16 de marzo de 2010 / 15:49 / hace 7 años

ANÁLISIS-Cajas, presionadas para fusionarse; coste ayudas caro

Por Jesús Aguado

MADRID, 16 mar (Reuters) - A menos de cuatro meses de que se acabe el plazo para que las cajas acudan al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), estas entidades no terminan de cerrar los procesos de consolidación por el coste que les supone devolver los préstamos y porque hasta ahora no han sentido la urgencia de solicitar las ayudas al disponer de unas atractivas ventanas de financiación del BCE.

"Si bien es alto, el precio de las ayudas es similar al que se ha producido en otros países europeos y en definitiva es el coste de conseguir un préstamo que te permite recomponer el capital teniendo en cuenta las limitaciones de las cajas para levantar capital", dijo Enrique Martín, responsable de banca de Analistas Financieros Internacionales (AFI).

El FROB establece que para apoyar procesos de integración de entidades fundamentalmente sólidas, éstas deben devolver el 7,75 por ciento del interés anual o la rentabilidad del bono español a 5 años más 500 puntos básicos [ID:nLDE60S233].

Para AFI, la razón de que las entidades no se hayan apresurado a pedir antes las ayudas no sólo ha sido su coste sino el hecho de que "todavía en 2009 han conseguido mantener unos márgenes financieros sólidos" ayudados por la financiación al 1 por ciento otorgada por el Banco Central Europeo.

Este experto explicó, sin embargo, que la paulatina retirada de estas ventanas de liquidez incrementaría la presión sobre las entidades para acudir al FROB tras el deterioro de sus cuentas.

En 2009, el beneficio atribuible de las cajas se redujo en un 34,2 por ciento a 4.426,2 millones de euros, mientras el margen de intereses todavía creció en torno a un diez por ciento a 19.653,6 millones de euros [ID:nLDE61G28M].

Pero la propia CECA reconoce que ante la actual recesión económica y el descenso de la curva en los tipos de interés, que conlleva una variación en la repreciación de las hipotecas, algunas entidades podrían registrar incluso pérdidas puntuales.

CECA VE EXCESIVO COSTE REESTRUCTURACIÓN

Fuentes financieras de la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA) consideran excesivo este coste impuesto en los procesos de fusiones y recuerdan que el caso español no es comparable a otras procesos de ayuda en Europa porque en España las ayudas se darían a entidades viables.

"Devolver el dinero al 7,75 por ciento a cinco años cuando el coste de la deuda a ese mismo plazo no llega al 3 por ciento es excesivo y no anima a avanzar en el proceso", dijo una fuente de la patronal de cajas.

El propio presidente de la patronal, Juan Ramón Quintás, ya dijo en febrero pasado que para las entidades ir al FROB tenía un "coste muy caro" y que era mejor que si "las entidades exploraban otras vías" para mejorar su solvencia.

En este escenario se enmarcaría la estrategia de Caja España y Caja Duero, que intentan complementar la solicitud de ayudas al FROB, de unos 560 millones de euros, con desinversiones en participadas para devolver antes las ayudas [ID:nGEE5AP25L].

Hasta el momento, sólo hay tres procesos de integración entre cajas que hayan pedido dinero al FROB.

Además del proyecto castellano-leonés, figura el liderado por Caixa Catalunya, en proceso de fusión con Caixa Tarragona y Manresa, que ha pedido 1.315 millones al fondo [ID:nGEE5BA0WU].

También en Cataluña, Caixa Manlleu, Sabadell y Terrassa tenían previsto solicitar entre 400 y 500 millones de euros antes de que se descolgara del proceso de fusión Caixa Girona.

Otros expertos consideraron además que antes de solicitar las ayudas habría que plantearse no sólo el coste de la devolución de las mismas sino también sus condiciones.

El FROB establece que mientras se mantengan sus ayudas, las entidades beneficiarias no podrán realizar adquisiciones de otras entidades ni repartir dividendos que excedan el 30 por ciento de sus beneficios.

En algunos casos, se exige además a las entidades receptoras de la ayuda que reduzcan su capacidad instalada en, al menos, un 10 por ciento, ó hasta el 20 por ciento en algunos casos.

FUSIONES ENTRE CAJAS A TRAVÉS DE SIP

En la actualidad más de la mitad de las 44 cajas se encuentran en proceso de concentración, si bien los obstáculos que suponen las comunidades autónomas para las fusiones entre cajas de diferentes regiones, han hecho que estas entidades estén optando por sellar alianzas en torno a los sistemas institucionales de protección (SIP), que permiten sortear los impedimentos de las regiones al mantener las entidades su arraigo territorial.

Para Jesús Martínez, analista de Standard & Poor's "de lo que no cabe ninguna duda es que los retrasos en los procesos de reestructuración son perjudiciales y cuanto más se retrasen, peor será para afrontar un escenario marcado por la morosidad y una rentabilidad negativa en un entorno económico adverso".

El viernes pasado el propio presidente del BBVA (BBVA.MC), Franciso González, señaló que era importante que las entidades inviables sin ayudas públicas fueran cuanto antes reestructuradas y adjudicadas a los agentes privados más sólidas, abriendo la vía a una bancarización del sector de las cajas [ID:nLDE62B13Z].

De momento, el Gobierno considera suficiente el plazo del 30 de junio dado por la Unión Europea para que las entidades soliciten las ayudas, si bien en el sector se considera que ese plazo se podría prorrogar como estableció la propia UE.

Información de Jesús Aguado, Editado por Carlos Ruano

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below