12 de junio de 2012 / 13:12 / hace 5 años

Italia también podría requerir ayuda, dice la ministra austríaca

Por Michael Shields

VIENA, 12 jun (Reuters) - La ministra de Finanzas de Austria dijo que Italia, la tercer mayor economía de la zona euro, podría requerir un rescate financiero debido al alto coste de su endeudamiento, unas declaraciones que elevaron las apuestas en la crisis de la deuda europea.

Los comentarios de Maria Fekter, en una entrevista por televisión, amplificaron los temores de los inversores, de que los líderes europeos estén demasiado lejos de poner fin a unas turbulencias que ya llevan dos años y medio.

Un acuerdo del sábado entre los ministros de Finanzas de la zona euro para prestar a España hasta 100.000 millones de euros para recapitalizar sus bancos fue visto por muchos en los mercados como otro parche más al problema.

Los fondos de rescate de la zona euro, que fueron otorgados a Grecia, Portugal, Irlanda y ahora España, podrían ser insuficientes para responder a Italia también, agregó Fekter en la entrevista del lunes por la noche.

El martes, la responsable buscó atenuar sus declaraciones, al asegurar que no tenía indicios de que Italia planeara solicitar ayuda.

“Italia debe salir de su dilema económico de alto déficit y deuda, pero por supuesto puede ser que - dadas las altas tasas de refinanciamiento que paga en el mercado- también necesite ayuda”, dijo la ministra.

El Tesoro italiano se abstuvo de comentar sobre las declaraciones de Fekter.

Los rendimientos de los bonos italianos y españoles a diez años ascendían aún más por encima del nivel de 6 por ciento el martes, después de que el acuerdo de asistencia para los bancos de España no lograra aliviar los temores sobre la capacidad de Madrid para financiarse.

Las acciones europeas y el euro mostraban pocos cambios ante el creciente escepticismo sobre el plan de rescate español.

La reacción del mercado sugiere que los ministros han fracasado en los intentos para romper la espiral descendente causada por el aumento de la deuda gubernamental, la recesión económica y los problemas bancarios, que previamente forzaron a Grecia, Irlanda y Portugal a buscar rescates de la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional.

Los analistas citaban la incertidumbre acerca de la mecánica del paquete de rescate español y los temores de que los tenedores de bonos privados puedan quedar subordinados a los prestamistas oficiales, arriesgando pérdidas en cualquier reestructuración de deuda, como las que sufrieron con Grecia.

“¿Es esta la próxima fase de una cuesta abajo resbaladiza en la subordinación de los tenedores de bonos de los gobiernos?”, preguntó el estratega de Deutsche Bank Jim Reid en un informe para los clientes.

A los inversores también les preocupa el resultado de las elecciones generales de Grecia el domingo próximo, que podrían determinar si el país sigue o no en la zona euro.

El presidente de la Comisión Europea José Manuel Barroso, el responsable del Banco Central Europeo Christian Noyer y el ministro de Finanzas de Francia, Pierre Moscovici, pidieron el martes un rápido movimiento para crear una unión bancaria en la zona euro.

-- La crisis de la zona euro en gráficos r.reuters.com/hyb65p

UNIÓN BANCARIA

Barroso dijo al diario Financial Times que en 2013 se podría poner en vigor un supervisor bancario transfronterizo, un esquema de garantías de depósitos y un fondo de resolución bancaria, sin cambiar los tratados de la UE.

Alemania, la economía más rica del bloque, hasta ahora ha rechazado las garantías de depósitos o un fondo de resolución, diciendo que sí requerirían un cambio en los tratados.

Reino Unido, el mayor centro financiero europeo pero que no forma parte de la moneda única y se opone a una mayor integración de la UE, debería tener la posibilidad de rechazar semejante unión si acepta no bloquearla, dijo Barroso.

Los comentarios francos de Fekter se conocieron después de que el ministro de Industria de Italia rechazara la idea de que Roma pueda necesitar asistencia internacional, diciendo que las reformas adoptadas por su gobierno hasta ahora habían puesto a la economía italiana en pie firme.

Las preocupaciones de la responsable austriaca fueron compartidas por uno de los integrantes del consejo de asesores económicos del Gobierno alemán, Lars Feld, quien dijo a Reuters que Italia sería la próxima.

“La superación de los problemas en España traerá calma a los mercados por algún tiempo, pero no es muy pequeña la probabilidad de que Italia también pueda ser atacada, en particular, dado que la reforma prometida del mercado laboral resultó ser menos ambiciosa”, dijo Feld.

En Italia, el principal diario económico, Il Sole 24, pidió a Alemania que actúe para salvar a la moneda única antes de que sea demasiado tarde.

“Schnell Frau Merkel! (¡‘Rápido, señora Merkel!)”, dijo el diario de negocios, normalmente más sobrio, en un titular amplio en alemán.

Un editorial instó a la canciller Angela Merkel a “tomar tres decisiones rápido para salvar al euro y construir una Europa políticamente unida”.

Merkel debería respaldar las garantías para los depósitos bancarios europeos, permitir el acceso directo de los bancos a los fondos de rescate de la zona euro y aceptar la mutualización de la deuda pública europea, con cada país pagando una tasa de interés diferente. Italia tiene el segundo ratio de deuda sobre PIB más alto, después de Grecia.

Merkel se ha opuesto a la emisión de bonos de la zona euro de forma conjunta.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below