October 26, 2018 / 1:59 PM / in 10 months

Los ritmos de la época de la esclavitud atraen a los turistas en pueblo de Marruecos

(Reuters) - En un refugio de un pueblo ubicado en el desierto suroccidental de Marruecos, un grupo de locales vestidos de blanco se sientan e interpretan la música de sus ancestros esclavos ante una audiencia de turistas occidentales con ropa de colores.

Durante siglos, el tráfico de esclavos inundaba las rutas que atravesaban el Sáhara entre antiguas ciudades de Marruecos y el África subsahariana.

Los habitantes de Khamila dicen que sus descendientes fueron obligados a marchar al norte y que, arrastrando sus cadenas, creaban ritmos para aliviar su dolor.

Conocido como Gnawa, la mezcla de música tradicional, canto y danza ahora les aporta un beneficio económico al entretener a cada vez más turistas.

“A veces recibimos pedidos de hoteles y campamentos de turistas para actuar de noche en el desierto. Así nos ganamos la vida”, dijo Zeid Oujaa, miembro de la banda.

Sus integrantes dicen que los instrumentos que utilizan, evocando su amarga historia, han pasado de generación en generación.

Además de tambores y un bajo de tres cuerdas llamado hajhouj, los músicos tocan krakebs, un instrumento de dos piezas unidas por un hilo en lugar de las cadenas de metal que alguna vez ataron las manos de sus ancestros.

Escrito por Ahmed ElJechtimi. Editado en español por Lucila Sigal

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below