1 de septiembre de 2010 / 13:32 / hace 7 años

ANÁLISIS- Abertis abriría nueva era con dividendo extraordinario

* Analistas apuntan a un dividendo extraordinario de hasta

1.200 mlns euros en menos de un año, presionado por los

accionistas

* Franciso Reynés, CEO de Abertis, gana poder en cambio de

modelo de negocio, decae influencia del presidente,

Salvador Allemany

* Analistas ven atractivo para CVC la fuerte remuneración

que ya paga Abertis a sus socios

Por Andrés González y Tracy Rucinski

MADRID, 1 sep (Reuters) - La entrada del capital riesgo en Abertis (ABE.MC) de la mano de ACS (ACS.MC) y con el beneplácito del otro mayor accionista, La Caixa, hace prever un giro a corto plazo en la gestión de la concesionaria, otrora una de las inversoras más activas del mercado, para pasar a una nueva política de desinversiones que podría desembocar en el pago de un dividendo extraordinario para saciar el apetito de ingresos de los socios. La compleja operación financiera realizada por ACS y el fondo de capital riesgo CVC va a permitir a esta última controlar casi un 16 por ciento de Abertis y nombrar tres nuevos consejeros sobre un total de 20.

ACS y CVC han solicitado un crédito sindicado por importe de 1.500 millones de euros para financiar la adquisición. Dado que 250 millones de euros del préstamo vencen en un año, los analistas ven probable que Abertis reparta en torno a 1.200 millones en un dividendo extraordinario para que los dos socios, que tienen en total el 25,7 por ciento del capital, puedan hacer frente cómodamente a los pagos.

“(La estructura del préstamo) nos sugiere que la compañía podría estar planeando un dividendo extraordinario financiado con la venta de activos”, dijo Robert Crimes, analista de Credit Suisse, en una nota.

De hecho, ACS y CVC ejecutaron el martes la operación, comprometiéndose a permanecer tres años en el accionariado, precisamente el periodo en el que vence el grueso del crédito solicitado para la compra. [ID:nLDE67U263]

La tesis del dividendo extraordinario, sobre la que ninguno de los protagonistas ha querido hacer comentarios, también ha sido manejada en los últimos días por otras casas de análisis como Ahorro Corporación y UBS, que estiman el importe del dividendo en una banda de 1.000 a 1.200 millones de euros.

Para lograr este pago, los expertos apuntan a las participaciones de la concesionaria en Atlantia (ATL.MI) (6,5 por ciento) y Brisa BRI.LS (15,2 por ciento) como candidatas más probables a una pronta desinversión.

A precios de mercado, estas dos participaciones estarían valoradas en el entorno de los 900 millones de euros, lo que unido a la política de dividendos ya habitual en Abertis, podría colmar las expectativas de los nuevos accionistas en el corto plazo.

Con un pay-out en el entorno del 65 por ciento -uno de los más altos del sector-, Abertis abonó el año pasado dividendos por importe del entorno de los 420 milones de euros, a lo que hay que sumar la tradicional ampliación de capital liberada de una acción nueva por cada 20 antiguas que el grupo emprende cada año.

Algunos analistas van más allá y consideran que la entrada de CVC podría ampliar el espectro de las desinversiones a activos como los aparcamientos o algún aeropuerto, aunque otros creen que la política del grupo no va a cambiar inmediatamente.

En todo caso, es poco probable que Abertis se desprenda de negocios “core” como las autopistas o los satélites, dicen.

“Que se puede acelerar la venta de las participaciones financieras si, pero lo que se dijo en su día de vender Eutelsat u otros negocios, no lo veo, por lo menos a corto o medio plazo”, dijo un analista de una casa de análisis extranjera que pidió el anonimato.

Además, los analistas destacan que la rentabilidad -- medida como TIR-- de Abertis con el fuerte dividendo y la ampliación liberada se ha situado en los últimos años en el 16 por ciento, dentro de los rangos, aunque en la parte baja, de la horquilla utilizada por el capital riesgo para sus inversiones.

“Considerando un horizonte de inversión entre siete u ocho años, CVC podría recuperar y rentabilizar los 15 euros por acción que ha pagado por Abertis si ésta continúa con su fuerte remuneración al accionista”, explica otro analista.

EL APOYO DE LA CAIXA

Algunos analistas consideran que CVC habría acordado de antemano la estrategia de venta de activos con La Caixa, que tiene un 28 por ciento del capital de Abertis, máxime cuando la propia caja catalana estaba involucrada en la operación de LBO que se manejó en un principio.

Además, el ascenso de un hombre de La Caixa como Francisco Reynés dentro de la cúpula de mando de Abertis es interpretado como el beneplácito de la caja a un ligero cambio en la gestión en detrimento del actual presidente de Abertis, Salvador Allemany.

“La Caixa podría no querer una política de desinversiones tan agresiva, pero bajo nuestro punto de vista estará de acuerdo con mantener unos dividendos altos”, dijo el analista de UBS Bosco Ojeda en una nota de análisis.

Cuando se anunció el acuerdo, la propia Caixa declaró que que no esperaba que el pay-out de la compañía disminuya en un futuro. Lo contrario es incluso más probable, algo que no está descontado en el precio de la acción, según los expertos.

Las empresas concesionarias españolas están sufriendo una fuerte recesión, pero la diversificada cartera de negocio de Abertis y sus ingresos regulados le ha permitido continuar con un fuerte flujo de caja, uno de los más importantes del Ibex-35.

“CVC tiene fuertes opciones para cristalizar valor”, dijo el analista de UBS, Bosco Ojeda.

Editado por Clara Vilar

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below