January 18, 2017 / 4:11 PM / 2 years ago

El Supremo paraliza el plan manchego para evitar el cementerio nuclear

MADRID (Reuters) - El Tribunal Supremo ha suspendido cautelarmente la decisión del Gobierno autonómico de Castilla-La Mancha de ampliar un área protegida para evitar la construcción del cementerio nuclear en Villar de Cañas, según una sentencia conocida el miércoles.

El Tribunal Supremo ha suspendido cautelarmente la decisión del Gobierno autonómico de Castilla-La Mancha de ampliar un área protegida para evitar la construcción del cementerio nuclear en Villar de Cañas, según una sentencia conocida el miércoles. En la imagen, el Tribunal Supremo español en Madrid, España, el 22 de julio de 2009. REUTERS/Susana Vera

El Gobierno central aprobó en 2011 construir en la localidad conquense el denominado Almacén Temporal Centralizado (ATC) para albergar residuos nucleares de las centrales españolas, con el beneplácito de las autoridades manchegas, entonces del Partido Popular.

Sin embargo, cuando el Partido Socialista recuperó la Junta de Comunidades de Castilla la Mancha con el apoyo del partido antiausteridad Podemos, trató de bloquear el controvertido proyecto ampliando el espacio protegido Red Natura 2000 de la cercana Laguna del Hito.

El Gobierno central, en manos del PP, recurrió a los tribunales, hasta que el Supremo ha decretado la suspensión cautelar de la protección, anteponiendo los intereses de la gestión de los residuos a la conservación del hábitat natural.

“Si efectuamos un correcto juicio de ponderación entre los intereses enfrentados, nos parece prevalente preservar la adecuada gestión de los residuos radiactivos en orden a una mejor seguridad nuclear, mientras se sustancia el pleito, que la aprobación inmediata de la ampliación de un espacio protegido para las aves y la modificación de un Plan de Ordenación de los Recursos Naturales”, dijo el Tribunal Supremo en su sentencia.

El Gobierno alegó que el almacenamiento de los residuos nucleares españoles en Francia costaba diariamente al Estado español 60.000 euros y estimó que proporcionaría a la localidad una cifra de en torno a 300 empleos directos durante los cinco años de la primera etapa.

El grupo ecologista Greenpeace ha advertido en diversas ocasiones de los peligros de la construcción del cementerio nuclear y ha dicho que las nuevas instalaciones darían lugar al traslado diario de 40 convoyes con residuos radiactivos que recorrerían 216 municipios y 2.000 kilómetros.

El ATC está diseñado para durar varias décadas y los desechos altamente radiactivos que se albergarían en Villar de Cañas, un pueblo de poco más de 400 habitantes situado a unos 135 kilómetros de Madrid, han de ser almacenados durante miles de años.

El Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA), dependiente de la ONU, ha recomendado a España desde hace años que construya un cementerio nuclear.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below