25 de julio de 2012 / 13:59 / hace 5 años

Francia ofrece ayuda modesta al sector automotriz

PARIS, 25 jul (Reuters) - El Gobierno socialista de Francia, que afronta el inminente cierre de una fábrica de automóviles de Peugeot, presentó el miércoles un modesto plan de ayuda para la atribulada industria automotriz, limitado principalmente a incrementar los subsidios a los vehículos eléctricos.

El plan de ayuda es mucho menos ambicioso que un paquete de 2008-2009 diseñado por el Gobierno anterior, que incluyó un popular plan de canje de dinero por vehículos viejos.

La nueva oferta aumentará los incentivos en metálico para quienes compren coches totalmente eléctricos a 7.000 euros desde los 5.000 euros actuales, dijo el Ministerio de Industria en un comunicado tras delinear el plan en una reunión de gabinete.

Las ayudas a vehículos híbridos, fabricados en Francia por Peugeot pero también por Toyota (7203.T), se duplicarán a 4.000 euros.

El Gobierno del presidente François Hollande, que lleva dos meses en el poder, está a prueba con su primera crisis industrial, mientras los sindicatos prometen librar una guerra por el plan de PSA Peugeot Citroën (PEUP.PA) de cerrar su planta Aulnay, cerca de París, y recortar 8.000 empleos en Francia.

Sin embargo, los problemas de la industria no se limitan a Peugeot. Las ventas de coches en Europa cayeron casi un 7 por ciento en la primera mitad del año, sufriendo Francia, Italia y España declives de dos dígitos, o cercanos a los dos dígitos.

La empresa alemana Volkswagen (VOWG_p.DE) es una de las pocas que está aguantando la depresión económica, gracias en parte a su amplia presencia en mercados lucrativos como China, Estados Unidos y Brasil.

El paquete de ayuda del Gobierno francés también liberará hasta 150 millones de euros en créditos respaldados por el Estado para subcontratistas de la industria automotriz, duramente golpeados por la desaceleración, y obligará al Gobierno a que un 25 por ciento de sus compras de vehículos sean eléctricos o híbridos.

VEHÍCULOS ECOLÓGICOS

Hollande ha prometido que ayudará a la recuperación de la industria francesa y a evitar despidos masivos, pero las ajustadas arcas fiscales después tres años de crisis económica están limitando su poder de acción.

Arnaud Montebourg, el “ministro de Renovación Industrial” de Hollande, estará bajo escrutinio público al detallar el plan el mismo día en que Peugeot informó de grandes pérdidas en la primera mitad del año y los trabajadores protestaban contra el cierre en 2014 de la planta de Aulnay, la primera fábrica automotriz que cerrará en Francia en 20 años.

Los aumentos de las ayudas, que entrarán en vigor a final de año, apuntan a elevar las ventas del coche eléctrico “Zoe” de Renault, hecho en Francia, y de los vehículos híbridos alimentados por diésel y electricidad de Peugeot.

El mercado para automóviles ecológicos apenas se ha abierto en Francia, pese a los incentivos existentes, y los vehículos eléctricos e híbridos fueron responsables de sólo un 0,2 por ciento y un 0,8 por ciento, respectivamente, de los nuevos registros de vehículos en el primer trimestre.

Toyota produce su híbrido Yaris en Francia, pero las subvenciones también benefician a la japonesa Mitsubishi (7211.T), que fabrica los vehículos eléctricos de Peugeot y Citroën.

Peugeot ha recibido alrededor de 4.000 millones de euros en ayuda estatal en los últimos años.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below