30 de junio de 2011 / 11:40 / hace 6 años

RESUMEN- Indicadores siguen apuntando a débil demanda en España

* Tasa ahorro, inflación y balanza de pagos continúan

apuntando a debilidad de demanda española

* Analistas no prevén mejora significativa en demanda

* Sector exterior salvará a España de nueva recesión

Por Manuel María Ruiz

MADRID, 30 jun (Reuters) - Distintos indicadores divulgados el jueves confirmaron que la economía española continúa firmemente anclada en la atonía económica, con una persistente debilidad de la demanda, dijeron analistas.

Al modesto descenso de la tasa de ahorro de los hogares en el primer trimestre el año, se unió una caída superior a la esperada de la inflación en junio y una balanza por cuenta corriente que sigue ofreciendo síntomas de un mayor equilibrio, pero a costa del débil pulso de la demamda doméstica.

“Los datos del primer trimestre ya reflejaron que la demanda interna estaba floja y el segundo trimestre del año parece que apunta a un estancamiento de la economía española”, dijo Nicolás López, director de análisis de M&G valoers.

De hecho, las moderadas tasas de crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) español del primer triemstre del año procedieron exclusivamente del sector exterior ya que la demanda nacional registró una caída interanual del 0,6 por ciento.

En su último informe sobre la economía española, el Banco de España también constató la atonía del consumo doméstico, con los datos disponibles entre los meses de abril y junio de este año.

Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), la tasa de ahorro de las familias españolas bajó hasta el 4,4 por ciento de la renta disponible frente al 8,1 por ciento del último trimestre del año pasado.

Según José Manuel Amor, socio de Analistas Financieros Internacionales, la cifra arrojada por esta estadística es coherente con el nivel de la renta disponible y, en la medida que no se espera una mejora sustantiva de ésta, tampoco cabe esperar un avance significativo del gasto de las familas.

Además, la balanza por cuenta corriente española mostró una visible caída en abril, un 33,5 por ciento interanual, que expertos también atribuyeron genéricamente a la falta de tono de inversión y del consumo interno.

Según el Banco de España, mientras las exprotaciones se incrementaron en abril un 18,6 por ciento interanual, las importaciones sólo aumentaron un 8,9 por ciento, muy por debajo de las tasas registradas cuando la economía crecía a tasas superiores al 3,0 por ciento, poco antes de que en 2008 entrara en una profunda recesisón que duró siete trimestres.

INFLACIÓN TAMBIÉN A LA BAJA

También la evolución de la inflación en España manifiesta la debilidad de la demanda doméstica.

En base a datos preliminares, la Oficina española de Estadística dijo el jueves que la tasa interanual de la inflación armonizada cayó cuatro décimas hasta el 3,0 por ciento lo que contrastó con un sondeo compilado por Reuters que había apuntado a una tasa sin cambios al 3,4 por ciento.ECONES

“Si no hay sorpresas por parte de los precios energéticos y de los alimentos nosotros esperamos que la inflación a finales del año va a rondar el 2,0/2,2 por ciento”, añadió José Manuel Amor, para quien la inflación subyacente - la que elimina los componentes más volátiles de los precios - no recoge factores de tensión, abundando en la falta de pulso del consumo interno.

La inflación subyacente se mantuvo en mayo a una tasa interanual del 2,1 por ciento.

Información de Manuel María Ruiz; Editado por Tomás González Cobos

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below