29 de mayo de 2012 / 8:42 / en 5 años

ACTUALIZA 2-Repsol invertirá 19.100 mln euros hasta 2016

* Reduce pay-out a entre 40 y 55% vs 63% actual

* Quiere deuda cero 2016, desinversiones 4.000-4.500 mln eur

* Foco en upstream, invertirá 77% del total

* Downstream financiará crecimiento

* Subirá producción 7% al año, tasa reemplazo de 120%

* Contempla multiplicar 1,9 veces Ebitda de 2011

* Acción cae con fuerza, baja 5,7% (Añade más declaraciones de Brufau en rueda de prensa)

Por Andrés González

MADRID, 29 may (Reuters) - Tras la nacionalización de su filial argentina YPF, el grupo petrolero español Repsol presentó el martes un plan estratégico hasta 2016 que prioriza el desarrollo de las áreas de exploración y producción sin deteriorar el perfil financiero de la firma.

Los planes del grupo contemplan inversiones de 19.100 millones de euros entre 2012 y 2016, un 77 por ciento de los cuales irán destinados a la búsqueda de nuevos yacimientos y a la explotación de los hallazgos realizados en los últimos años.

“Tendremos que mantener una inversión en exploración superior a aquellos de nuestros comparables (...) El downstream tiene que trabajar buscando la eficiencia operativa (...) y entregar el crecimiento de caja al upstream”, explicó el presidente de Repsol, Antonio Brufau, durante la rueda de prensa para presentar el plan.

El grupo pretende financiar estas inversiones de manera autónoma, gracias a un flujo de caja operativo de 23.200 millones de euros durante el periodo.

Las inversiones en downstream (refino y comercialización) serán mucho más modestas en la pretensión de que el plan sea “autofinanciable” y no se modifique la calificación crediticia del grupo. Para ello, Repsol busca reducir deuda entre 7.000 y 9.000 millones de euros con distintas alternativas, entre ellas la política de dividendos, la conversión de acciones preferentes y desinversiones selectivas.

“Nuestra posición al límite sería que pudiéramos acabar el año 2016 con cero de deuda”, pronosticó el presidente del grupo que posee más de un 30 por ciento de Gas Natural.

Con la perspectiva de aumentar la producción a una tasa anual compuesta de más del siete por ciento en el período y una tasa de reemplazo superior al 120 por ciento, Repsol proyecta producir a 2016 del orden de medio millón de barriles equivalentes de petróleo al día.

El grupo dijo que espera casi duplicar sus resultados (excluyendo YPF) hasta 2016. Así, en términos de EBITDA espera multiplicar por 1,9 veces los 4.100 millones logrados en 2011. En EBIT, el múltiplo proyectado es de 1,7 veces mientras que en beneficio neto la proyección apunta a aumentar los 1.700 millones de euros ganados en 2011 en 1,8 veces.

En materia de rotación de activos, el grupo contempla desinversiones de activos no estratégicos de entre 4.000 y 4.500 millones en este periodo, incluyendo la venta de un 5 por ciento del capital en autocartera en el primer trimestre por 1.360 millones. También venderá el 5 por ciento restante durante 2012.

Entre estas desinversiones, sin embargo, no se encontrará Gas Natural, en la que mantiene más de un 30 por ciento y había sido apuntada por analistas como una posible desinversión.

“Cuando he hablado de ventas de activos, no he hablado de la venta de Gas Natural. Para qué vamos a vender un activo. No estamos pensando en esto ni estamos pensando en una fusión”, declaró.

En cuanto a la retribución al accionista, Repsol dijo que el pay-out (porcentaje del beneficio destinado a dividendos) se situará entre el 40 y el 55 por ciento a partir de 2012, frente al 63 por ciento de 2012, lo que implicará un descenso de la remuneración al accionista en los próximos años.

Entre los principales afectados por este recorte de dividendo estará la constructora Sacyr con un 10 por ciento del capital y La Caixa con algo más de un 13 por ciento.

“La primera impresión es que parecen muy centrados en mantener una estructura financiera sólida. El tema de no perder el rating parece que les está haciendo ser conservadores y hay que esperar a la teleconferencia de las 1200 para tener más detalles sobre producción, desinversiones y reducción de deuda”, dijo Álvaro Navarro, analista de Intermoney.

Renta 4 dijo en una nota para clientes que el crecimiento orgánico en upstream es “superior a la media sectorial (media anual de crecimiento de producción de más del 5 por ciento) (...) remuneración al accionista competitiva bajo el perímetro de la nueva compañía (ex-YPF) y búsqueda de una compensación por la expropiación de YPF”.

Pese a la buena acogida inicial por parte de los analistas, las acciones caían con fuerza, casi un 6 por ciento, en la Bolsa española frente a un descenso del 2,52 por ciento del Ibex.

ESPERARÁ AUDITORÍA PARA PROVISIONAR, O NO, YPF

Repsol tiene valorado en sus libros en 5.700 millones de euros la exposición a Argentina, donde el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner le expropió un 51 por ciento del capital de la filial argentina en una operación que puso a la compañía en el foco de los conflictos diplomáticos internacionales.

La petrolera mantiene una participación del 6 por ciento en YPF y podría doblar su paquete como compensación por el impago previsto de la familia Eskenazi, accionistas de YPF a quienes financió la compra de su participación en la argentina.

“Al 6 por ciento (que Repsol aún tiene) hay que sumarle otro 6 por ciento de las garantías del préstamo de Petersen el cual es bastante probable que resulte impagado”, dijo Brufau en la presentación del nuevo plan estratégico del grupo para añadir que considera conveniente que Argentina lance una OPA por las acciones no expropiadas en abril.

Sin embargo, Repsol no ha realizado ninguna provisión por la expropiación en Argentina, a la espera de lo que dictaminen los auditores del grupo, la empresa Deloitte, en relación con la contabilización de la operación en sus resultados semestrales.

Repsol ha presentado demandas en organismos internacionales en las que solicita a Argentina una indemnización de 9.000 millones de dólares por la expropiación, por lo que el grupo está esperando lo que dictaminen los auditores, ya que, si recibe este importe, superior al valor en libros de su participación, no estaría obligado a provisionar.

“Los auditores son los que de alguna forma interpretan la contabilidad, la nueva contabilidad y las nuevas normas contables”, dijo Brufau.

“En el área jurídica el foco va a estar centrado en YPF (...) le vamos a poner un foco especifico, con una unidad de negocio especifica”, agregó el presidente de la petrolera.

El grupo reclamó una opa por parte del Gobierno argentino para el resto de accionistas que todavía permanecen en el capital, entre los que se encuentra Repsol, con una participación que podría llegar al 12 por ciento si el 6 por ciento en manos de Petersen pasa finalmente a la española. (Información de Andrés González y Carlos Ruano, editado por Jose Elías Rodríguez)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below