1 de septiembre de 2014 / 12:32 / en 3 años

ACTUALIZA 1-Telefónica no quiere quedarse en Telecom Italia tras compra GVT

(Añade detalles)

Por Andrés González

SANTANDER, 1 sep (Reuters) - Más de siete años después de entrar en el capital de Telecom Italia y tras inversiones multimillonarias en una operación en la que no ha obtenido los réditos pretendidos, el presidente de Telefónica, César Alierta, dejó muy claro el lunes que quiere salir del accionariado de la compañía italiana.

Telefónica entró en el capital de la operadora en 2007, pero desde entonces ha tenido que aportar fondos en varias ampliaciones de capital y ha enfrentado muchos problemas por la falta de entendimiento con los gestores transalpinos.

“Tras la operación de GVT el mensaje es claro, no queremos permanecer en Telecom Italia”, dijo César Alierta a periodistas tras asistir al encuentro anual de telecomunicaciones organizado por la Universidad Menéndez Pelayo y la patronal Ametic en Santander.

El presidente de la multinacional española fue más allá y dijo que el principal motivo del fracaso de su inversión en el grupo era “no ser italianos”

Desde que Telefónica entró en el capital de Telecom Italia en abril de 2007, el valor de sus acciones ha bajado casi un 70 por ciento. En ese momento, un consorcio fue constituido por Telefónica y varios socios italianos que acordaron comprar una participación del 23,6 por ciento en Telecom Italia por unos 4.100 millones de euros, valorando las acciones de Telecom Italia en 2,82 euros por título.

El enésimo choque entre ambas empresas se produjo hace apenas una semana, cuando el operador español tuvo que elevar su oferta por GVT, la filial brasileña de Vivendi, ante una propuesta competitiva presentada precisamente de su participada Telecom Italia.

El grupo francés Vivendi optó por la oferta de Telefónica y ambas compañías acordaron un periodo de tres meses para negociar los detalles de una oferta 7.450 millones de euros que incluye, como parte del pago, acciones de Telecom Italia

Telefónica tenía en torno a un 15 por ciento en Telecom Italia, pero durante el verano ha empezado a reducir su participación y le queda por vender un 8,3 por ciento en el grupo italiano.

LA AUTOCARTERA COMO ARMA OCULTA La oferta del operador español por el grupo brasileño tiene un componente en efectivo de 4.663 millones de euros, que Telefónica financiará con una ampliación de capital en su filial brasileña que, a su vez, será suscrita por la propia compañía mediante la emisión de acciones en su matriz por alrededor de 3.400 millones de euros.

Sin embargo, y teniendo en cuenta la volatilidad de los mercados en los últimos meses y la fuerte apelación a los accionistas prevista, Telefónica dijo que cuenta con la pólvora de su autocartera para reducir la apelación al mercado de la compra.

La compañía posee un 1,85 por ciento del capital, según la última actualización de los registros de regulador a finales de junio, una participación que a precios de mercado está valorada en alrededor de 1.000 millones de euros.

“La financiación en el tema de GVT no nos preocupa (.) Evidentemente la autocartera es una cosa que utilizamos para temas puntuales (...) si los mercados se ponen muy histéricos porque en Ucrania entran los tanques rusos, pues no tienen la culpa los accionistas”, dijo César Alierta, presidente de Telefónica . (editado por Robert Hetz)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below