February 5, 2018 / 7:22 AM / 9 months ago

Los refugiados, listos para apoyar el medioambiente y convertirse en núcleo de "centros de innovación"

Imagen de archivo de un refugiado rohinyá recargando su teléfono móvil con un panel solar en el campamento Palong Khali en Cox's Bazar, Bangaldés, el 17 de noviembre de 2017. REUTERS/Mohammad Ponir Hossain

LONDRES (Thomson Reuters Foundation) - A muchos refugiados les gustaría comprar estufas de baja emisión de carbono y focos eficientes, pero el escaso acceso a estos productos desde los campamentos y la falta de dinero los obliga a depender de combustibles “sucios y caros”, según un nuevo informe.

Millones de refugiados en el mundo tienen dificultades para acceder a fuentes de energía para cocinar, iluminación y comunicación, y a menudo pagan altos costes de combustibles como la leña, que son perjudiciales para su salud.

Sin embargo, dos tercios considerarían pagar por cocinas limpias y más de un tercio por productos para el hogar a base de energía renovable, según una encuesta de Moving Energy Initiative (MEI), una asociación entre Gran Bretaña, Naciones Unidas y organizaciones benéficas.

“Los proveedores de energía no tienden a pensar en los refugiados como potenciales consumidores, pero las oportunidades para construir una relación con ellos son enormes”, dijo Mattia Vianello, uno de los autores del informe, a la Fundación Thomson Reuters.

La energía limpia es una prioridad mundial para la agencia de la ONU para los refugiados, que proporciona energía solar gratuita a miles de personas desplazadas en los campamentos de Jordania y Kenia.

Los activistas buscan crear un mercado para estufas y combustibles menos contaminantes a fin de abastecer a millones de hogares en todo el mundo que usan métodos peligrosos e ineficientes.

Cuando la leña, el carbón y otros combustibles sólidos se queman en chimeneas y estufas tradicionales, emiten un humo dañino que cobra millones de vidas al año, de acuerdo a entidades benéficas.

Los trabajadores humanitarios deberían aunar esfuerzos con el sector privado para proporcionar energía sostenible a las personas desplazadas, señala el informe, que encuestó a unos 500 refugiados, empresarios y trabajadores humanitarios en Burkina Faso y Kenia.

“Los campamentos de refugiados tienen el potencial de convertirse en centros de innovación energética con un efecto indirecto en las comunidades anfitrionas de los alrededores”, dijo por correo electrónico Raffaela Bellanca, asesora energética de la organización benéfica Mercy Corps.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below