13 de julio de 2012 / 12:18 / en 5 años

ACS, a merced de la bolsa y los acreedores

* Caída de acciones de Iberdrola aviva necesidad de renegociar garantías

* ACS podría vender más acciones de Iberdrola cuando el mercado se recupere

* Fusión total con Hochtief es posible tras poner casa en orden

Por Tracy Rucinski

MADRID, 13 jul (Reuters) - Los alivios temporales logrados con relación a la deuda de ACS podrían resultar efímeros ante la nueva caída de la bolsa, que alienta la necesidad de buscar nuevas condiciones para sus préstamos con el fin de evitar nuevas ventas de acciones de Iberdrola a pérdida.

ACS, uno de los mayores grupos de construcción y servicios del mundo, ha vendido en el segundo trimestre un 3,7 por ciento de su participación apalancada en el grupo de energía Iberdrola, una participación en la concesionaria Abertis, y activos de transmisión en Brasil con el fin de aliviar la carga con sus acreedores.

El grupo logró este año refinanciar créditos hasta 2015 y además ha logrado cobrar 1.100 millones de deuda de los ayuntamientos españoles gracias al plan de proveedores puesto en marcha por el Gobierno.

Las acciones de Iberdrola cayeron un 5,8 por ciento a 3,146 euros el jueves, acercándose peligrosamente a un nivel que podría desatar ejecuciones de las acciones pignorada que ACS tiene en Iberdrola si no aporta nuevas garantías.

“La venta de participaciones en Iberdrola y Abertis y el dinero que han recibido de los ayuntamientos ha dado mucho respiro a la caja. Tienen suficiente caja para aguantar caídas muy fuertes en Iberdrola, pero estarán intentando cambiar las condiciones de la financiación para poner otro tipo de garantía que no sea caja”, dijo Juan Carlos Calvo, analista de Espirito Santo Investment Bank.

La rentabilidad de la deuda y la renta variable española sigue bajo una enorme presión ante el acoso de los mercados por la crisis de deuda y la grave recesión, lo que pone a las empresas que se nutrieron de los préstamos baratos en los años de la burbuja inmobiliaria a merced de los acreedores.

ACS comenzó a acumular acciones en Iberdrola en el pico del boom de construcción en 2006, con la intención de diversificar su negocio entrando en otros sectores como el energético.

Ahora el grupo debe 4.000 millones de euros por el crédito con el que compró las acciones de Iberdrola. Su participación actual es de un 14,85 por ciento del grupo de energía, valorado en el mercado en 2.900 millones. Los analistas estiman que por cada euro que cae la acción de Iberdrola, ACS tiene que proporcionar nuevas garantías en efectivo por unos 600 millones de euros.

ACS acordó en abril pagar a Natixis unos costes más altos de financiación a cambio de cancelar el derecho que tenía la entidad financiera para tomar un 4,65 por ciento en Iberdrola. Los analistas indican que es probable que esté buscando acuerdos similares con otros acreedores.

Si la situación económica de España empeora y ACS no logra negociar una opción que no implique efectivo para sus préstamos, podría verse forzada a vender pequeños paquetes de Iberdrola.

ACS no quiso realizar comentarios al respecto.

Banco Sabadell dijo que una vez que se recuperen las acciones de Iberdrola, ACS podría rebajar su participación hasta el 10 por ciento, máximo porcentaje con el que puede votar en las juntas de accionistas de la eléctrica debido a las limitaciones en los derechos de voto.

“ACS saldrá de Iberdrola. Pero no tendría sentido a estos precios”, dijo Banco Sabadell en una nota a clientes. “La mejor salida sería la entrada de un accionista, pero esto no ocurrirá hasta que no haya una regulación definitiva para el sector eléctrico y se resuelva el tema de la deuda soberana”.

Se espera que el Ejecutivo anuncie este viernes los detalles de las medidas con las que pretende afrontar el déficit de tarifa eléctrica, que incluirá un impuesto a la generación eléctrica.

DE VUELTA A LA CONSTRUCCIÓN

Durante años, el presidente de la constructora, Florentino Pérez, que también dirige el Real Madrid, gestionó ACS más como un holding que como una constructora, con una parte importante de sus beneficios gracias a los dividendos que generaban sus participaciones en Abertis e Iberdrola.

Sin embargo, tras su apalancada incursión en el sector energética, la empresa tiene pocas opciones salvo seguir adelante con la venta de activos no estratégicos.

ACS aspira a unas desinversiones de 3.000 millones de euros en 2012 por la venta de activos en energía renovable y autopistas, plantas desalinizadoras y lo que le queda de participación en Clece. Aunque algunas ventas han resultado de difícil ejecución, su inesperada venta de participaciones en Abertis e Iberdrola le ha generado 1.200 millones de euros.

“ACS está cambiando en su estrategia y podría convertirse en una empresa menos intensiva en capital”, dice Olivia Peters, analistas de RBC Capital Markets.

La empresa también está segregando activos de su participada alemana Hochtief tras unas inesperadas pérdidas este año. Una vez que las dos empresas hayan adelgazado, la fusión sería una posibilidad no descartable en opinión de analistas.

ACS controla Hochtief tras lanzar una opa en efectivo el año pasado a un precio por debajo del valor en mercado, logrando de esta manera consolidar los resultados de la alemana en sus propias cuentas al superar el 50 por ciento.

Ahora ACS podría contemplar un plan para que Hochtief comprara sus propias acciones, aumentando de esta manera indirecta el peso de la española su capital, con lo que sacaría más provecho a su caja, según un analista.

Lo que sí es seguro es que gran parte de la estrategia de ACS seguirá estando conformada por los intereses de sus principales accionistas, incluido Corporación Financiera Alba con un 18,3 por ciento y Pérez con un 12,5 por ciento.

Los dos inversores compraron acciones de ACS a precios muy superiores a los actuales niveles, lo que implica que los dividendos deben seguir fluyendo para permitir que puedan pagar sus propias deudas. (Información adicional de Andrés González; traducción de Tomás Cobos; Editado por Dan Lalor)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below