October 30, 2016 / 12:52 PM / 3 years ago

En Alemania, los sirios encuentran las mezquitas demasiado conservadoras

COLONIA, Alemania (Reuters) - Hani Salam escapó de la guerra civil en Siria y sobrevivió al viaje de Egipto a Europa. Pero cuando vio hombres con largas barbas pobladas en la mezquita cerca de su actual hogar en Colonia el pasado noviembre, se preocupó.

Hani Salam escapó de la guerra civil en Siria y sobrevivió al viaje de Egipto a Europa. Pero cuando vio hombres con largas barbas pobladas en la mezquita cerca de su actual hogar en Colonia el pasado noviembre, se preocupó. En la imagen, musulmanes rezán durante el viernes en la mezquita turca de Kuba Camii en Colonia, Alemania, el 14 de octubre de 2016. REUTERS/Wolfgang Rattay

La apariencia de los hombres me recordó a los Jaish al-Islam, los rebeldes islamistas que conquistaron mi ciudad cerca de Damasco, dijo Salam, de 36 años, que lleva bigote pero no barba. Uno de ellos dijo a Salam que “los buenos musulmanes llevan barba, no bigotes”, recordó, una idea de hace siglos que él rechaza.

“Todo sobre la mezquita me hace sentir intranquilo”, dijo.

Sirios en Alemania dicen que muchas de las mezquitas árabes del país son más conservadoras que las que había en sus países de origen.

Durante dos meses, una docena de sirios en seis lugares de oración en tres ciudades alemanas dijeron a Reuters que se sentían incómodos con los mensajes muy conservadores de las mezquitas en las que se habla árabe. La gente ha criticado la manera en la que los recién llegados se visten y practican su religión, dijeron. Algunos insistieron en que el Corán debe ser interpretado literalmente.

Es un asunto muy controvertido en un país donde el influjo de inmigrantes ya está teniendo profundas consecuencias políticas y sociales. En Alemania, este año el partido Alternativa por Alemania, una formación populista que dice que el Islam es incompatible con la constitución alemana, ha ganado terreno. Ha habido varios ataques de milicianos musulmanes. Sirios y otros han dicho que el problema de las mezquitas está sumando desconfianza.

En Alemania, otras creencias diferentes han sido tradicionalmente apoyadas por el Estado. Pero la mayoría de los cuatro millones de musulmanes del país originalmente llegaron desde Turquía y acuden a mezquitas donde se habla turco y que están parcialmente financiadas por Ankara.

El año pasado, unos 890.000 solicitantes de asilo, más del 70 por ciento de ellos musulmanes, entraron en el país. En torno a un terció procedían de Siria. Muchos de ellos no querían ir a mezquitas turcas porque no entienden los sermones. Prefieren rezar donde la gente habla árabe.

Sin embargo, en estas mezquitas, aparecen otros problemas. A menudo no tienen fondos o son financiadas por Arabia Saudí y países del Golfo. Algunas apoyan interpretaciones ultraconservadoras o altamente literales del Islam, como el wahabismo o el salafismo.

“Desafortunadamente es verdad que una amplia mayoría de las mezquitas donde se habla árabe son más conservadoras que las mezquitas turcas”, dijo el profesor Mouhannad Khorchide, que dirige el Centro de Teología Islámica en la Universidad Muenster. Eso planeta problemas para la integración de los que son menos conservadores.

“¿Cómo se puede absorber a esta gente si están interesados en su religión?”, dice Khorchide. “Cuando hay falta de ofertas que los salafistas tratan de cubrir”.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below