September 29, 2019 / 8:59 AM / 20 days ago

REPORTAJE FOTOGRÁFICO-Los niños indios que necesitan ir en tren a por agua

MUKUNDWADI, India (Reuters) - Mientras sus compañeros de clase salen a jugar todos los días después de la escuela, Sakshi Garud, de nueve años de edad, y su vecino Siddharth Dhage, de 10, forman parte de un pequeño grupo de niños y niñas que hace un viaje en tren de 14 kilómetros desde la aldea donde viven, en la India, para ir a buscar agua.

Jyoti Dhage, la madre de Siddharth, sostiene en brazos a su hija Akansha, de cuatro meses de edad, mientras observa a su vecino Gaurav Ganesh, de 13 años, que ayuda a llenar los contenedores con agua en la estación de ferrocarril de Aurangabad, India, el 18 de julio de 2019. REUTERS/Francis Mascarenhas

Sus familias son algunas de las más pobres de la aldea de Mukundwadi, en el estado occidental de Maharashtra, una localidad que ha sufrido varias sequías consecutivas.

Los monzones de la India han traído lluvias abundantes e incluso inundaciones en muchas partes del país, pero las precipitaciones en la región alrededor de Mukundwadi han sido un 14% inferiores a la media este año y los acuíferos y pozos de sondeo están secos.

“No me gusta pasar el tiempo trayendo agua, pero no tengo elección”, dice Dhage.

“Esta es mi rutina diaria”, dice Garud. Sus estrechas chabolas están a sólo 200 metros de la estación de tren. “Después de venir de la escuela, no tengo tiempo para jugar. Necesito agua primero”.

No están solos. Millones de indios no tienen un suministro de agua seguro, según WaterAid, una ONG con sede en el Reino Unido. Esta organización dice que el 12% de los indios, es decir, unos 163 millones de personas, no tienen acceso a agua potable cerca de sus hogares, la mayor proporción de todo el mundo.

El primer ministro indio, Narendra Modi, ha reconocido el problema y ha prometido gastar más de 3,5 billones de rupias (49.000 millones de dólares) con el fin de llevar agua corriente a todos los hogares indios para 2024.

Más de 100 familias en el barrio de Garud y Dhage no tienen acceso a agua corriente y muchas dependen de proveedores privados de agua, que cobran hasta 3.000 rupias (42 dólares) por un camión cisterna de 5.000 litros durante los meses de verano.

Pero el suministro privado de agua es algo que los padres de Garud y Dhage dicen que no pueden permitirse.

“Hoy en día, no tengo suficiente dinero para comprar comida. No puedo comprar agua a proveedores privados”, dice el padre de Dhage, Rahul, trabajador de la construcción. “No tengo trabajo todos los días.”

SUEÑOS DE TUBERÍAS

Los niños toman el tren todos los días para ir a buscar agua a la cercana ciudad de Aurangabad.

El tren suele estar abarrotado, por lo que no siempre es bienvenido un grupo de niños pequeños que se empujan para subirse a bordo con bidones para llenarlos de agua.

“Algunas personas me ayudan, a veces se quejan a los agentes del ferrocarril por poner bidones cerca de la puerta. Si no los ponemos cerca de la puerta, no podemos sacarlos rápidamente cuando el tren se detiene”, dijo Dhage.

La abuela de Garud, Sitabai Kamble, y un vecino mayor a veces los ayudan empujándolos a bordo frente a los irritados pasajeros.

“A veces le dan patadas a los bidones y refunfuñan”, dijo Kamble.

Cuando el tren llega a Aurangabad treinta minutos más tarde, se apresuran a llenar los bidones de las tuberías de agua cercanas. Garud no puede llegar al grifo, así que depende de su hermana más alta, Aaysha, de 14 años, y de su abuela.

Otras, como Anjali Gaikwad, de 14 años, y sus hermanas, también suben al tren cada pocos días para recoger agua y lavar ropa.

Slideshow (22 Images)

Su vecino Prakash Nagre a menudo se suma a la expedición armado de jabón y champú. “No hay agua para bañarse en casa”, dice.

Cuando el tren los devuelve a Mukundwadi, tienen poco menos de un minuto para desembarcar. A veces, la madre de Dhage, Jyoti, espera en la estación para ayudar.

“Soy cuidadosa, pero a veces los bidones se caen de la puerta en el cuerpo a cuerpo y nuestro trabajo se echa a perder”, dice, sosteniendo a su bebé en un brazo y un bidón en el otro. “No puedo dejar sola a mi hija en casa, así que tengo que llevarla”.

Información de Rajendra Jadhav; información adicional de Francis Mascarenhas; traducido por Tomás Cobos en la redacción de Madrid

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below