26 de marzo de 2012 / 8:08 / hace 6 años

ACTUALIZA 2-Caixabank absorbe Cívica valorándola en 980 mlns eur

* Canjearán acciones con descuento 11% respecto cotización de Cívica

* Crearán mayor entidad en España, sinergias de 540 mlns euros a partir de 2014

* No piden ayudas, devolverán ayudas 977 mlns eur en 12 meses tras fusión

* La Caixa tendrá 61 pct de nueva entidad, las cajas el 3,4 pct

* Operación aleja posibilidad de integración Caixabank-Bankia (añade confirmación de fusión)

Por Tomás Cobos y Andrés González

MADRID, 26 mar (Reuters) - Los consejos de administración de CaixaBank (CABK.MC> y Banca Cívica aprobaron el lunes la fusión de ambas entidades, en una operación mediante canje de acciones que dará lugar al mayor grupo bancario por activos en España y que está enmarcada en el proceso de saneamiento del sector.

La transacción se realizará mediante un intercambio que supone valorar Cívica en 1,97 euros por acción (980 millones de euros en total), es decir con un descuento del 11,3 por ciento respecto a lo que valía al cierre del viernes.

Las dos entidades suman activos por más de 342.000 millones de euros, por delante de Santander y BBVA, mientras que en términos de capitalización bursátil Caixabank --controlada por La Caixa-- cerró el viernes a 12.077 millones y Banca Cívica a 1.100 millones.

Para Caixabank, la compra de Cívica -resultado de la fusión de Caja Navarra, Cajasol, Caja Burgos y Caja Canarias- supone ganar cuota en varias regiones, mientras que a Cívica la fusión le permite salvar las necesidades de provisiones y de capital impuestas por el Gobierno español, que en su caso se situaban en unos 572 millones de euros en términos netos.

Está previsto que el proceso de fusión finalice en el tercer trimestre de este año y que la operación genere unas sinergias potenciales de 540 millones a partir del año 2014, con costes de reestructuración de 1.100 millones de euros netos de impuestos.

En el momento de la integración se realizará un ajuste o saneamiento del valor de los activos de Cívica por un importe cercano a 3.400 millones de euros que, neto de impuestos, se registrará contra reservas.

Por este motivo “no impactará en los resultados y permitirá cumplir muy ampliamente las necesidades de provisiones de Banca Cívica establecidas por el Real Decreto Ley 2/2012 por su actual exposición inmobiliaria y por otros riesgos identificados durante el proceso de due diligence”, añadió.

La compra de Cívica, dijo Caixabank, no afectará al cumplimiento, por parte del Grupo La Caixa de los requerimientos de capital de la Autoridad Bancaria Europea (EBA).

OPERACIÓN ENTRE COTIZADAS

Analistas del sector han señalado, que de entre todas las operaciones posibles para Caixabank dentro del proceso de concentración que está viviendo el durante ante años superpoblado sector financiero español, era de las de más sencillo diseño debido al hecho de que ambos bancos cotizan y Cívica no está intervenida.

La cotización de ambas entidades se suspendió el lunes a la espera de la reuniones de ambos consejos, después de que fuentes cercanas al proceso reconocieran el viernes que Caixabank podría lanzar la oferta por Cívica para la fusión en los próximos días.

En contra de lo especulado en algún medio, el grupo catalán no pedirá ayudas para la absorción de Cívica, algo que en principio parecía complicado que se diese teniendo en cuenta que Cívica cotiza y no está intervenida, pero que se había puesto en duda tras la petición de ayudas por parte de Unicaja y Caja España-Duero acordaron su integración con solicitud de ayudas públicas.

“La integración de Banca Cívica no requerirá de ayudas públicas ni tendrá ningún coste para el resto del sector financiero gracias a las fortalezas financieras de CaixaBank y a la adecuada cobertura de los riesgos de Banca Cívica a consecuencia del ejercicio de provisiones extraordinarias al que se someterá con anterioridad a la fusión”, dijo Caixabank.

Los dos grupos señalaron que las ayudas de 977 millones que recibió Cívica del FROB1 (créditos en forma de participaciones preferentes sobre los que se pagan intereses) se devolverán en los doce meses siguientes al cierre de la operación.

Asimismo, las participaciones preferentes actualmente en circulación de Cívica (904 millones de euros de nominal) serán objeto, antes de la fusión, de una oferta de recompra sujeta al compromiso de reinvertir el importe de la oferta en la suscripción de obligaciones necesariamente convertibles emitidas por Banca Cívica y que se convertirán después en acciones de CaixaBank.

Tras la operación La Caixa tendrá un 61 por ciento de la entidad resultante, frente al 81,5 por ciento actual en Caixabank y el free float se incrementará hasta el 35,6 por ciento.

Una fuente cercana a la entidad catalana explicó que La Caixa deberá ampliar capital para ejecutar la operación.

Las cuatro cajas fundadoras de Cívica (Caja Navarra, Cajasol, Caja Burgos y Caja Canarias) tendrán un 3,4 por ciento del nuevo grupo (Caja Navarra 1,204%, Cajasol 1,204%, Caja Canarias 0,881%, Caja de Burgos, 0,848% “la Caixa”, por su parte, pasaría a ser titular del 75,416% del capital social de CaixaBank.

Las cajas, dijo Caixabank, tendrán dos puestos en el consejo de Caixabank.

Caixabank señaló que mantendrá su política de remuneración al accionista con un pago de 0,231 euros por acción en 2012 y la opción de combinar el cobro en títulos o efectivo.

CaixaBank dijo que el martes a las 10.00 horas (CET) realizará una presentación vía webcast para comentar los detalles de la operación.

REESTRUCTURACIÓN DEL SECTOR

La transacción es parte del actual proceso de saneamiento contra activos inmobiliarios de 52.000 millones de euros que el Gobierno español ha impuesto al sector financiero español.

De hecho, algunos medios y analistas han señalado que con esta absorción, independientemente de los intereses estratégicos para Caixabank, el banco catalán logra el efecto colateral de quitarse de en medio para la elección de novia de Bankia .

Dentro de la búsqueda de soluciones para la entidad presidida por el exministro de Economía Rodrigo Rato -un problema de primer magnitud para España dado su carácter sistémico y su elevada exposición al ladrillo- se ha especulado en el pasado con la opción de absorción por Caixabank, por BBVA, que recientemente se hizo con la nacionalizada Unnim, e incluso por Santander.

Sin embargo, la enorme concentración que crearía cualquiera de las tres posibles operaciones sería, en opinión a analistas y banqueros, un obstáculo a la operación.

Las entidades tendrán que tener finalizadas antes del 31 de marzo sus hojas de ruta para decir al Banco de España cómo piensan afrontar los nuevas coberturas del ladrillo y tienen hasta el 31 de mayo para presentar proyectos de fusión.

En general, las entidades disponen de un año para afrontar estas exigencias contra resultados, aunque el Real Decreto permite a las que se fusionan alargar estos plazos hasta dos años y realizar dotaciones también contra patrimonio. (Información de Andrés González y Tomás Cobos, escrito por Tomás Cobos; editado por Robert Hetz)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below