February 13, 2015 / 5:48 PM / 5 years ago

Sacan a niños del colegio en Guinea por miedo a que Cruz Roja los infecte de ébola

CONAKRY (Reuters) - Algunos padres han sacado a sus hijos de los colegios en la capital de Guinea esta semana, menos de un mes después de que volviesen a abrirse las escuelas, por el temor de que la Cruz Roja esté expandiendo el virus del ébola entre los niños, según la agencia humanitaria.

Algunos padres han sacado a sus hijos de los colegios en la capital de Guinea esta semana, menos de un mes después de que volviesen a abrirse las escuelas, por el temor de que la Cruz Roja esté expandiendo el virus del ébola entre los niños, según la agencia humanitaria. En la imagen, un cartel con un mensaje sobre ébola ("¿Sospechas de ébola? El tratamiento rápido en el hospital aumenta vuestras posibilidades de sobrevivir") en una calle de Conakry, la capital guineana, el 26 de octubre de 2014. REUTERS/Michelle Nichols

En el área de Matam, en la capital guineana, Conakry, los padres sacaron a los niños de los colegios, un día después de que tuvieran lugar episodios similares en la zona de Ratoma, dijo Cruz Roja.

“Nos están acusando de infectar los colegios con ébola y vacunar a los niños, pero nunca hemos entrado en las escuelas ni hemos vacunado nunca a niños”, dijo Youssouf Traoré, presidente de Cruz Roja en Guinea.

“Sólo desinfectamos los hogares y las zonas donde los enfermos de ébola han vivido y sólo con el permiso de las familias y la comunidad”, dijo Traoré a Reuters a última hora del jueves.

El peor brote de ébola de la historia ha matado a más de 9.100 personas, la mayoría en Guinea, Sierra Leona y Liberia.

Los esfuerzos por eliminar la enfermedad están siendo minados por la desconfianza que existe hacia los trabajadores sanitarios, y por el gran número de personas que siguen escondiendo amigos enfermos y parientes de las autoridades, sobre todo en la capital, según responsables guineanos.

El curso escolar empieza normalmente en octubre, pero el gobierno retrasó la reapertura de los colegios hasta el 19 de enero en un intento de contener el virus, que causa vómitos, diarrea y hemorragias y se contagia por el contacto directo con los fluidos corporales de las víctimas.

La agencia de Naciones Unidas para la Infancia, UNICEF, dijo que se habían distribuido hasta 47.500 paquetes con cubos y jabón, así como 20.500 termómetros. Aseguró que en torno a 80.000 profesores habían recibido información y entrenamiento para prevenir contagios.

Cerca de 1,3 millones de niños han vuelto al colegio en Guinea, pero la ONU dijo esta semana que 70 escuelas en todo el país no se pudieron abrir debido a las sospechas en torno a los kits médicos que se repartieron a los estudiantes.

UNICEF advirtió de que el abandono escolar podría tener un efecto a largo plazo en la educación de los niños y la capacidad del estado para controlar las epidemias, ya que en las aulas los menores reciben instrucciones para prevenir el virus tanto en ellos mismos como en sus familias.

“Desde nuestra experiencia en diferentes contextos de emergencia, cuanto más tiempo pasen los niños sin ir al colegio, más difícil es que vuelvan”, dijo Sayo Aoki, especialista en educación para emergencias de ébola de UNICEF.

“El ébola ha golpeado duramente a las familias pobres, así que es posible que sean más vulnerables que antes y necesiten que los niños ayuden a mantener económicamente a la familia”, dijo Aoki a Reuters.

Está planeado que los colegios vuelvan a abrir sus puertas el lunes en Liberia y a finales de marzo en Sierra Leona, concluyó UNICEF.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below