July 2, 2018 / 5:45 AM / 3 months ago

A FONDO- La extrema derecha sueca sube en los sondeos por el repunte de la violencia

Por Simon Johnson y Johan Ahlander

Imagen de archivo de policías en una zona acordonada de Trollhattan, al oeste de Suecia, después de que un hombre enmascarado atacase con una espada a varias personas en una escuela, el 22 de octubre de 2015. REUTERS/Bjorn Larsson Rosvall/TT News Agency/File Photo ATTENTION EDITORS - THIS IMAGE WAS PROVIDED BY A THIRD PARTY. FOR EDITORIAL USE ONLY. NOT FOR SALE FOR MARKETING OR ADVERTISING CAMPAIGNS. THIS PICTURE IS DISTRIBUTED EXACTLY AS RECEIVED BY REUTERS, AS A SERVICE TO CLIENTS. SWEDEN OUT. NO COMMERCIAL OR EDITORIAL SALES IN SWEDEN. NO COMMERCIAL SALES.

ESTOCOLMO (Reuters) - El repunte de la violencia en las calles de Suecia ha extendido entre los ciudadanos un sentimiento contrario a la inmigración a solo tres meses de las elecciones generales, posicionando con fuerza en el camino a las urnas a un partido de extrema derecha en uno de los países más liberales de Europa.

En los últimos dos años, decenas de personas han muerto en Estocolmo y otras grandes ciudades del país por distintos ataques de bandas callejeras, que proceden en gran parte de barrios deteriorados del extrarradio dominados por inmigrantes.

En el último derramamiento de sangre, tres hombres resultaron muertos y otros tres heridos en un tiroteo a las puertas de un cibercafé de la ciudad de Malmö el 18 de junio. Apenas unos días después otro hombre murió por disparos de bala y otro sobrevivió gracias a que llevaba un chaleco antibalas.

Ante el mayor número de voces que piden una mayor mano dura política contra el crimen y la inmigración, el apoyo a los Demócratas Suecos, un partido con raíces neonazis que quiere cortar la inmigración y celebrar un referéndum sobre la pertenencia a la UE, ha aumentado considerablemente.

Los partidos tradicionales han comenzado a inclinarse hacia la derecha en temas de delincuencia e inmigración para intentar contrarrestar la amenaza de la formación en las elecciones del próximo 9 de septiembre.

“Ahora mismo (los partidos tradicionales) están compitiendo sobre cuál de ellos puede llevar las políticas más restrictivas”, dijo la viceprimer ministra Isabella Lovin, cuyo Partido Verde forma parte del Gobierno de minoría liderado por los socialdemócratas. “Eso beneficia claramente a Demócratas Suecos”.

Los últimos sondeos de intención de voto arrojan un apoyo del 20 por ciento a la formación ultraderechista, 7 puntos más que en las elecciones de 2014 y 14 puntos más que en 2010, año en el que entraron por primera vez en el Parlamento sueco.

El auge del partido en un trasfondo de sentimiento antiinmigración es un reflejo del resurgimiento de partidos de extrema derecha, antisistema y populistas en otros países de Europa como Italia, Francia, Alemania, Polonia, Hungría Eslovenia y Austria.

La inmigración ha regresado a la agenda política desde que los partidos de extrema derecha entraron en gobiernos de coalición en Austria e Italia, y ha sido objeto de debate en una cumbre en Bruselas esta semana.

Aunque no es probable que Demócratas Suecos alcance el poder, la creciente popularidad de un partido opuesto a la UE preocupa a Bruselas, aunque los suecos apoyan ampliamente la pertenencia a la UE, según los sondeos.

REVÉS

Hace cinco años Suecia se veía a sí misma como una “superpotencia humanitaria” que acogía generosamente a los inmigrantes, muchos de ellos huyendo del conflicto en Oriente Próximo y África.

Pero como en Alemania, donde el Ejecutivo de la canciller Angela Merkel ha soportado fuerte presión de sus socios de gobierno para endurecer las normas de inmigración, el Gobierno sueco se enfrenta ahora a un revés por el flujo migratorio.

Desde 2012, unas 400.000 personas han pedido asilo en el rico país escandinavo de 10 millones de habitantes, y sólo en 2015 acogió a 163.000 solicitantes. Algunos votantes temen que escuelas, hospitales y servicios públicos no puedan soportarlo, y la reputación de Suecia por la tolerancia y la igualdad social está amenazada.

Demócratas Suecos sigue por detrás del Partido Socialdemócrata, pero supera ya al principal partido opositor, los Moderados, en muchos sondeos.

Todos los partidos tradicionales han descartado trabajar con ellos, pero podrían convertirse en la llave del próximo gobierno, y un buen resultado en los comicios podría implicar que el siguiente Ejecutivo tuviera en cuenta sus postulados a la hora de tomar decisiones.

Editado por Timothy Heritage, traducido por Sabela Ojea Guix en la redacción de Madrid

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below