December 16, 2018 / 10:41 AM / 6 months ago

Damasco se prepara para una Navidad sin fuego de mortero

Distrito de Qasaa en Damasco, Siria, 14 de diciembre de 2018. REUTERS/Omar Sanadiki. REUTERS/Omar Sanadiki

DAMASCO (Reuters) - Las decoraciones navideñas se han instalado por primera vez en años en un vecindario de Damasco que estuvo en la línea de frente de la guerra de Siria, hasta que las fuerzas gubernamentales eliminaron los últimos enclaves rebeldes en la capital a principios de este año.

“Los preparativos para la Navidad de este año son más que excelentes. Ya no hay morteros”, dijo Hanna al-Saad, dueña de una tienda en el distrito de Qasaa que a menudo fue bombardeada desde el municipio adyacente de Jobar.

La plaza de Abbasiyeen, donde los morteros caían con frecuencia, y las partes cercanas de la ciudad están cubiertas de luces y árboles de Navidad, mientras que los músicos se preparan con una tropa de “scouts” locales para una marcha navideña que no se ve desde hace años.

“Estamos muy felices. Los niños ahora pueden volver a la iglesia sin preocuparse por la seguridad, y los padres se sienten más tranquilos”, dijo Aline Droubi, un músico con la tropa de “scouts” que practica en una iglesia de Abbasiyeen.

El extremo oriental de Damasco sufrió los bombardeos de los insurgentes hasta que las fuerzas gubernamentales recuperaron el control de la región de Guta en una ofensiva respaldada por Rusia que, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, dejó 1.600 civiles muertos.

En el transcurso de la guerra de Siria, los bombardeos insurgentes han supuesto la muerte de unas 2.000 personas en Damasco, según un grupo de Facebook que lleva el registro de los ataques.

Tras la recuperación de Guta oriental en abril, las fuerzas del Gobierno se movilizaron para recuperar el área de Yarmouk al sur de la capital, poniendo a Damasco de nuevo bajo control estatal.

“El año pasado no nos atrevíamos a caminar mucho por las calles”, dijo Abir Ismail, residente del barrio Al-Qasaa, adyacente a la población de Jobar, que estaba controlada por una facción armada.

“No teníamos electricidad y no había luces ni adornos”, agregó, entusiasmado al ver las calles y casas decoradas este año.

Información de Kinda Makieh; traducido por Tomás Cobos en la redacción de Madrid

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below