o iwi, recibieron a Enrique y Meghan con una ceremonia tradicional acompañada por el sonido de una caracola. La pareja hizo una larga fila para un saludo conocido como “hongi”.

Dentro de una carpa montada sobre el pasto, Meghan sonrió mientras el anciano Barney Thomas se dirigió a la pareja en lengua Te Reo Maori, deseándole “kia kaha” o fortaleza para el bebé que espera para el año próximo.

Enrique estuvo animado pese al clima lluvioso, que canceló una ceremonia de plantación de árboles. La pareja permaneció dentro de la carpa seca, donde tomó té con pastel con niños.

“De parte de mi mujer, mía y de nuestro pequeño bulto, es una bendición estar aquí”, dijo Enrique. “El pronóstico climático era mucho peor que esto y somos realmente afortunados de estar aquí. La lluvia es una bendición y un recordatorio de nuestra conexión con la tierra”, agregó.

La pareja dio un paseo por una playa de arena dorada cercana. Enrique usó una chaqueta negra inflada y Meghan un abrigo negro.

Enrique y Meghan se toparon con un weka, un pequeño pájaro nativo que no puede volar que el guardabosques dijo que es la versión neozelandesa de un mono debido a su naturaleza “atrevida”.

Saskia Gray, una embajadora de la juventud de 16 años, dijo que quedó impresionada por la pareja. “Actuaron de manera muy sensata y se preocuparon genuinamente por la gente y la tierra”, agregó.

La pareja real había pasado la mañana en Wellington discutiendo temas de salud mental con miembros de grupos de apoyo en un café junto a la playa. El domingo por la noche, asistió a un evento para conmemorar el aniversario número 125 del derecho de la mujer a votar en Nueva Zelanda.

La primera ministra Jacinda Ardern dijo a periodistas que el domingo había hablado con la pareja temas vinculados al Pacífico y el cambio climático.

Ardern dio a Meghan un par de pendientes diseñados por un artista local con la forma de dos plumas, mientras que Enrique recibió un disco de la banda de batería y bajo de Nueva Zelanda “Shapeshifter”.

Información de Charlotte Greenfield; Editado en español por Lucila Sigal

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below