February 9, 2020 / 9:58 AM / in 15 days

Los delfines rosados del Amazonas son amenazados por el final de la prohibición de pesca del pez gato

RESERVA MAMIRAUÁ, Brasil, 6 feb (Reuters) - El delfín del río Amazonas es un mamífero inteligente y amistoso que parece sonreir y se ruboriza como un humano cuando se emociona.

Un delfín del río Amazonas se representa en la Reserva de Desarrollo Sostenible Mamiraua en Uarini, Brasil, 20 enero 2020. REUTERS/Bruno Kelly

A algunos, sin embargo, les preocupa que el mayor delfín de agua dulce del mundo se vea amenazado nuevamente en Brasil, donde los pescadores lo cazan y matan ilegalmente para convertirlo en carnada para atrapar un pez gato conocido como piracatinga.

La prohibición a la pesca del piracatinga terminó el mes pasado, lo que motivó pedidos de su renovación por parte de ecologistas e investigadores, como la bióloga Vera da Silva, quien ha trabajado para preservar al llamado delfín rosado por 25 años.

“Nunca han dejado de sorprenderme. Ellos son animales fascinantes”, dijo Silva, mientras su equipo examinaba, medía, marcaba y liberaba nuevamente a los delfines en la Reserva de Desarrollo Sostenible Mamirauá.

“Nosotros capturamos a una madre delfín y su cría hoy y vimos que se llamaban entre sí. Ellos tienen una relación muy fuerte hasta que la cría se vuelve independiente después de tres años”, afirmó.

Como otros delfines, ellos hacen sonidos a través de espiráculos para comunicarse bajo el agua. Lo que los diferencia es una lenta transformación del gris al rosado a medida que envejecen. El comportamiento y exposición a la luz del sol también influye en los cambios de color. Pueden volverse de un color rosado fuerte como un flamenco.

La reserva Mamirauá, administrada por el instituto de investigación del Amazonas INPA, abarca 11.000 kilómetros cuadrados de bosques inundados y humedales. Para llegar a ella hay que viajar tres días en barco por el río Amazonas desde Manaos, la capital del estado de Amazonas.

El embarazo de un delfín generalmente dura 13 meses y luego alimenta a su cría bajo el agua durante dos años. Debido al largo período de crianza, las hembras solo se reproducen cada tres o cinco años, dijo Silva.

Eso los hace más vulnerables a la extinción si su población es mermada. Los fiscales del estado de Amazonas, que solicitaron la prohibición de pesca del pez gato en 2015, advirtieron que se mataban hasta 2.500 delfines cada año para hacerlos carnada.

Aunque son relativamente numerosos y se encuentran en las cuencas de los ríos Amazonas y Orinoco de América del Sur, Silva teme que los delfines del Amazonas puedan desaparecer como ocurrió con el delfín del río Yangtze en China en 2006, después de años de sobrepesca y contaminación.

Información de Bruno Kelly; escrito por Anthony Boadle, editado en Español por Ricardo Figueroa

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below