March 11, 2018 / 12:08 PM / 6 months ago

Las elecciones italianas ahondan en la enorme brecha entre el norte y el sur

ROMA (Reuters) - Largamente dividida por brechas económicas, Italia también está ahora políticamente partida en dos tras las elecciones del pasado domingo, con el Movimiento 5 Estrellas contra las élites imponiéndose en el subdesarrollado sur del país y la derecha como fuerza predominante en la rica región del norte.

En la imagen, una mujer pasea junto a un edificio abandonado en la ciudad de Palermo, en la parte septentrional de Sicilia, el 9 de marzo de 2018. REUTERS/Guglielmo Mangiapane

Sea quien sea el que gobierne el país tras el inconcluso resultado electoral del pasado 4 de marzo, no podrá ignorar el abismo y enfrentará demandas profundamente conflictivas entre las dos mitades de una nación fracturada y con escasos fondos para remediar la situación.

La división entre el norte industrializado y el deprimido sur nunca ha sido tan marcada y es probable que tenga profundas implicaciones tanto para Italia como para Europa en los próximos años.

“La disparidad entre el norte y el sur es tan grande que creo que eventualmente provocará algún tipo de crisis geopolítica en Italia. Ya estamos empezando a ver movimientos”, dijo a Reuters Lucio Caracciolo, cofundador del grupo de expertos MacroGeo y miembro del Comité Estratégico del Ministerio de Relaciones Exteriores de Italia.

    El Mezzogiorno, o “mediodía”, como se conoce al sur del país en Italia, ha quedado rezagado del resto de la nación durante décadas, pero la reciente crisis financiera ha agravado el problema.

Su economía se contrajo un 7,2 por ciento entre 2001-2016, según los últimos datos, mientras que la producción de Italia creció un 1 por ciento durante el mismo período y la de la Unión Europea un 23,2 por ciento.

    El desempleo en el sur se sitúa en casi el 18 por ciento frente al 6,6 por ciento en el norte, con el paro juvenil en el 46,6 por ciento, más del doble que en la parte superior del país.

    Con 4,7 millones de italianos viviendo en la pobreza absoluta, Cinco Estrellas ha prometido introducir un ingreso mínimo mensual de hasta 780 euros para los pobres, todo un regalo en un país que no ofrece bienestar básico para los desempleados.

    Aunque muchos analistas dicen que la endeudada Italia no puede permitirse el plan, hay pocas dudas de que esta promesa convenció a casi la mitad de los desempleados de Italia de votar por Cinco Estrellas, según las encuestas, y el partido se convirtió en la piedra angular de los ciudadanos descontentos y privados de derechos.

UN SUR CON PROBLEMAS

Este movimiento fue decisivo para que Cinco Estrellas se convirtiera en el mayor partido individual a nivel nacional y en parte explica su éxito sin precedentes en el sur, que solía respaldar a los grupos principales de centro izquierda o centro derecha.

“La gente solía votar por partidos establecidos que esperaban recuperar algo, pero en cambio hemos sido testigos del saqueo del sur”, dijo el autor Pino Aprile, que ha escrito extensamente sobre los problemas del sur de Italia y cree que el norte ha recibido una cantidad desproporcionadamente alta de fondos estatales durante décadas.

“Ahora la gente está poniendo su fe en este nuevo partido con la esperanza de que finalmente haga algo, pero podría ser demasiado tarde”, dijo a Reuters. “La situación aquí es trágica”.

El Movimiento 5 Estrellas ganó 76 de los 80 puestos en la cámara baja del parlamento en las ocho regiones del sur de Italia, haciéndose con casi el 50 por ciento de los votos en Sicilia y Campania.

Por el contrario, solo obtuvo tres de los 90 puestos en seis regiones del norte, incluidas las adineradas Lombardía y Véneto, donde la ultraderechista Liga brilló a la cabeza de un bloque de centro derecha.

La principal propuesta económica de la centroderecha era un impuesto fijo del 23 por ciento, una idea atractiva en el norte productivo pero de poco interés en el sur, donde el salario medio anual en 2016 era apenas 16.000 euros que ya entra en la tasa impositiva del 23 por ciento.

Las conversaciones para formar un nuevo gobierno aún no han comenzado, pero la próxima coalición incluirá al Movimiento 5 estrellas o la Liga, que conforman los dos bloques más grandes de escaños en el parlamento.

Podría darse el caso incluso de que tratasen de trabajar juntos, compartiendo un similar enfoque iconoclasta en lo que respecta a la política, pero sus promesas de campaña insignia son excluyentes.

Independientemente de que el país se lo pudiese permitir, tanto un salario universal como un impuesto fijo probablemente enojarían a votantes opuestos.

Los sureños considerarían un impuesto fijo como un regalo generoso para sus compatriotas ricos mientras que el salario universal se vería en el norte como una caridad injustificable para el sur, que tiene una reputación de vida relajada y criminalidad desenfrenada.

ÉXODO

El ex jefe de Ferrari, Luca Cordero di Montezemolo, dijo a Reuters que el Mezzogiorno necesitaba “un plan de negocio” en lugar de folletos, y agregó que “el problema del sur se ha convertido de largo en el problema número uno (para Italia)”.

    Las ocho regiones del sur de Italia ocupan el lugar 155 entre 202 regiones de la UE en una encuesta de la Comisión Europea de 2017 sobre la calidad de los servicios públicos, con cinco calificaciones por debajo del 190 por corrupción, lo que pone de manifiesto un lamentable estado de gobierno.

    La encuesta apunta a uno de los problemas más evidentes del sur: su infraestructura extrema. Los turistas pueden comprobarlo este año si intentan visitar Matera, provincia de Basilicata, elegida capital cultural de Europa en 2019. A pesar de su fama, ningún ferrocarril o autopista ha llegado aún a la histórica ciudad.

La falta de esperanza y oportunidad ha propiciado un éxodo de 716.000 personas que emigraron del Mezzogiorno, principalmente hacia el norte, en los últimos 15 años. Más del 70 por ciento de ellos entre 15 y 34 años, dijo Svimez, un grupo industrial que defiende el sur de Italia.

“Entre ahora y 2065 se estima que pasaremos de una población de 20 a 15 millones. Eso significa que el 25 por ciento de los italianos vivirán en el 40 por ciento de su superficie”, dijo a Reuters el presidente de Svimez, Adriano Giannola.

    “Simplemente seremos un lugar para los viejos y para los turistas”, dijo. “No nos queda tiempo. Necesitamos reaccionar”.

    Incluso si el inexperto Movimiento 5 estrellas lidera al próximo gobierno, habrá de luchar para revertir años de negligencia, mala administración y nepotismo que han marcado al sur.

“El sur de Italia es una región geopolítica muy importante. Se encuentra en el medio del Mediterráneo. El resto de Europa es consciente de los problemas y le preocupa lo que ve”, dijo Caracciolo, el jefe de MacroGeo.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below