18 de abril de 2012 / 9:38 / hace 5 años

No es labor del BCE hacer frente a problemas de España -Weidmann

FRANCFORT, 18 abr (Reuters) - España debe tomar la subida de sus rentabilidades como un incentivo para hacer frente a las causas de fondo de sus problemas de deuda y no mirar al Banco Central Europeo para que ayude mediante una compra de bonos, dijo el consejero de la entidad Jens Weidmann en declaraciones a Reuters.

Weidmann, que ha estado al frente de una tendencia de algunos países centrales de la zona euro favorable a la planificación de una salida por parte del banco del “modo crisis”, dijo que ningún responsable de política del BCE estaba a favor de utilizar la compra de bonos para poner la mira en los tipos de algunos bonos soberanos.

Weidmann agregó que Benoit Coeur simplemente hizo referencia a un hecho la semana pasada cuando dijo que el programa de compra de deuda todavía existe.

En una entrevista, Weidmann expresó que no ve razón para estudiar la conveniencia de un tercer LTRO, el instrumento de financiación con el que el BCE inyectó más de 1 billón de euros en los mercados financieros desde finales del año pasado.

Weidmann es presidente del Bundesbank, lo que le concede una voz de peso en el consejo del BCE, compuesto por 23 personas.

“No siempre debemos proclamar el fin del mundo si los tipos a largo plazo de un país superan temporalmente el 6 por ciento”, expresó.

“Eso es también un incentivo para que los responsables de política del país hagan los deberes y recuperen la confianza del mercado mediante el camino de la reforma”.

La subida de la rentabilidad de la deuda a 10 años sobre el 6 por ciento aumentó la preocupación sobre un incremento hacia el 7 por ciento, un nivel que empieza a ser insostenible.

El BCE dejó su programa de compra de bonos (SMP) sin utilizar por quinto mes seguido la semana pasadam pero Coeur, el responsable del funcionamiento del plan, alimentó las expectativas del mercado sobre su reactivación cuando recordó que todavía existe.

“Los límites del SMP son claros”, dijo Weidmann. “Al mismo tiempo, el programa no ha sido cancelado por el consejo del BCE. Beoint Coeur describió eso”.

“No creo que encuentre ningún colega (del consejo del BCE) que opine que el Eurosistema (de bancos centrales de la zona euro) está para asegurar un nivel particular para los tipos de un país determinado”.

La compra de bonos por parte del BCE podría aliviar una parte de la presión sobre las rentabilidades españolas, pero el uso del plan el año pasado causó unas profundas divisiones internas y provocó la dimisión del antecesor de Weidmann.

La intervención del banco central el año pasado en el mercado de deuda italiano consiguó rebajar las rentabilidades, pero el BCE se mostró molesto con el gobierno de Silvio Berlusconi por no ofrecer la contrapartida de las reformas, tal como exigía el BCE.

Algunos inversores apuestan a que el coste del endeudamiento en España obligue al BCE a retomar el programa de compra de bonos, pero Weidmann indicó que los países no deben mirar hacia el BCE en busca de ayuda.

“No es nuestra labor prorcionar ayuda financiera con el fin prolongar los ajustes necesarios a lo largo de un tiempo”, dijo Weidmann. “Para exactamente eso está el fondo de rescate”. (Writing by Paul Carrel; Editing by Will Waterman)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below