26 de mayo de 2016 / 7:12 / hace 2 años

ACTUALIZA 4-Popular vuelve a ampliar capital y suspender dividendo para librarse del ladrillo

* Provisiones llevarían a pérdidas y suspensión del dividendo

* Pero mejoraría la proyección de rentabilidad a medio plazo

* Retomarían pago al accionista en 2017

* Sorprende al mercado, acción se desploma (Añade detalles)

Por Jose Elías Rodríguez y Jesús Aguado

MADRID, 26 may (Reuters) - Igual que hace cuatro años, Banco Popular destempló el jueves a sus accionistas al anunciar una ampliación de 2.500 millones de euros y poner el dividendo en la nevera, en un segundo intento de borrar de su balance los estragos del ladrillo e impulsar la rentabilidad de su negocio tradicional.

Popular reconoció que una serie de “incertidumbres” no identificadas que enfrenta este año probablemente le llevarán a provisionar unos 4.700 millones de euros para aumentar su tasa de cobertura inmobiliaria del 38 al 50 por ciento, saneamientos que provocarán pérdidas contables este año y le forzarán a suspender el dividendo hasta el que viene.

“Nos estamos adelantando a un entorno más complicado para fortalecer nuestro negocio ‘core’ ... que genera un ROTE (retorno sobre capital tangible) de más del 14 por ciento”, dijo el presidente Ángel Ron, en una entrevista telefónica con Reuters, aludiendo a sus fortalezas en pymes, autónomos y en consumo.

Según explicó el banco, a efectos de solvencia las pérdidas quedarían íntegramente cubiertas con la ampliación que, a los precios del jueves, supone más del 60 por ciento de la capitalización de la entidad (4.120 millones de euros).

La operación, que se produce en un momento de nuevas exigencias regulatorias que algunos bancos consideran excesivas en términos de capital y provocaba un descenso histórico de la acción, persigue apuntalar el capital de Popular y triplicar la rentabilidad (ROTE) en un plazo de tres años.

“Creemos que esta estrategia va a tener éxito porque con la ampliación de capital nos va a permitir acelerar la desinversión de activos no rentables de una forma muchísimo más contundente”, dijo su presidente.

La entidad española con mayor exposición al ladrillo - que en el pasado incluso llegó a manejar la posibilidad de crear un banco malo para aparcar estos activos - busca con la operación acelerar la venta de 15.000 millones de euros en activos inmobiliarios “improductivos” hasta 2018 para centrarse en su negocio tradicional.

“Nuestro modelo en pymes, en autónomos, en consumo, lo vamos a poder potenciar, y va a permitir incrementar significativamente la rentabilidad del grupo y tener un perfil de generación orgánica de capital muy importante”, dijo.

Ron dijo que el pago de dividendo se retomaría el año que viene y que en 2018 el objetivo era pagar el 40 por ciento en efectivo. Popular ya tuvo que suspender el pago a los accionistas en 2012 tras otra ampliación de capital de 2.500 millones con la que evitó la entrada del Estado después de que Oliver Wyman destapase las carencias de capital del sector.

MÁS CAPITAL, MENOS RETRIBUCIÓN Y MÁS CASTIGO

Esta vez, de nuevo acuciado por exigencias de más capital, el banco emitirá hasta 2.004 millones de acciones a un precio de 1,25 euros por título, un descuento del 47 por ciento respecto al último cierre bursátil. En términos de valor teórico por acción (TERP), el descuento es del 32 por ciento.

Las noticias provocaban que las acciones de Popular tuviesen la peor sesión de su historia. A las 1127 horas, caían un 23 por ciento a 1,8 euros, tras un mínimo de 1,752 euros.

“Esperamos una reacción negativa del mercado por la dilución para los accionistas y porque Popular ha dicho reiteradamente que sus niveles de cobertura eran suficientes”, señalaron analistas de Haitong Research en un informe.

El anuncio coincide con los planes del BCE para reducir la fuerte morosidad (900.000 millones de euros) que sigue enfrentando el sector en la zona euro a fin de que los bancos refuercen su capital y concedan préstamos nuevos que fomenten el crecimiento en la región.

El ministro de economía español dijo que cualquier refuerzo de capital en la banca era positivo mientras que Ron dijo a Reuters que la entidad se ha anticipado a requisitos regulatorios y que otros competidores podrían seguir sus pasos. De hecho, la ampliación arrastraba en bolsa a entidades como Sabadell (-5,4%) o Caixabank (-4,3%)

Popular espera que la ampliación tenga un impacto positivo en su ratio de capital de máxima calidad (CET1 “fully loaded”) a largo plazo, hasta alcanzar al menos el 12 por ciento en 2018, frente al 10,8 por ciento que prevé para el año en curso. (Editado por Carlos Ruano)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below