October 21, 2017 / 9:00 AM / a year ago

El referéndum kurdo complica aún más la independencia

ERBIL (Reuters) - La votación por la independencia kurda liderada por Masoud Barzani fue una apuesta que posiblemente haya convertido su afán por conseguir una patria en algo más difícil que nunca.

En esta imagen de archivo, un anciano en bicicleta pasa ante pancartas en apoyo del referéndum de independencia del Kurdistán en Erbil, Irak, el 24 de septiembre de 2017. REUTERS/Alaa Al-Marjani

En los comicios del 25 de septiembre ganó ampliamente la opción a favor de la secesión pero ha crecido la posibilidad de una nueva guerra civil en Irak. Bagdad dice que la votación era ilegal.

Solo hace unos meses, el Ejército iraquí, los combatientes kurdos conocidos como Peshmerga, y las fuerzas paramilitares chiíes respaldadas por Irán se aliaron contra el Estado Islámico en Mosul.

Pero esa cooperación duró poco, y el lunes las fuerzas iraquíes tomaron la ciudad de Kirkuk -fuente importante de petróleo -que también está considerada por los kurdos como el corazón de su tierra.

Irán y Turquía se oponen a la independencia kurda y la milicias chiíes formadas por Teherán están ganando influencia en Irak. Mientras tanto, las discrepancias entre los dos partidos de la coalición kurda gobernante se han profundizado.

“Los kurdos han controlado estas áreas desde la caída de (el presidente iraquí) Saddam (Hussein) en 2003 y cambiar de repente la situación hará que toda la situación se hunda como en arenas movedizas”, dijo desde Bagdad el analista Jasim al-Bahadli, experto en los grupos armados chiíes.

Dijo que la presencia de los grupos paramilitares chiíes en zonas que solían estar controladas por los kurdos contribuirá a crear tensiones que podrían llevar a un conflicto largo.

CRISIS DE LIDERAZGO

Barzani y su Partido Democrático del Kurdistán (KDP, por sus siglas en inglés) han defendido el referéndum.

“Fue la opción correcta. Nadie nos impedirá conseguir la independencia”, dijo su portavoz Vahal Ali.

Pero no todos los kurdos de Irak, que se enfrentaron entre ellos en una sangrienta guerra civil en los 90, apoyaron la idea, lo que aumentaba las dudas sobre la gestión de un estado independiente.

La Unión Patriótica del Kurdistán (PUK, por sus siglas en inglés) dijo que el KDP estaba poniendo a los kurdos en riesgo por la fuerte oposición a la votación, incluyendo la de su aliado clave, EEUU.

El fallecimiento de Jalal Talabani, líder de la PUK, una semana después del referéndum ha aumentado la incertidumbre en la región.

Shuras Sherko Jdy, un oficial en el opositor Movimiento Kurdo por el Cambio, dijo que los kurdos, que poco a poco construyeron una región autónoma en el norte tras la invasión de 2003 liderada por EEUU, se estaban enfrentando a una crisis de liderazgo.

Los kurdos persiguen la independencia desde al menos el final de la I Guerra Mundial, cuando la colonización dividió Oriente Próximo tras la caída del Imperio otomano y dejó un territorio poblado por los kurdos dividido entre Turquía, Irán, Irak y Siria.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below