5 de mayo de 2008 / 18:05 / hace 10 años

ACTUALIZA 2 -Auditor detecta problemas en Colonial

(Añade declaraciones del consejero delegado, Mariano de Miguel)

Por Clara Vilar

MADRID, 5 may (Reuters) - Deloitte, auditora de las cuentas de Colonial (COL.MC), ha puesto en duda la capacidad de la inmobiliaria para llevar a cabo las desinversiones previstas en sus resultados para aliviar su abultada deuda en un contexto de crisis del mercado inmobiliario y de restricciones en los mercados de crédito.

La consultora también advierte sobre determinados créditos pendientes de pago, aunque el consejero delegado de la inmobiliaria, Mariano de Miguel, dijo a Reuters que tienen prorrogas nuevas sobre determinados créditos que esperan subsanar con la pronta venta de su participación en la francesa SFL (FLYP.PA).

En el apartado de salvedades sin cuantificar de la auditoría de los resultados de 2007, Deloitte incluye la incertidumbre que supone “la capacidad de la sociedad para recuperar los activos y liquidar los pasivos (...), que dependerá de los acuerdos definitivos que se alcancen con los bancos acreedores y del éxito del plan de desinversiones previsto”.

En sus resultados revisados de 2007 la inmobiliaria convirtió en “no corrientes” activos de 570,6 millones de euros por ser susceptibles de venta.

En un intento de reducir sus casi 9.000 millones de deuda, Colonial también tiene en venta su participación en la francesa Société Foncière Lyonnaise (SFL) (FLYP.PA), cuyo valor de mercado ronda los 2.000 millones de euros.

De Miguel dijo a Reuters que han recibido aproximaciones de “unos cuantos interesados” y añadió que en breve abrirán el período de ofertas no vinculantes con la esperanza de cerrar ñla venta “en junio”.

Colonial también tiene una participación del 15 por ciento en FCC (FCC.MC), aunque de llevarse a cabo la venta, supondría enormes minusvalías que ni siquiera cubrirían el crédito con el que se financió la compra.

Precisamente la caída de las acciones de FCC, con las que Colonial respaldó el préstamo, activaron ciertas garantías que obligaban a la empresa a amortizar anticipadamente 1.550 millones de euros. Las entidades concedieron un aplazamiento o “waiver” del pago durante un plazo que hoy desveló Deloitte en su auditoría y que venció el pasado 30 de abril. El auditor cifró la cantidad adeudada en 1.972 millones de euros.

De Miguel aseguró que los bancos han vuelto a aplazar el pago y que confía en que sigan haciéndolo hasta que se materialice la enajenación de SFL.

“El waiver se va aplazando y el próximo plazo se ha fijado el 23 de mayo”, dijo. “El acuerdo con los bancos es que habrá un waiver global hasta que se materialice la venta de SFL que servirá para reducir parte de la deuda. Cuando se venda, se fijarán las nuevas condiciones”.

Tras un fallido intento de venta de la compañía , parte de los bancos acreedores de Colonial se han hecho con el control de la inmobiliaria al cambiar por acciones la deuda contraída por su principal accionista, Luis Portillo.

La inmobiliaria celebra el martes una reunión de su consejo de administración para dar entrada en el mismo a las entidades de crédito que recientemente tomaron una participación relevante en la sociedad, dijeron fuentes próximas a la empresa. [ID:nL05879785]

Información de Clara Vilar; editado por Carlos Ruano

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below