18 de julio de 2011 / 14:38 / hace 6 años

ANÁLISIS- Banca española necesitará mayor recapitalización

* Necesidades de capital identificadas en stress tests se

quedan cortas, analistas las elevan a más de 40.000 mlns

* Estimaciones de EBA no asumen todo el riesgo de deterioro

del sector inmobiliario

* Analistas consideran que pruebas no son creíbles, sobre

todo en materia de riesgos de liquidez y deuda soberana

* Crisis griega sigue siendo el factor que más pesa sobre el

sector

Por Tomás González y Carlos Ruano

MADRID, 18 jul (Reuters) - Las necesidades adicionales de recapitalización del sistema bancario español son mucho mayores que las identificadas por las recientes pruebas de estrés realizadas, según indicaron analistas, que señalan que el sector inmobiliario dará más problemas que los asumidos en los tests.

La Autoridad Bancaria Europea (EBA) estimó en algo más de 1.500 millones de euros el déficit de capital de la banca española para afrontar con comodidad un agravamiento de la crisis, pero redujo a cero los requisitos al considerar medidas atenuantes adicionales como provisiones anticíclicas y convertibles excluidas de la simulación central. [ID:nLDE76E1C2]

“Somos escépticos sobre el déficit de capital estimado, ya que en nuestro escenario base nosotros ya estimamos unas necesidades de 49.000 millones de euros sólo para las cajas (ya incluimos aquí unos 15.000 millones del FROB)”, dijo Bernstein Research en una nota.

Los analistas de Unicredit, que cuestionan el rigor de los escenarios aplicados en las pruebas, hacen especial hincapié en que la provisión contemplada en la exposición inmobiliaria puede ser escasa.

“No creemos que aplicar unas provisiones del 20 por ciento para las carteras inmobiliarias y constructoras en el escenario adverso sea suficientemente estricto”, señalaron.

“Si elevamos las provisiones al 40 por ciento, calculamos que el sistema bancario español necesitaría 43.000 millones de capital para que los bancos tengan un 7 por ciento de capital, recayendo la mayor parte en las cajas con 36.000 millones”.

Los analistas del banco italiano indican que, asumiendo unos descuentos sobre los activos similares a los que se aplicaron en la recapitalización pública de la banca irlandesa, el importe de recapitalización adicional en España ascendería a 77.000 millones de euros (62.000 millones en las cajas).

^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^

*** Para ver datos desglosados de los resultados para las entidades españolas, haga click en [ID:nLDE76D13R]

*** Para ver DATOS CLAVE con las entidades que participaron en los testes de estrés y los escenarios contemplados, haga click en [ID:nLDE76E0RI]

*** Para ver DATOS CLAVE con la metodología y las especificidades para la banca española en las pruebas, haga doble click en [ID:nLDE76E10J] ^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^

Pero la cuestión más criticada a nivel internacional es el supuesto optimismo del escenario adverso de las pruebas teniendo en cuenta las pérdidas asociadas a las carteras soberanas en un escenario de enorme tensión con respecto a la deuda en determinados países y con la financiación griega todavía en el aire.

La elevada exposición de las entidades españolas a la deuda pública nacional, cifrada por Unicredit en unos 154.000 millones de euros, es muy superior a la de otros países periféricos y otro de los aspectos más destacados entre los analistas.

Exane BNP Paribas afirma que las pruebas no “han afrontado plenamente temas importantes como la exposición a la deuda soberana”, mientras Royal Bank of Scotland considera que “las pérdidas aplicadas a las carteras de deuda soberana son muy pequeñas”.

“No decimos que Italia y/o España vayan necesariamente a suspender pagos de deuda pública, pero estamos convencidos de que el objetivo de un test de estrés es restaurar la confianza de los inversores en el sistema financiera cuantificando el efecto a un acontecimiento de baja probabilidad pero verosímil”, explicó el banco escocés.

Estos analistas también consideran un factor adicional de preocupación el hecho de que los costes de financiación de algunos estados como Italia o España superen ya las asunciones de EBA.

Para Bernstein Research, que asegura que las carteras bancarias no muestran la exposión a la deuda soberana, las pruebas no contemplan una suspensioón de pagos de Grecia que ellos consideran “inevitable, aunque sea ordenada”.

La cotización de los bancos europeos alcanzaba mínimos de 26 meses tras la publicación de las pruebas, con una caída del 1,86 por ciento en el índice paneuropeo del sector .SX7P.

Con coincidencia a la hora de afirmar que los requisitos de capital de máxima categoría del cinco por ciento de sus activos ponderados por riesgo pueden ser considerados escasos, en Europa analistas estiman que las necesidades de capital de las entidades podrían ser de hasta 80.000 millones de euros, 30 veces por encima de lo estimado en las pruebas. [ID:nMAE76F08G]

“No hay la más mínima duda que por Basilea III (nueva regulación del sistema bancario que se introducirá gradualmente en los próximos ejercicios) en los mercados van a exigir más capital que ese 5 por ciento”, dijo en rueda de prensa Luis de Guindos, responsable de la división financiera de la consultora PWC.

El que fuera secretario de Estado de Economía bajo el gobierno del PP dijo que el problema real al que se enfrentan los bancos es la crisis de deuda y el escaso margen de maniobra que le queda a las instituciones y gobiernos para afrontar la desaceleración de la economía mundial que se está produciendo.

“Esas serán la verdaderas pruebas de esfuerzo a las que se tiene que enfrentar la banca española en los próximos meses”, dijo.

En un contexto en el que, pese a los requisitos considerados laxos, cinco entidades españolas suspendieron las pruebas, un analista de una sociedad de valores que opera en España, estimó que el país ha perdido “una oportunidad para utilizar los tests de estrés como catalizador para promover una segunda oleada de recapitalizaciones, especialmente teniendo en cuenta que el posible aumento (de capital) habría sido gestionable (entre 40.000 y 50.000 millones de euros, sólo un 4-5 por ciento del PIB)”.

“La concentración sectorial parece la única solución para afrontar el necesario saneamiento de los balances y la reducción del exceso de capacidad”, dijo.

Información de Tomás González; Editado por Jesús Aguado

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below