28 de marzo de 2014 / 12:33 / en 4 años

España registró más de 67.000 desahucios en 2013

MADRID, 28 mar (Reuters) - España registró 67.189 desahucios en 2013, mientras que las ejecuciones hipotecarias, o expedientes abiertos, cayeron un 9,8 por ciento frente al año anterior, según datos del Consejo General del Poder Judicial divulgados el viernes.

La cifra de los desahucios, una de las caras más dramáticas que ha dejado la crisis económica en España, comenzó a recopilarse en 2013, por lo que no puede compararse con la de otros años.

Cataluña fue la comunidad autónoma con más lanzamientos - o desahucios - practicados, con el 23,8% del total, seguida de la Comunidad Valenciana, con un 14,6%; Andalucía, con un 13,8%; y Madrid, con un 13%, según los datos del CGPJ.

Además, las ejecuciones hipotecarias comenzadas en 2013 fueron 82.860, casi un 10 por ciento menos que el año anterior, en un país que tiene una tasa de paro del 26 por ciento.

La cifra mayor de ejecuciones hipotecarias también se dio en Cataluña, donde fueron de un 22,2% del total para todo 2013 y de un 23,5% del total en el último trimestre del año.

Según el CGPJ, este descenso “puede tener como una de sus causas la publicación de la Ley 1/2013 de medidas para reforzar la protección de deudores hipotecarios, reestructuración de deuda y alquiler social”, que contempla medidas como la aplicación de periodos de carencia por parte de los bancos.

“Los datos son poco fiables porque hay lanzamientos pendientes que están bajo la alfombra porque las familias cumplen una serie de requisitos”, dijo a Reuters David Cobo, responsable de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH).

Cobo explicó que se espera un repunte de los desahucios para el año 2015, cuando dijo que muchas familias se encontrarán con que siguen sin poder hacer frente a la deuda una vez finalizado el período de carencia.

“La raíz del problema es una ley hipotecaria injusta e ilegal que no garantiza el derecho a la vivienda”, señaló Cobo.

El Partido Popular aprobó en abril de 2013 una reforma de la ley hipotecaria española con un amplio rechazo de la oposición y de grupos de ciudadanos, que consideraban que no cumplía con las demandas básicas de la dación en pago retroactiva -la entrega de la vivienda a cambio de cancelar la deuda hipotecaria-, una moratoria de los desahucios y un alquiler social de viviendas vacías en manos de los bancos.

El Banco de España publicó en enero que a junio de 2013 se entregaron a la banca 35.098 viviendas como resultado de procedimientos de ejecución hipotecaria, de las cuales 28.170 eran vivienda habitual. La mitad, 15.531 viviendas, se entregaron de manera voluntaria, mientras que en 19.567 intermedió orden judicial.

La magnitud del problema se debe en parte a que en los años del “boom” inmobiliario muchas entidades financieras concedieron créditos por más de un 80 por ciento del valor de la vivienda, mientras que los precios han caído más del 30 por ciento en los últimos cinco años, tras estallar la burbuja inmobiliaria. (Información de Raquel Castillo; Edición de Inmaculada Sanz)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below