April 26, 2018 / 12:30 PM / 6 months ago

Palma prohíbe casi todos los alquileres como los de la plataforma Airbnb

MADRID (Reuters) - La turística Palma de Mallorca aprobó el jueves la prohibición de casi todos los alquileres a corto plazo de viviendas turísticas como las que ofrece Airbnb, que según los residentes locales han encarecido abruptamente el alquiler.

Imagen de archivo en la que se ve a una mujer hablando por teléfono en las oficinas de Airbnb en San Francisco, el 2 de agosto de 2016. REUTERS/Gabrielle Lurie

Con la nueva regulación, Palma se suma a las decenas de ciudades turísticas europeas que han optado por restringir la práctica en la que los ciudadanos pueden alquilar sus casas, o incluso habitaciones, por cortos períodos de tiempo.

En febrero, el Gobierno de las islas Baleares dijo que multaría al servicio de alquiler Airbnb con 300.000 euros por anunciar casas sin licencia en su web.

La nueva normativa no permitirá más esta práctica en bloques de viviendas aunque en otros casos, como los chalets, podrán seguir disponibles siempre que no estén construidos sobre terreno protegido, estén en una zona en torno al aeropuerto o no sean edificios para uso residencial.

El turismo supone más de un 11 por ciento de la economía española, y el país ha registrado un número récord de visitantes en los últimos años, a medida que han ido creciendo las preocupaciones sobre la seguridad en países del norte de África y Oriente Próximo.

Los precios del alquiler han aumentado aproximadamente un 40 por ciento desde 2013, con un alza de los alquileres turísticos no regulados de aproximadamente el 50 por ciento, hasta cerca de 20.000, según cifras del ayuntamiento. Los residentes locales se quejan también de que el alquiler de casas a corto plazo dentro de bloques residenciales a menudo atrae a visitantes de vacaciones que muestran poco respeto por las normas de comportamiento y causan ruido en la comunidad.

Las quejas sobre los turistas se cuadruplicaron entre 2014 y 2017, a 192, dijo el ayuntamiento.

“Palma debería ser una ciudad habitable y lo peor que puede ocurrir es que sus habitantes tengan que irse”, dijo el alcalde de Palma, Antoni Noguera.

Otras ciudades españolas, como Madrid, Barcelona, Málaga, Sevilla y Valencia, han aprobado sus propias normativas, o están estudiando una regulación, para recortar el alquiler turístico a través de sitios como Airbnb y Homeaway.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below