29 de noviembre de 2010 / 13:22 / hace 7 años

ANÁLISIS - Refinanciación pondrá a prueba solvencia banca España

* Cajas de ahorros podrían necesitar 56.000 mlns euros en

escenario adverso en 2011- analistas

* Primer cuatrimestre verá parte importante necesidades

financiación banca

* Estimaciones pérdidas previstas por exposición ladrillo

banca oscilan entre 145.000 y 206.000 mlns euros * Internacionalización permitirá a Santander y BBVA aguantar

mejor

Por Robert Hetz y Tomás González

MADRID, 29 nov (Reuters) - Ante las expectativas de una recuperación lenta y tortuosa de la economía española, la elevada dependencia de los sectores público y privado de la financiación externa genera inquietud entre los analistas a la vista de los procesos de rescate de Irlanda y Grecia.

Mientras que el Tesoro Público ya ha experimentado en sus emisiones de deuda de las últimas semanas una fuerte subida de las rentabilidades que ofrece por la desconfianza en los mercados, los analistas señalan que ahora le toca el turno a los bancos y cajas, que se enfrentan a fuertes vencimientos en los próximos meses y tendrán que darse prisa si quieren usar los avales públicos para la emisión de deuda.[ID:nLDE6AB1EC]

“El nuevo foco estará en España, donde la primavera de 2011 parece problemática”, dijo Barclays.

El banco británico estima en 40.000 millones de euros las necesidades de financiación del sistema financiero español en los primeros cuatro meses del próximo año, de los cuales una gran parte se centrará en el mes de abril.

“Esto será una gran prueba del apetito inversor para la exposición a España, sobre todo si surgen nuevas preocupaciones sobre la calidad crediticia”, señaló.

Al margen de la financiación, entre los analistas y el propio regulador español hay consenso en que los bancos han de fortalecer sus balances en un escenario de menores beneficios en próximos trimestres por estrechamiento de márgenes y coste de la mora, entre otros factores.

En este contexto, el Banco de España ha recomendado a las entidades reducir los costes generales “de forma rápida y decidida” con vistas a ganar competitividad.

En las últimas cuatro sesiones, los nervios por la crisis de deuda soberana en la eurozona han castigado particularmente a la banca española, con caídas del 12 por ciento en la cotización de Santander (SAN.MC), 10,5 por ciento en BBVA (BBVA.MC), 9,7 por ciento en Bankinter (BKT.MC), 8,9 por ciento en Banesto BTO.MC y alrededor del 6,5 por ciento en Popular POP.MC y Sabadell (SABE.MC).

ACTIVOS TÓXICOS EN EL BALANCE

El peso del ladrillo en los balances de las entidades financieras, especialmente las cajas, supondrá un desafío adicional para la obtención de financiación en los mercados.

En este contexto, los expertos ven lógica la nueva normativa del Banco de España que exige más transparencia al sector financiero y le obligará a publicar todos los activos “tóxicos” en los resultados trimestrales y anuales de 2011. [ID:nLDE6AP0YT]

Aunque las pruebas de estrés realizadas este verano mostraban la resistencia de bancos y cajas españoles al declive del mercado inmobiliario --y también de los entidades rescatadas en Irlanda--, algunos analistas creen que la situación real podría haberse complicado en los últimos meses.

“Nuestro análisis, que incorpora descensos de los precios (de vivienda) más acusados, sugiere que las pérdidas en créditos podrían sumar 206.000 millones de euros”, dijo Barclays.

Esta cifra superaría con creces el colchón de reservas de las entidades y sus beneficios previstos para los próximos años.

“En conjunto, la conclusión es evidente: España se enfrenta a riesgos considerables”, dijo el banco británico.

En los “estrés tests” realizados en julio las pérdidas crediticias estimadas oscilaban entre los 146.000 y los 173.000 millones en función del escenario contemplado.

El difícil panorama lleva a los analistas de Goldman Sachs, que estiman el agujero acumulado en 145.000 millones (de los cuales 57.000 miillones ya están provisionados), a abogar por nuevas pruebas de solvencia.

“Un estrés test más riguroso y específico para España permitiría diferenciar y calcular de manera precisa las posibles necesidades de capital de las cajas y añadiría presión para una mayor reestructuración”, dijo Goldman.

En la actualidad, 40 de las 45 cajas se encuentran en procesos de fusión para reforzar su solvencia, pero numerosos expertos consideran inevitable una segunda ronda de fusiones.

Según Unicredit, las cajas de ahorros, que hasta el momento han recurrido a préstamos del FROB por algo más de 10.000 millones, requerirían financiación por 56.000 millones más en un escenario adverso, equivalente al 5 por ciento del PIB español.

“Con estos 56.000 millones en 2010, más el vencimiento de bonos (de la banca) y la financiación del déficit (público), calculamos que España necesita aproximadamente unos 350.000 millones de euros en los próximos tres años”, dijo el banco italiano.

La falta de confianza obliga a la banca española a financiarse con el Banco Central Europeo, ya que la “guerra del pasivo” y el alza de la prima de riesgo ha encarecido la financiación en los mercados minorista y mayorista.

“El reciente alza de los CDS (credit default swaps, que miden el coste de protegerse contra el impago) junto a la mayor competencia en depósitos seguirá presionando los márgenes”, dice Unicredit.

Los analistas de Goldman reconocen que la apelación de la banca española a los fondos del BCE ha bajado notablemente desde el verano --un 36 por ciento menos en octubre--, pero siguen dependiendo en gran medida de la institución monetaria.

“Si la confianza se deteriora más, tendría sin duda un impacto severo en la financiación de los bancos, con repercusiones negativas en el balance y la cuenta de resultados”, dijeron.

El Banco de España recientemente destacó el descenso en la apelación de los bancos españoles había disminuido considerablemente pero dijo que también a partir de marzo las entidades deberán detallar información sobre su financiación mayorista desglosada por instrumentos, garantías y plazos.

RESERVAS MENGUANTES

Los bancos cuentan con un colchón de reservas efectuadas durante la década del boom inmobiliario para amortiguar el impacto de los impagos, pero la crisis de los últimos años ha consumido parte de estas provisiones y forzará a las entidades a aportar más dotaciones.

“Creemos que la banca española necesita duplicar las provisiones por la exposición con promotores y el sector inmobiliario”, dijo Unicredit.

Para estos analistas, BBVA (BBVA.MC) y Santander (SAN.MC) se distinguen significativamente del resto del sector, gracias a su capacidad de generar beneficios importantes en su negocio internacional.

Información de Tomás González y Robert Hetz; Editado por Carlos Ruano

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below