5 de octubre de 2012 / 16:53 / hace 5 años

Bancos sanos España, probables mayores inversores en banco malo

* Tres grandes bancos serán probablemente los mayores inversores

* Se negocia que inviertan hasta 700 mln euros cada uno - fuente

Por Sonya Dowsett y Jesús Aguado

MADRID, 5 oct (Reuters) - Los grandes bancos españoles Santander, BBVA y CaixaBank probablemente se convertirán en los mayores inversores en el banco malo, mientras los inversores extranjeros se mantienen alejados, dijeron el viernes fuentes bancarias.

La creación del banco malo es una condición para que Madrid reciba hasta 100.000 millones de euros en ayuda europea para apuntalar su maltrecho sector bancario y depende de los inversores privados que no compute como deuda pública.

España, el último foco de atención en la crisis de deuda de la zona euro, también se aproxima a una petición de ayuda para manejar sus deudas.

Una fuente con conocimiento de las negociaciones sobre el banco malo dijo que los tres grandes bancos negocian con el Gobierno sobre invertir entre 600 y 700 millones de euros, pero añadió que las sumas finales todavía necesitarían perfilarse.

“Se está en negociaciones para que cada uno de los tres grandes bancos aporte entre 600 y 700 millones de euros a la parte que se corresponde con los recursos propios del banco malo”, dijo la fuente con conocimiento de las negociaciones.

Un banquero español que no quiso confirmar que las negociaciones estaban teniendo lugar, pero dijo que la participación de los principales bancos españoles era la única esperanza para que el Gobierno atraiga a inversores privados.

“Si va a haber inversores privados será por esa vía, no hay otra”, dijo, añadiendo que los precios que estudian los fondos - alrededor de un 10 por ciento del valor en libros - era demasiado bajo.

Santander, BBVA y Caixabank rechazaron hacer comentarios. El Ministerio de Economía y el Banco de España también rechazaron hacer comentarios. BBVA dijo en septiembre que estaba abierto a participar con la entrega de activos al banco malo.

Otras fuentes bancarias dijeron que los bancos sanos querrán participar en el banco malo para limitar la depreciación de sus propios activos inmobiliarios.

Cualquier descuento de envergadura que se aplique a los activos para atraer a inversores extranjeros bajará los precios en el sector inmobiliario, creando nuevos quebrantos en los balances de los bancos.

“Si pones un precio agresivo a los activos para atraer a los inversores extranjeros verás un efecto dominó instantáneo en los activos de los bancos sanos. Obviamente, los bancos fuertes no quieren que esto suceda”, dijo un banquero en Madrid.

Las entidades probablemente tomen parte del banco malo depositando parte de sus activos inmobiliarios a cambio de una participación en la sociedad, dijo el banquero.

“Estarán más interesados en poner activos a cambio de una participación que a cambio de dinero”, dijo. “Ése es el juego, ponen activos al mismo valor que el resto de los bancos y a cambio toman una participación en el banco malo”, añadió.

RIESGO DE CONTAGIO

El tamaño del banco malo y el precio al que se transferirán los activos todavía no se ha decidido, pero la entidad tendrá un tramo de “equity” de en torno a un 10 por ciento suscrito por el FROB e inversores privados, según el ministro de Economía.

Debido a que el banco malo no computará como deuda pública si el Estado posee menos de la mitad, España quiere que los inversores privados alcancen el 55 por ciento del capital de la entidad.

Suponiendo un tamaño de 50.000 millones de euros, Santander, BBVA y Caixabank tendrían que invertir 9.000 millones cada uno si sólo invierten ellos, dijo Mediabanca en una nota el viernes, añadiendo que sería un movimiento arriesgado para todo el sistema financiero del país.

“Vemos negativa una gran carga del banco malo en las grandes entidades, poniendo en riesgo que vuelva el contagio entre bancos y Estado”, dijo Mediobanca en la nota.

Una participación mayoritaría de estos bancos en el banco malo también continuaría con la tendencia de que los bancos sanos españoles apoyen al Estado.

Los bancos españoles no sólo siguen comprando deuda española, sino que han participado en operaciones como la salida a bolsa de la posteriormente nacionalizada Bankia.

Pero este respaldo no es unánime. El presidente de Kutxabank dijo el viernes que era “impensable” que los inversores privados tomasen una participación a corto plazo. (Editado por Julien Toyer, traducido por Rodrigo de Miguel)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below