3 de abril de 2008 / 16:08 / en 10 años

ANÁLISIS-Contracción España durará años por crisis inmobiliaria

Por Ben Harding

MADRID, 3 abr (Reuters) - El otrora brillante mercado inmobiliario español, que condujo a España a registrar un crecimiento estelar durante más de una década, todavía tiene un amplio recorrido a la baja que podría condenar a la economía a años de inactividad, según los economistas.

La semana pasada cifras oficiales mostraron una caída de un 27 por ciento interanual en la compra-venta de viviendas en enero y las evidencias sugieren que la situación va a empeorar.

Juanra Doral, director de operaciones de Facilismo.com uno de los mayores portales inmobiliaros de España, dijo que las ventas de su web se habían reducido a la mitad.

“Lo que se detecta es un parón casi absoluto. Nadie esperaba que fuera tan brusco”, admitió, y añadió que ahora vender un inmueble cuesta alrededor de 11 meses frente a los 3 meses que tardaba en venderse en el primer trimestre de 2007.

Una fuente de una agencia inmobiliaria, que no quiso dar su nombre, dijo que su compañía había vendido aproximadamente 12 propiedades en lo que va de año frente a las 400 transacciones que realizó durante los primeros meses de 2007.

A pesar de que la demanda de fondo continúa siendo sólida, probablemente tanto como el año pasado, según Doral, los bancos han reducido fuertemente los préstamos tanto a los compradores como a los promotores, a la luz de las actuales condiciones crediticias.

Agobiadas por la debilidad de las ventas y ante la reticencia de los bancos, son varias las inmobiliarias que saltan a los diarios casi diariamente al declarar concurso de acreedores.

Esta situación afectará a una economía que creció en el entorno del 3 por ciento anual durante más de una decada gracias al ‘boom’ del sector de la construcción, que aportaba casi un 20 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB).

Por poner un ejemplo, en la última mitad del mes de marzo, las constructora SEP y la inmobiliaria Cosmani solicitaron concurso de acreedores, mientras que otras como Martinsa MFAD.MC se encuentran negociando sus deudas con los acreedores.

No obstante, las cosas empeorarán a medida que avance el año debido a la inercia natural del sector de la construcción, dijeron diversos economistas.

“Por ahora, aunque la construcción está sufriendo una desaceleración, todavía es positiva. La gente está construyendo las casas que empezaron seis, 12 ó 18 meses atrás”, dijo José Alzola, economista de Citigroup.

Las cifras de inicio de construcción de viviendas muestran que tan sólo 300.000 inmuebles se construirán en 2008, según la Asociación de Promotores Inmobiliarios de Madrid (ASPRIMA). El grupo había previsto un retroceso hasta las 400.000 viviendas, pero su presidente dijo la semana pasada en una rueda de prensa que las estimaciones habían cambiado en el tiempo que llevó la publicación del informe.

EVOLUCIÓN DE LA ECONOMÍA

El martes, el Banco de España coincidió con los economistas del sector privado y recortó sus previsiones de crecimiento económico para el 2008 y 2009.

La entidad dijo que España crecería al 2,4 por ciento -- había previsto hasta ahora que crecería al 3,1 por ciento -- y al 2,1 por ciento el año que viene. En 2007 España disfrutó de una tasa de crecimeinto anual que doblaba estas cifras.

Algunos analistas, más pesimistas, creen que España se enfrenta a cinco, e incluso a diez años de doloroso ajuste, en los que habrá que trabajar los excesos del insostenible ‘boom’ inmobiliario y de un consumo apoyado en la concesión de créditos que han dejado a España con uno de los déficits por cuenta corriente más elevados del mundo.

“Cuando nos referimos a los desequilibrios de la economía, España es como los Estados Unidos, pero con anfetaminas”, dijo Diana Choyleva, economista de Lombard Street Research de Londres, que prevé una cifra de crecimiento del 1,8 por ciento para este año y del 1,0 por ciento para 2009.

Dominic Bryant, economista de BNP Paribas dijo que las perspectivas de crecimiento podrían ser incluso más severas cuando la inversión en construcción, que mostró un dato plano en las últimas cifras de Producto Interior Bruto, caiga inevitablemente entre un 25 y un 30 por ciento.

“Solo podemos imaginar que las cosas vayan a peor ya que la corrección inmobiliaria no ha hecho más que empezar”, añadió.

La explosión de la burbuja inmobiliaria se ha expandido rápidamente al conjunto de la economía.

Alrededor de 240.000 personas han perdido sus trabajos en los últimos 12 meses. Las cifras de marzo muestran que el desempleo alcanza los 2,3 millones de personas, mientras que las ventas minoristas caen y la confianza de negocio se sitúa a mínimos de ocho años.

ASPRIMA advirtió la semana pasada que 750.000 personas del sector podrían perder sus trabajos entre este y el próximo año, un número que, según la asociación, será difícil de absorber por compañías con una infraestructura más sana.

¿AYUDAS DEL GOBIERNO?

Perdida la capacidad de cambiar los tipos de interés desde la adhesión a la zona euro, el gobierno socialista, recientemente reelegido, espera encontrar una salida a un problema que, en otro tiempo, podría haberse solucionado gracias al superávit de la economía.

El gobierno está preparando un paquete rescate de 22.000 millones de euros y podría impulsar su plan de infrestructuras a 15 años, que actualmente cuenta con 250.000 millones de euros.

Sin embargo, los ingresos impositivos han caído con fuerza y el superávit ha retrocedido hasta el 0,84 por ciento del Producto Interior Bruto en los primeros dos meses del año, desde el 2,2 por ciento registrado durante todo el año pasado.

“No estoy seguro de que tengan los mismos márgenes de maniobra en el ámbito fiscal en 2009 ya que la desaceleración cíclica ha sido tan rápida que está acabando con el superávit”, explicó Alzola.

Los precios de las viviendas podrían caer hasta un 8 por ciento en 2008, después de triplicarse durante más de una década, debido a que cientos de miles de inmuebles se encuentran vacíos, dijo ASPRIMA.

“Olvídate de España”, dice Choyleva a los clientes de la inmobiliaria que preguntan si debieran invertir en España. “Va a pasar mucho tiempo antes de que la economía vuelva a algún punto cercano a las tasas de crecimiento de las que disfrutaba hace 10 años”.

Información adicional Jane Barrett; Traducido al español por Esther CoiraInformación de Ben Harding

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below