27 de junio de 2012 / 11:34 / en 5 años

Sabadell augura una mayor restricción crédito de banca española

* Pdte de Sabadell augura caída del crédito

* Supedita mejora a saneamiento cuentas públicas en Europa

* Dice no necesita ayudas de fondos de europeos

* Culpa a BCE por no actuar para relajar prima riesgo

Por Carlos Ruano

SANTANDER, 27 jun (Reuters) - El presidente de Banco Sabadell, Josep Oliu, auguró el miércoles una mayor restricción del crédito de la banca española tras un rescate europeo al sector que conllevará el cumplimiento de unas duras condiciones para las entidades y obligará a un mayor esfuerzo en la gestión de sus balances.

“El crédito bancario se va a endurecer (...) no crean ustedes que como consecuencia (de la ayuda va a haber más), va a haber menos y va a ser más caro”, manifestó Oliu en unas jornadas financieras en Santander organizados por la APIE y la Universidad Internacional Menéndez Pelayo.

España acordó a principios de mes con sus socios europeos una línea de crédito de hasta 100.000 millones de euros para la banca española -- muy dañada por el estallido de la burbuja inmobiliaria -- que se canalizarían a través del estatal Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).

“Las entidades solventes van a reducir su crédito bancario (...) las nacionalizadas ya están fuera del control de la racionalidad y las que están a medias y reciban algún tipo de préstamo de capital temporal no habrá otra forma que restringir el crédito. Son medidas procíclicas, aunque absolutamente necesarias”, aseveró Oliu.

En el mes de abril, el crédito concedido por la banca española se redujo casi un 1 por ciento desde marzo, mientras que en la comparativa interanual la bajada es del 3,5 por ciento, según datos del Banco de España.

En un intento por recobrar la confianza de los inversores internacionales en el sector bancario español, castigado por los dañados activos inmobiliarios tras el estallido de la burbuja inmobiliaria, el Gobierno español encargó un análisis exhaustivo de la banca española a dos consultoras y cuatro auditoras.

El pasado 21 de junio, las consultoras -Roland Berger y Oliver Wyman- identificaron necesidades de capital de hasta 62.000 millones de euros de acuerdo en unos escenarios económicos adversos.

El grueso de las necesidades de la banca española se concentra en las cuatro cajas nacionalizadas (Bankia, Catalunya Caixa, NovaCaixaGalicia Banco y Banco de Valencia), mientras que las tres mayores entidades españolas (Santander, BBVA y Caixabank ) escaparían a cualquier tipo de ayuda externa de capital.

El presidente de la quinta entidad financiera española, con activos de 166.000 millones de euros, se mostró el miércoles pesimista con la posibilidad de que los mercados se calmaran tras el resultado de la auditoría y supeditó la recuperación del crédito al saneamiento de las cuentas públicas en Europa.

“El crédito se restaurará el día que las cuentas públicas estén en orden en Europa y que Europa tenga gobernanza (...) con medidas de crecimiento en paralelo a los recortes”, manifestó.

Para Oliu, que clasificó a Sabadell como el cuarto banco privado de España tras la nacionalización de BFA-Bankia, la limpieza de la banca era una condición necesaria pero en absoluto suficiente.

“(...) lo que mueve la prima de riesgo es la sostenibilidad de las cuentas públicas. Si no se relaja la prima de riesgo es muy difícil que vuelva el crédito”.

ENTIDADES MEDIANAS EN PUNTO DE MIRA

Tras el resultado de la primera fase del examen a la banca, los mercados han puesto su punto de mira en un grupo de siete entidades, entre ellas los bancos comerciales medianos como Sabadell, ya que se encuentran en una zona incierta en lo relativo a eventuales necesidades de capital.

Hasta septiembre no se conocerán las exigencias individuales a las entidades, tras la segunda fase de una auditoria más pormenorizada sobre sus carteras crediticias y un nuevo ejercicio de estrés individualizado. Una vez establecidas las exigencias de capital, estas entidades tendrán que presentar un plan para cubrirlas con fondos públicos o privados.

Algunas entidades que se encuentran en este grupo como Kutxabank, Popular y Bankinter han manifestado que no consideran necesarias ayudas públicas para reforzarse.

Sin embargo, una fuente del Ministerio de Economía dijo el viernes pasado que era demasiado pronto para fijar las necesidades individuales de las entidades.

El presidente de Sabadell también descartó acudir a las ayudas europeas: “Tenemos el estado de dotaciones más alto y no vamos a tener que acudir en absoluto a recoger dinero público (...) Si necesitáramos algo, tenemos capacidad para generar beneficios”, manifestó Oliú.

Las coberturas sobre activos de Sabadell ascienden a un 22,7 por ciento.

CRÍTICA AL BCE

El presidente de Sabadell también corresponsabilizó desde Santander al Banco Central Europeo (BCE) por su falta de actuación para seguir comprando deuda de los países periféricos de la eurozona castigados por elevados niveles de déficit o deuda pública.

“Estos aumentos de la prima de riesgo son las consecuencia de la falta de actuación de un banco central que actúe como prestatario de última instancia. No puede durar mucho, no es sostenible, esta encrucijada”, agregó.

Con la prima de riesgo en torno a los 530 puntos básicos, las entidades financieras españolas tienen prácticamente cerrado el acceso a los mercados de financiación y dependen casi en exclusiva de las líneas de liquidez del Banco Central Europeo. (escrito por Jesús Aguado; editado por Robert Hetz y Tomás Cobos)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below