3 de agosto de 2011 / 19:33 / en 6 años

RESUMEN-La UE admite que se duda de su capacidad ante la crisis

Por Jan Strupczewski y James Mackenzie

BRUSELAS/ROMA, 3 ago (Reuters) - La Unión Europea reconoció el miércoles que los inversores dudan de la capacidad de la zona euro para superar su crisis de deuda y el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, pidió que se tomen más medidas para anticipar los ataques del mercado.

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, dijo que el aumento en los rendimientos de los bonos italianos y españoles a máximos de 14 años se debe a un profundo temor, pero señaló que el movimiento no refleja el verdadero estado de la tercera y cuarta mayores economías de la unión monetaria.

“Las tensiones en el mercado de bonos reflejan una creciente preocupación entre los inversores sobre la capacidad sistemática de la zona euro para responder a la crisis en evolución”, indicó Barroso en un comunicado.

También exhortó a los estados miembros a acelerar la aprobación parlamentaria de las medidas para combatir la crisis, acordadas en una cumbre el 21 de julio. Este plan buscaba detener el contagio desde Grecia, Irlanda y Portugal, que ya recibieron rescates de la UE y el FMI, a economías más grandes de la alianza.

Pero ni él ni el comisario de Asunto Monetarios Europeos, Olli Rehn, ofrecieron medidas inmediatas para controlar la crisis, que ha vuelto con toda su fuerza menos de dos semanas después de la reunión de emergencia de julio.

Italia ha cargado esta semana con la mayor parte de una ola de ventas desatada por la crisis y por los temores de una desaceleración económica global.

“Nuestro país tiene un sistema político sólido (...) tenemos fundamentos económicos sólidos. Nuestros bancos tienen liquidez, solvencia y han pasado fácilmente las pruebas de tensión europeas”, indicó Berlusconi al Parlamento.

Últimamente, el primer ministro había permanecido en silencio sobre las turbulencias financieras, más preocupado por defenderse en una serie de juicios en su contra.

“Los mercados no reflejaron, y todavía no reflejan, la importancia de las intervenciones (europeas) que se han realizado. Por lo que es esencial dar certidumbre a los mercados”, declaró.

El ministro de Economía, Giulio Tremonti, se reunió con el líder de los ministros de Finanzas de la zona euro, Jean-Claude Juncker, durante dos horas en Luxemburgo, pero ninguno se refirió a los temas tratados. Tremonti también conversó con Rehn.

Una portavoz de la Comisión Europea dijo que no se había discutido un rescate para Italia, que colapsaría los actuales fondos de rescate del bloque.

Las perturbaciones en el mercado alertaron a algunos países del continente, pese a una aparente indiferencia en la mayor economía del bloque: Alemania.

“Los rendimientos de los bonos españoles e italianos han subido a nuevos máximos históricos. Esto es algo muy alarmante. Toda Europa está en una situación muy peligrosa”, afirmó el primer ministro de Finlandia, Jyrki Katainen a la emisora pública YLE.

Dado que muchas autoridades están de vacaciones por el verano europeo, parece haber pocas posibilidades de que se anuncien medidas inmediatas, aunque los gobiernos de la zona euro están en contacto telefónico sobre la situación.

El ministro de Economía alemán, Philipp Roesler, dijo que la situación de Italia y España no se había tratado durante la reunión semanal de gabinete celebrada el miércoles, que fue presidida por él ante la ausencia por vacaciones de la canciller, Angela Merkel.

Un portavoz gubernamental alemán dijo que Berlín no ve razones para alarmarse por la liquidación de acciones y bonos italianos, agregando que se centra en aplicar las decisiones de la última reunión de la zona euro.

En un fuerte contraste, el primer ministro español, José Luis Rodríguez Zapatero, retrasó sus vacaciones y celebró una reunión sobre la crisis con sus ministros antes de una crucial subasta de bonos el jueves.

El fondo de rescate de la zona euro no puede utilizar sus nuevos poderes otorgados en la cumbre del mes pasado para comprar bonos en el mercado secundario ni darle líneas precautorias de crédito a los Estados, hasta que las medidas sean aprobadas por los Parlamentos nacionales desde fines de septiembre en adelante.

El Banco Central Europeo podría reactivar su programa de compra de bonos, que contuvo temporalmente a los mercados el año pasado pero no ha sido utilizado durante más de cuatro meses.

Datos semanales publicados el lunes arrojaron que hasta el momento ha evitado ocuparlo pese a los rumores contrarios de la semana pasada.

Italia y España podrían ofrecer nuevas medidas de austeridad, pero Roma acaba de aprobar ahorros por 48.000 millones de euros y en Madrid el Gobierno acaba de adelantar las elecciones generales al 20 de noviembre.

Los rendimientos de los bonos españoles e italianos se mantenían en 6,27 y 6,10 por ciento, respectivamente. La brecha entre ambos se ha estrechado, conforme Italia desplaza a España como la principal preocupación de los inversores.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below