27 de septiembre de 2011 / 15:14 / en 6 años

RESUMEN-El rumor sobre el rescate en la UE sube las bolsas

* Las esperanzas de que se apuntale el rescate europeo elevan acciones y bonos

* Alemania niega que se haya previsto un aumento del EFSF

* Merkel obtiene una estrecha mayoría por coalición en una votación de prueba

* Grecia vota el impuesto a la propiedad pese al aumento de las protestas.

Por Alexandra Hudson e Ingrid Melander

BERLÍN/ATENAS, 27 sep (Reuters) - Los rumores sobre un refuerzo del fondo de rescate de la eurozona elevó el martes las bolsas pero complicó el debate en Alemania, donde Angela Merkel está teniendo problemas para unir a su coalición en medidas más modestas que ayuden a bancos y economías débiles en Europa.

Las bolsas europeas subieron por segundo día y los bonos alemanes refugio cayeron ante las noticias de que los legisladores europeos estaban preparando medidas decisivas para abordar la crisis de deuda soberana del bloque apuntalando el rescate de 440.000 millones de euros.

El coste de asegurar la deuda italiana, española y francesa del impago también cayó entre esperanzas de que se adopte una solución audaz, algo que parece tener poca base en la realidad política inmediata.

El ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, se vio obligado a negar que haya un aumento previsto en el volumen del fondo de rescate, en un intento de calmar a los airados parlamentarios de la coalición de centroderecha. El parlamento celebra el jueves una votación crucial sobre el acuerdo alcanzado en julio por la UE para extender el alcance del fondo existente.

“No necesitamos aumentarlo”, dijo Schäuble a n-tv.

Eso no resuelve directamente la cuestión de si el EFSF podría ser apuntalado para recaudar más dinero e impedir que la crisis de Grecia se contagie a Italia y España, tercera y cuarta economías del grupo.

El apalancamiento permitiría prestar más dinero para apagar fuegos financieros sin elevar el tamaño del EFSF, pero los críticos señalan que también aumentaría la exposición de los contribuyentes alemanes a las pérdidas. Algunos legisladores temen que la UE sólo esté esperando a que aprueben lo que se les ha dicho que sería el último aumento, antes de seguir adelante con planes de rescate mayores.

François Baroin, ministro francés de Finanzas, dejó claro que hay razones tácticas para evitar discutir cómo podría reforzarse la potencia del fondo antes de la votación en Alemania.

Cuando se le preguntó en una cena en París si hace falta reforzar el EFSF, respondió: “Está fuera de la cuestión plantear, a tres días de la votación en el Bundestag (la cámara baja alemana) el asunto de si deberíamos aumentar el fondo (...) No abramos la caja de Pandora sobre algo que es una bandera roja para Alemania”.

La situación del fondo está abocada a evolucionar, añadió Baroin, pero es prematuro decir si podría funcionar “como un fondo de dividendos con un efecto de palanca”.

Merkel ha estado haciendo campaña entre los parlamentarios para asegurar que el Gobierno gana con su propia mayoría sin tener que recurrir a la oposición de centroizquierda, lo que podría desestabilizar la coalición y socavar seriamente su autoridad.

En una votación de prueba el martes, 11 miembros de su conservador grupo Democristiano votó en contra de la moción y dos legisladores del CDU se abstuvieron. Entre dos y cinco miembros de su socio de coalición Partido Libre Demócrata podrían votar también en contra, y hasta seis abstenerse. Eso le daría a Merkel una mayoría muy estrecha de sus propios socios de coalición.

Merkel tenía previsto reunirse el martes por la noche con el primer ministro griego, Giorgios Papandreu, después de que éste prometiera a los industriales alemanes que Grecia cumplirá sus compromisos contemplados en el rescate de la UE y el FMI, pese a haber incumplido sus objetivos fiscales clave hasta ahora.

“Puedo garantizar que Grecia cumplirá todos sus compromisos”, afirmó Papandreu.

A su vez, la canciller alemana dijo en el mismo acto: “Desde el lado alemán ofreceremos toda la ayuda deseada para que Grecia pueda recuperar la confianza”.

Sin embargo, algunos de sus ministros han puesto en duda de forma pública la capacidad del país mediterráneo por evitar la suspensión de pagos y mantenerse en la eurozona.

DAÑOS

Por su parte, el Parlamento griego tenía previsto votar más tarde el martes un impopular nuevo impuesto a la propiedad, una de las medidas extra de austeridad que el Gobierno está apresurando para cubrir un agujero presupuestario descubierto este mes por los inspectores del FMI y la UE.

Los griegos de a pie, exasperados por recortes de sueldo y pensiones, el desempleo masivo y las subidas de impuestos, celebraron más huelgas y manifestaciones frente al parlamento el martes.

Los asesores alemanes y franceses instaron en un artículo conjunto el martes a que Grecia sea autorizada a descontar en torno al 50 por ciento de su deuda y pidieron apoyo para los bancos con grandes inversiones en Grecia.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below