2 de enero de 2014 / 6:23 / en 4 años

RESUMEN-Consorcio de Sacyr amenaza con suspender obras Canal Panamá

* Consorcio da menos de un mes a Panamá para resolver disputa

* Empresas piden 1.600 mlns dlrs más por sobrecostes

* Acción Sacyr cierra con caída del 8,95 por ciento en Madrid

* Presidente Panamá espera ampliación Canal siga términos negociados

* Sacyr ganó contrato con oferta inferior en más de $1.000 mln a competidores (Agrega reacción consorcio Sacyr posterior a reacción presidente Panamá)

Por Jose Elías Rodríguez y Elida Moreno

MADRID/CIUDAD DE PANAMÁ, 2 ene (Reuters) - La amenaza de un grupo de empresas de paralizar la ampliación del Canal de Panamá penalizó el jueves en bolsa a la española Sacyr, líder de un proyecto que enfrenta unos sobrecostes de 1.600 millones de dólares que son ahora motivo de discordia con las autoridades del país centroamericano.

Desde Panamá, su presidente, Ricardo Martinelli, presionó a las compañías implicadas en la ampliación del Canal de Panamá para que sus obras de ampliación continuaran bajo los términos en que fue negociada

“Espero que la obra continúe, porque se están haciendo muchas inversiones a nivel mundial en barcos y puertos, y es una gran irresponsabilidad de unas empresas que, por otros motivos y por cuestiones financieras propias en otros lugares, que esto venga a perjudicar el canal de Panamá”, dijo el presidente.

El consorcio liderado por Sacyr dijo posteriormente que su intención era “encontrar una solución dentro del contrato ya que hay mecanismos que lo hacen posible”.

El consorcio, participado también por la italiana Impregilo , la belga Jan De Nul y la panameña Constructora Urbana había manifestado el miércoles que la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) tiene 21 días para cumplir con los requerimientos del consorcio, período en el que “los trabajos continuarán con normalidad”.

“Ante la falta de respuesta por parte de la ACP y del seguimiento de las conversaciones iniciadas, Grupo Unidos por el Canal (GUPC) ha enviado a la Autoridad del Canal de Panamá la nota de preaviso de suspensión de los trabajos (...) para la construcción del tercer juego de esclusas”, dijo el consorcio en un comunicado en el primer día de 2014.

El consorcio lamentó el miércoles que la autoridad adjudicataria no hubiera atendido a sus peticiones de reunión para resolver “los grandes problemas financieros” que están afectando a un proyecto que permitirá el paso de barcos de mayor tamaño.

“Por todo ello, GUPC reitera que no puede continuar una obra en la que se proyecta 1.600 millones de dólares en sobre costos, que son responsabilidad del empleador, siempre bajo el contrato y las Leyes Panameñas y a pesar de que GUPC ha remitido diferentes propuestas específicas, ACP ha rehusado discutirlas hasta la fecha”.

La ACP rechazó los argumentos del consorcio. “No importa qué tipo de presión se haga (...) nosotros mantenemos nuestra exigencia de que Grupo Unidos por el Canal respete el contrato que ellos mismos aceptaron y firmaron”, dijo en un comunicado.

“La ACP confía también en que el contratista tenga la capacidad para cumplir los compromisos pactados. De no ser así, la ACP pondrá en acción los mecanismos del contrato que le permiten completar la obra”, agregó.

El contrato establece que cualquier reclamación sea atendida en primera instancia por la propia ACP, en segunda instancia por el organismo resolución de conflictos DBA (Dispute Adjudication Board) y en tercera por un organismo internacional de arbitraje.

SACYR GANÓ EL CONTRATO CON OFERTA MUY BAJA

El consorcio de Sacyr e Impregilo se adjudicó en julio de 2009 por un importe de 3.120 millones de dólares el plan de expansión de esta vía interoceánica. Este importe fue considerablemente más bajo que los ofertados por otros dos consorcios y se situó también por debajo de la referencia de 3.841 millones que se había fijado las autoridades del canal.

Un consorcio integrado por las también españolas Acciona , FCC y ACS ofreció 5.548 millones de dólares, mientras que otro liderado por la estadounidense Betchel pujó con una oferta algo más ajustada, pero 1.000 millones por encima de la de Sacyr.

El contrato ahora bajo amenaza, cuyas obras en principio iban a concluir en 2014 y contemplaban la construcción de esclusas y cuencas colectoras de agua, se enmarcaba en un proyecto de ampliación global de 5.250 millones de dólares para un canal por el que pasa un 5 por ciento del comercio mundial.

ACCIONES DE SACYR SUFREN DESCALABRO

Tras un desplome superior al 18 por ciento en la apertura de la bolsa española, los títulos de la constructora suavizaron su caída hasta cerrar la sesión con un descenso del 8,95 por ciento, perdiendo unos 150 millones de euros de capitalización respecto a la última sesión.

En la primera sesión bursátil tras conseguir el contrato en julio de 2009, Sacyr, con un valor de mercado entonces considerablemente mayor, subió un 12 por ciento.

Analistas de Sabadell dijeron en una nota para clientes que las noticias no son buenas para Sacyr ni para la imagen de la división de construcción, aunque no considera que tenga un impacto significativo en las cuentas de Sacyr.

Según datos de Thomson Reuters, la construcción aportaba más de la mitad de los ingresos de Sacyr en 2012, con Panamá representando el 9 por ciento. (Información adicional de Sarah White en Madrid; edición de Inmaculada Sanz, Andrés González y Jesús Aguado)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below