27 de abril de 2012 / 11:49 / en 6 años

RESUMEN -Duro clima económico echa la zarpa a España el viernes

Por Manuel María Ruiz

MADRID, 27 abr (Reuters) - Como si las hadas malas de la pesadilla económica española se hubieran puesto de acuerdo para mostrar su peor cara a la vez, el país se desperezaba el viernes entre una gigantesca ola de malas noticias que deprimían aún más el taciturno humor de sus ciudadanos.

A la larga lista de personas desempleadas que padecen con particular crueldad los efectos de la crisis económica, se sumaba el viernes una nueva cifra de parados hasta alcanzar una tasa que no se había visto en 18 años entre una nueva rebaja de la calificación de la deuda soberana del país.

Poco después de que la agencia S&P anunciara un nuevo recorte de dos escalones del rating de la deuda soberana española hasta ‘BBB+’ entre serias dudas de que se consiga el objetivo de déficit de este año, el Instituto Nacional de Estadística recuerda que el mercado laboral sigue en situación de emergencia, pese a la recientemente aprobada reforma laboral, con una tasa de desempleo del 24,4 por ciento, superando los peores pronósticos que se habían formulado para el primer trimestre del año.

“Son datos muy malos que reflejan un deterioro en todos los sectores. Estos datos del primer trimestre del año muestran que aún no hemos alcanzado el techo del año”, dijo José Luis Martínez, estratega de Citigroup.

“Yo creo que la tasa de paro, en promedio, puede rondar este año el 26 por ciento”, añadió Martínez.

Estas cifras superaron una sondeo compilado por Reuters que había apuntado a una tasa del 23,5 por ciento y a las proyecciones del Banco de España que pocos días antes había advertido de una escala del paro hasta el 24 por ciento.

“Es posible que en los datos de este primer trimestre haya incluido la reforma laboral por llevarse a cabo algunos procesos que ya estaban previstos de reducción de plantillas”, indicó Nicolás López, director de análisis de M&G valores.

“La economía está en una nueva fase de recesión y el invierno en España es un factor negativo para el mercado laboral”, agregó López.

Según analistas, el desempleo, la mayor preocupación de los españoles según indican varios sondeos, seguirá condenado a ocupar este triste ranking durante mucho tiempo.

“En algún momento parará la sangría del paro en España porque difícilmente podrá ir a peor, pero de ahí a ver una mejora sustantiva del mercado laboral, aún pasará mucho tiempo”, dijo un analista que pidió la confidencialidad.

En este sombrío contexto, técnicos del organismo de técnicos de Hacienda, GESTHA, dijeron en una comunicado que la tasa de paro alcanzada podría suponer una merma en la recaudación cercana a los 1.000 millones de euros.

Por su parte la tasa de ocupación bajó cerca de un 4,0 por ciento en el primer trimestre.

LOS BANCOS TAMBIÉN SUFREN

La constatación adicional de que, según el INE, la reciente subida de las tarifas eléctricas y del precio del tabaco han impactado en un repunte de la inflación hasta una tasa del dos por ciento en abril, todavía no terminó con las noticias negativas que caían sobre la economía española en forma de abrumadora cascada.

Según Moritz Kraemer, jefe de calificaciones europeas de S&P, los bancos españoles podrían convertirse en una carga para el Estado además de advertir que si la ratio de la deuda española empeora mucho más que el nivel actual, entonces podría haber nuevas rebajas el rating.

“Es cierto que lo que más preocupa ahora a los mercados financieros es el nivel de déficit de las Comunidades Autónomas y el fuerte contingente de activos inmobiliarios que hay en poder de los bancos españoles”, agregó el analista.

LA CRISIS

El estallido de la burbuja inmobiliaria en España, coincidente con la crisis de la economía global desatada hace más de cuatro años, ha sumergido a España en una larga y profunda crisis económica en forma de una tímida ‘w’.

Después de que la economía doméstica saliera de una recesión en el primer trimestre de 2010, justo dos años después parece que ha vuelto a encadenar dos trimestres de contracción económica o, lo que es lo mismo, a una nueva recesión.

Un informe del Banco de España divulgado a principio de esta semana aseveró que el PIB real se había contraído un 0,4 por ciento intertrimestral en el primer trimestre de este años, frente a una contracción del 0,3 por ciento en el último trimestre de 2011.

En las últimas semanas, la prima de riesgo de España y las rentabilidades de sus bonos han subido por las persistentes dudas del mercado de que el país logre cumplir con el compromiso de consolidación fiscal, que obliga a un recorte de su déficit público hasta el 3,0 por cinto en 2013.

Un sondeo de FUNCAS dijo el jueves que España se desviará al alza del cumplimiento del déficit del próximo año en cuatro décimas. (Información de Manuel María Ruiz; editado por Jose Elías Rodríguez)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below