June 20, 2018 / 4:36 PM / 3 months ago

Francia recorta subsidios en controvertidos proyectos eólicos marinos

PARÍS, 20 jun (Reuters) - El Gobierno francés aprobó el miércoles con mucho retraso seis proyectos eólicos en alta mar pero recortó abruptamente las ayudas.

En 2012-14, Francia había concedido en concurso los seis proyectos a eléctricas francesas y extranjeras con contratos para vender electricidad a tarifas elevadas garantizadas por el gobierno de unos 200 euros por megavatios (MW) durante 20 años.

Pero la oposición pública a los parques eólicos marinos ha retrasado durante mucho tiempo los proyectos y desde entonces los precios internacionales de la electricidad marina han caído a más de la mitad.

El regulador francés CRE ha dicho que los proyectos eran demasiado costosos, y que las ayudas previstas ascendían a casi 41.000 millones de euros.

“Impulsaremos la energía renovable de manera más rápida y menos costosa: los proyectos se confirman, sus ayudas públicas se reducen en un 40 por ciento”, dijo el presidente francés, Emmanuel Macron, en Twitter, confirmando los tuits anteriores de dos ejecutivos del sector energético.

El ministro de Medio Ambiente, Nicolas Hulot, también dijo en Twitter que las tarifas de los proyectos se reducirían a alrededor de 150 euros por MW desde 200 MW.

En marzo, el Gobierno propuso renegociar y posiblemente cancelar los proyectos, que son para una combinación de 3.000 megavatios eólicos en alta mar en seis sitios en la costa oeste de Francia.

En 2012, dos consorcios, uno liderado por la empresa estatal francesa EDF y otro por la empresa española Iberdrola , ganaron licitaciones por una capacidad combinada de 2.000 MW, lo que representa una inversión de aproximadamente 7.000 millones de euros. En 2014, un consorcio liderado por Engie ganó una licitación de 1.000 MW, por valor de unos 4.000 millones de euros.

La industria de la energía renovable ha sido muy crítica con el gobierno por incumplir los contratos, diciendo que no tienen la culpa de los retrasos.

Cuando Francia adjudicó las licitaciones a unos precios relativamente altos incluso para entonces, quería que las firmas estatales Areva y Alstom suministrasen aerogeneradores de diseño francés para los proyectos y así lanzar una industria eólica marina francesa para competir con la danesa Vestas y la alemana Siemens.

Pero desde entonces, las divisiones de turbinas eólicas de ambas empresas francesas han sido compradas por compañías extranjeras: Siemens Gamesa compró la de Areva y GE la de Alstom, por lo que Francia ha tenido que abandonar su sueño de desarrollar una industria eólica marina francesa.

GE dijo en un comunicado que celebraba la decisión del Gobierno de seguir adelante con los proyectos, que, según dijo, crearían empleos y un crecimiento económico. (Información de Brian Love Escrito por Geert De Clercq Traducido por Emma Pinedo)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below