October 9, 2018 / 2:36 PM / in a year

Harrison: el viaje de un hombre transgénero

(Reuters) - Para Harrison Massie, la transición de mujer a hombre nunca se trató de cambiar un género por otro.

En la imagen, Harrison Massie, sirve un cóctel en su trabajo en Planter's House en St. Louis, Missouri, EEUU, 25 de junio de 2017. REUTERS/Sara Swaty

Hace siete años, Harrison, de 29 años actualmente, comenzó su viaje “para sentirme más como yo”.

“No me avergüenza decir que alguna vez fui mujer”, afirma Harrison, quien vive en St. Louis, Misuri. “En última instancia, es una parte de quién soy y cómo me criaron, y me encanta tener la perspectiva de ambos géneros”.

Sin embargo, Harrison dice que anhelaba sentirse más cómodo en su propio cuerpo y tener ciertos rasgos masculinos, como un pecho plano.

Cuando se embarcó en este viaje, Sara Swaty, una joven amiga fotógrafa, se dispuso a captar el proceso fotograma a fotograma, año tras año.

“En mi trabajo anterior, nunca tuve la oportunidad de conectar con nadie tan profundamente y documentar su transición desde el principio”, dijo Swaty, quien conoció a Harrison cuando era un adolescente en la escuela secundaria.

“Siempre he abordado las sesiones de fotos con conceptos e ideas claras de cómo quiero que se vean las imágenes”, dijo. “Pero con Harrison, estaba (...) siguiendo su guía e hice todo lo posible por capturarlo como él se sentía, no como yo lo veía”.

El rechazo en el seno de sus familias es común para muchas personas trans, pero ese no fue el caso de Harrison, que siempre contó con el apoyo de sus seres queridos.

En un estudio de 2016 publicado en la revista LGBT Health, el 31 por ciento de las personas transgénero encuestadas dijo que experimentó un rechazo moderado por parte de sus familias y el 14 por ciento indicó que tuvo un rechazo alto.

Un estudio reciente en Estados Unidos reveló que cerca de la mitad de los adolescentes transgénero que hicieron el cambio de sexo ha intentado suicidarse al menos una vez.

“Harrison ha sido mi alma gemela, mi compañero”, dijo su padre Robbin, un profesor jubilado sexagenario. “Me dijo que estaba haciendo una transición y quería convertirse en un chico, y eso me pareció bien”.

La madre de Harrison, Stephanie, dijo que al principio fue muy difícil procesar la decisión de transición de su hijo. “Fue como la muerte de ese niño”.

No obstante, con el tiempo se dio cuenta de que él seguía siendo la misma persona y su relación nunca cambió. “Sigue siendo el bebé, sigue siendo la luz de la habitación”.

“Sabía que era lo que quería hacer y sabía que lo haría mucho más feliz”, dijo Jasa, hermana mayor de Harrison. “Estoy muy orgullosa de él y del hombre en que se ha convertido”.

Harrison y su prometida Sandra Manzoni, de 29 años, una camarera y acróbata aérea que conoció hace dos años, compraron recientemente una casa en St. Louis.

Ahora recuerda lo nervioso que estaba cuando invitó a salir a Manzoni, diciéndole a un amigo que no podía respirar a su alrededor. Un año después de su compromiso, “aprendí a respirar con ella en casa”, asegura Harrison en tono de broma.

El grupo de amigos de Harrison apenas se sorprendió de su decisión de iniciar la transición de género. Lo percibían por cosas que decía o hacía y, en cierto modo, lo veían venir.

“Cuando dijo que era trans, nos miramos entre nosotros como diciendo ‘Duh’”, dijo George Caputa, uno de sus amigos más cercanos, que ahora vive en Alemania. “Cuando realmente amas y apoyas a alguien que es trans, su identidad de género tiene poco que ver con lo que amas de ellos”.

Cuando Harrison comenzó su terapia hormonal, el grupo se reunió durante los primeros meses de inyecciones, para celebrar y ayudarlo a sentirse cómodo con el proceso.

“Pasar tiempo con un grupo tan hermoso de personas y sentir el amor que comparten es increíblemente estimulante”, dijo Swaty.

Pero Harrison también se ha enfrentado a muchos desafíos.

“Cuando empecé la transición por primera vez, no pude encontrar un trabajo para mi tipo de vida”, recordó. “Cada vez que intentaba explicar en una entrevista que mi nombre anterior a la transición) no era el actual, simplemente se confundían y no me contrataban”.

Finalmente, Harrison encontró un lugar en el mundo de la coctelería, donde asegura que puede expresarse y es apreciado finalmente.

La salud también está entre sus mayores preocupaciones. Con una cobertura irregular, obtener acceso a la testosterona a un precio asequible fue a menudo difícil y terminó pagando gran parte de su bolsillo. Afirma que tuvo que desembolsar unos 110 dólares mensuales durante siete años, más de 9.000 dólares en total.

La falta de seguro de salud sigue siendo una gran preocupación para Harrison, quien dirige un bar en St. Louis, y un gran obstáculo para someterse a una cirugía que incluye la extracción quirúrgica de los senos, una reconstrucción del tórax y puede costar varios miles de dólares.

Alentado por sus amigos y ansioso por acabar con el dolor físico causado durante años utilizando una faja apretada alrededor del pecho, Harrison inició recientemente una iniciativa en “GoFundMe.com” para recaudar suficiente dinero para su cirugía.

“Siempre sentí que la cirugía estaba fuera de alcance por su precio, por eso tardé siete años en preguntar”, escribió en la página web. “Así que este es mi viaje actual, por favor, ayúdenme a sentirme mejor, no solo por mi dolor, sino por mi autoestima”.

Hasta el momento, Harrison ha recaudado 8.330 dólares, superando su meta de 8.000.

A lo largo de estos siete años, Harrison pasó de ser la “niña bonita” en el colegio a convertirse en su verdadero yo, dejándose crecer una “hermosa barba pelirroja” y estando cada vez más cerca de poder nadar finalmente en público.

“Está más allá de la suerte, el karma, la bendición o lo que sea en lo que creas”, dijo. “Honestamente, nunca pensé que llegaría a este punto de mi vida”.

Para acceder a la galería fotográfica: reut.rs/2PiJauM

<^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^

Fotos de Wider Image (en Inglés) reut.rs/2PiJauM

^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^>

Editado en español por Carlos Serrano

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below