17 de enero de 2010 / 12:42 / hace 8 años

Federer dice tiene hambre de éxito antes de Australia

Por Ian Ransom

MELBOURNE, Australia, 17 ene (Reuters) - Un año después de que Rafael Nadal le sacara a Roger Federer lágrimas de amargura tras no poder igualar el récord de 14 títulos del Grand Slam en el Rod Laver Arena, la vida ha dado un giro completo para el tenista suizo.

Los títulos de Federer en Roland Garros y Wimbledon le permitieron recuperar el número uno de la clasificación mundial en poder de Nadal. Pese a esto, su hambre de éxitos es tan fuerte como siempre de cara al Abierto de Australia que comienza el lunes.

Después de vencer a Federer en la inolvidable final de Wimbledon 2008, la victoria de Nadal en el Abierto de Australia parecía ser el final de una era y, quizás, el punto de partida de un largo y lento declive del que para muchos es el más grande tenista de la historia.

Sin embargo, meses más tarde Federer superó el récord de Pete Sampras de 14 victorias en los Grand Slam y se convirtió en padre por primera vez.

"Trabajé mucho el año pasado para tratar de volver al número uno (...) y ganar Francia y Wimbledon fue un logro increíble para mí", dijo Federer a periodistas el sábado.

"También es emocionante viajar por el mundo con toda mi familia (...) ha sido una fuente de inspiración", agregó.

DUDAS DE MCENROE

A pesar de la felicidad doméstica del suizo, no todos ven con buenos ojos el viajar con la familia e hijos.

"No hay rival más difícil que los niños (...) para intentar ser el mejor jugador del mundo", dijo esta semana a periodistas en Melbourne Park John McEnroe, siete veces ganador de torneos del Grand Slam y padre de seis hijos.

"Roger ama tanto el tenis que tal vez sea diferente. Cuando tuve hijos por primera vez, pensé que podía manejar las dos cosas. Mi primer hijo fue a los 27 y no me acuerdo de muchas grandes victorias de ahí en adelante", agregó McEnroe.

Pero el suizo de 28 años no está de acuerdo.

"No es fácil crear una familia cuando viajas mucho, pero el hambre (de triunfos) sigue ahí. Estoy trabajando tan duro como siempre. No estoy simplemente de niñera", agregó.

Sin la presión del récord de títulos del Grand Slam, Federer ganó uno de los seis títulos de la ATP que disputó al finalizar el año, pero perdió la final del Abierto de Estados Unidos ante el argentino Juan Martín del Potro.

La preparación de Federer antes del Abierto de Australia, torneo que ha ganado en tres ocasiones, no ha sido la ideal, con derrotas ante el sueco Robin Soderling y el ruso Nikolay Davydenko en el inicio de la temporada en Oriente Próximo.

Pero lejos de encogerse de hombros ante las derrotas, Federer ha mostrado algo de intranquilidad.

"Quizás los últimos campeonatos no han sido tan exitosos como yo quisiera", dijo.

La sensación de que todavía tiene algo que demostrar es un mal presagio para su rival de primera ronda, el ruso Igor Andreev. "Pondré mi mejor esfuerzo (...) y espero que los resultados sigan", dijo Federer.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below