January 16, 2020 / 12:21 PM / 7 months ago

El banco central turco aplica un comedido recorte de tipos de interés de 75 pb

ESTAMBUL, 16 ene (Reuters) - El Banco Central de Turquía rebajó el jueves el tipo de interés de referencia en 75 puntos básicos (pb) hasta el 11,25%, una decisión esperada y la más moderada desde que comenzó a relajar su política monetaria el pasado julio, lo que sugiere que el programa de estímulos se va reduciendo a medida que la economía se recupera de la recesión.

El banco central dijo que la inflación disminuiría ligeramente en 2020 por lo que recortó el tipo repo a una semana desde el nivel del 12% en el que se encontraba.

El quinto recorte consecutivo de los tipos de interés en Turquía llevó a los tipos reales a un terreno negativo para depósitos domésticos en liras, ya que la principal medida de inflación interanual subió hasta el 11,84% en diciembre.

La mediana de una encuesta de Reuters apuntaba a un rebaja de 50 puntos básicos, ya que un grupo de economistas que apostaba por un recorte de 100 puntos y otro por un mantenimiento del precio del dinero por la fortaleza de la inflación y la debilidad de la lira hacia finales de 2019.

En un comunicado, el banco calificó el recorte de “comedido” y dijo que la inflación se dirige “en general en línea” hacia su pronóstico anterior del 8,2% para finales del año. “La actual postura de política monetaria sigue siendo consistente con la senda de desinflación proyectada”, dijo.

La lira turca se fortaleció en un primer momento tras el anuncio hasta 5,8600 frente al dólar, desde 5,8775 anteriormente.

La inflación ha bajado de un máximo de más del 25% a raíz de la crisis monetaria de 2018 que depreció la lira turca en casi un 30%. La breve pero aguda recesión que ocurrió después hizo que el crecimiento económico casi desapareciera en 2019.

El banco central respondió a la crisis aumentando su tipo de interés de referencia hasta el 24%, donde había permanecido hasta julio del año pasado.

Mientras reducía agresivamente las tasas en la segunda mitad de 2019, el gobernador del Banco Central Murat Uysal dijo que la política monetaria estaba ligada a una tasa de rentabilidad real “razonable”. El tipo real permanece en territorio positivo si se compara con las proyecciones de inflación.

El presidente turco Tayyip Erdogan, un autoproclamado “enemigo” de los tipos de interés, despidió al predecesor de Uysal por no seguir sus instrucciones. El mandatario sostiene que los altos tipos atizan la inflación, en contra de la teoría monetaria, y ha dicho que caerán en Turquía a un solo dígito en 2020.

El Gobierno tiene un objetivo de crecimiento del 5% este año, después de una recesión en la que la economía se contrajo anualmente durante tres trimestres consecutivos hasta mediados de 2019. (Información de Ali Kucukgocmen, Nevzat Devranoglu, Ezgi Erkoyun y Daren Butler; escrito por Jonathan Spicer; traducido por Jose Elías Rodríguez en la redacción de Madrid)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below