13 de junio de 2013 / 11:58 / hace 5 años

Fitch solo ve necesidad puntual de capital extra en banca España

MADRID, 13 jun (Reuters) - La banca española en su conjunto no precisa de una nueva ronda de recapitalización tras los 41.000 millones de euros pedidos a Europa en 2012 para sanear al sector si bien algunas entidades individuales sí podrían tener algunas necesidades de capital adicionales, dijo Erwin van Lümich, director general de Fitch.

“Es poco probable que veamos otra ronda de recapitalización en España aunque quizá pueda haber alguna entidad aislada o más de una que sí necesite más capital”, dijo van Lümich.

Este experto, especializado en el sector financiero del sur de Europa, manifestó que incluso en el supuesto de déficit aislados de solvencia, las entidades no tendrían por qué recurrir a las autoridades públicas en busca de más capital sino optar por las vías privadas para restaurar su solvencia.

Van Lümich consideró demasiado prematuro hablar de la posibilidad de que el Gobierno español solicite un eventual segundo memorando de entendimiento (MoU) para apoyar a la banca española en caso de un empeoramiento de las condiciones económicas tras los recientes avances protagonizados por la banca para limpiar sus balances repletos de ladrillos tóxicos.

En el mercado algunos temen que a la banca española le podría hacer falta pedir más fondos de la línea de crédito europea de hasta 100.000 millones de euros para completar el saneamiento.

MÁS PROVISIONES, FOCO EN ACTIVOS Y RENTABILIDAD

Tras limpiar las carteras del ladrillo que culminó con la constitución de un banco malo en el que aparcar los activos malos, la banca española se enfrenta a un nuevo proceso de saneamiento que exigirá un nuevo sacrificio que modificará las expectativas y el mapa bancario a corto plazo.

El Banco de España ha dado los primeros pasos para obligar a la banca a cubrir con más contundencia los créditos refinanciados, consideradas por algunos como una fuente oculta de pérdidas por la continuada recesión económica.

El experto de Fitch reconoció que este ejercicio podría hacer aflorar mayores necesidades de provisiones pero en todo caso no superiores a los 10.000 millones de euros.

“No creemos que estas nuevas exigencias de provisiones vayan a hacer caer a la banca española o siquiera vayan a provocar un cambio en nuestras calificaciones crediticias para el conjunto del sector español, lo cual no quiere decir que pueda haber alguna entidad que pueda verse afectada”, manifestó.

El 88 por ciento de la banca española cuenta con una perspectiva negativa o está en vigilancia negativa por parte de la agencia de riesgos.

El experto de Fitch situó en los principales retos de la banca española en la evolución de calidad de los activos y en el comportamiento de los ratios rentabilidad, que no volverían en el corto plazo a los niveles de antes de la crisis, y que en todo caso estarían supeditados a la evolución de la economía. (Información de Jesús Aguado; editado por Carlos Ruano)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below