16 de abril de 2014 / 10:59 / hace 4 años

Plan de BCE podría impulsar cotización de empresas europeas más débiles

* Compra de bonos corporativos por BCE suavizaría coste financiación

* Compañías endeudadas con bajos márgenes serán las más beneficiadas

* Bancos españoles e italianos se perfilan como ganadores

* Mejores condiciones de crédito ayudarán a pequeñas cotizadas

* Exportadoras tomarán impulso con una debilidad del euro

Por Francesco Canepa

LONDRES, 16 abr (Reuters) - Las acciones de algunas de las empresas menos rentables y más endeudadas de Europa podrían cotizar por encima de la media en los próximos meses si el Banco Central Europeo comienza a comprar bonos corporativos para combatir la amenaza de la deflación.

El BCE ha abierto la compra a títulos respaldados por activos como la deuda corporativa garantizada con el fin de revitalizar la actividad económica de la zona euro, una medida que podría dar un nuevo ímpetu al repunte del 20 por ciento que la renta variable europea registra desde el pasado junio.

La compra de deuda corporativa rebajaría los costes de financiación en mercados en los que aún son elevados, como el sur de Europa, aliviando a las empresas que luchan contra montañas de deuda y márgenes exiguos, como los bancos italianos y españoles y el fabricante de coches francés Peugeot .

“Las compañías que tienden a beneficiarse de la QE (siglas inglesas para el término expansión cuantitativa) son aquellas con niveles muy bajos de beneficios y un alto apalancamiento financiero porque, al final, la QE estimula el crecimiento”, dijo Francesco Curto, estratega de Deutsche Bank.

Este experto recomienda un seguimiento de empresas que cotizan a precios bajos respecto al valor en libros de sus activos -una señal de que el mercado apuesta por una caída estructural de sus beneficios- y que además tienen un endeudamiento elevado, márgenes anémicos y exposición a la economía europea.

De las 17 compañías del STOXX Europe 600 que cotizan por debajo del valor en libros, tienen más deuda que recursos propios y convierten menos del 15 por ciento de sus venas en beneficio antes de impuestos, ocho son bancos italianos y tres bancos españoles, según datos de Thomson Reuters StarMine.

Entre ellos figuran el primer y tercer banco de Italia, UniCredit y Monte Paschi, y el español Banco Popular.

Otras son empresas no financieras que combaten contra endeudamientos netos que superan en dos o tres veces sus fondos propios, como la operadora italiana Telecom Italia y la francesa Peugeot.

EMPUJÓN A PEQUEÑAS COTIZADAS Y EXPORTADORAS

Las empresas de pequeña capitalización probablemente también resulten beneficiadas por su mayor dependencia de la financiación bancaria en comparación con los valores de gran capitalización.

La compra de bonos corporativos por el BCE “sería muy positiva para los (valores) cíclicos domésticos y probablemente para los de pequeña capitalización porque deberían beneficiarse de un mejor entorno de financiación”, dijo Emmanuel Cau, estratega de renta variable europea de JP Morgan.

Entre los títulos que JP Morgan recomienda tomar para ganar exposición en la recuperación de la zona euro se encuentra la concesionaria de autopistas Atlantia, la aerolínea de bajo coste Ryanair, el banco español Caixabank y los grupos de medios Mediaset y Atresmedia. Estas empresas prácticamente generan todos sus ingresos en Europa occidental.

Aunque las acciones domésticas probablemente liderarán un eventual rebote de las bolsas europeas inspirado en medidas no convencionales del BCE, las compañías exportadoras también resultarían beneficiarias en el largo plazo si el euro se deprecia frente al dólar.

“Lo que miraremos y probablemente para tomar posiciones largas ... son índice y compañías que generen muchos ingresos en dólares o fuera de la zona euro”, dijo Arran Lamont, estratega de renta variable en Citi.

Con cerca de una cuarta parte de sus ventas procedentes de Norteamérica, el DAX alemán es el índice de la zona euro con la mayor exposición a la fortaleza del dólar.

El DAX se ha quedado un 25 por ciento rezagado dentro de los “blue chips” de la zona euro en los últimos nueve meses. Pero “si el euro cayese, algo que al BCE posiblemente le gustaría conseguir, ayudaría al DAX y a los exportadores mundiales”, dijo Cau de JP Morgan. (Información adicional de Vikram Subhedar, editado por Ruth Pitchford)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below