15 de abril de 2013 / 17:19 / hace 4 años

ACTUALIZA 1-BCE critica plan Guindos para amortizar preferentes

* Opina sobre plan español de que FGD financie preferentes nacionalizadas

* BCE recuerda principal objetivo FGD es proteger depósitos

* Considera que banca que participa en SAREB no está exenta de financiar al FGD (Agrega detalles)

MADRID, 15 abr (Reuters) - La proyectada compra por parte del Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) español de acciones de entidades no admitidas a cotización es contraria al principio de proteger los depósitos de los ahorradores, manifestó el lunes el Banco Central Europeo (BCE) en un dictamen sobre esta medida aprobada por el Gobierno.

“El BCE considera que la proyectada adquisición por el FGD de acciones de entidades no admitidas a cotización es contraria a ese principio prudencial y, por lo tanto, desaconseja modificar las normas de inversión de aplicación al FGD que permitan esas adquisiciones”, dijo la autoridad monetaria europea en un dictamen fechado el 10 de abril.

A través de un decreto ley aprobado el pasado 22 de marzo, el Gobierno español estableció a finales de marzo una derrama para los bancos sanos al FGD (la hucha bancaria para contingencias) con el fin de costear las amortizaciones de híbridos de entidades nacionalizadas sin liquidez. .

En todo caso, el BCE recuerda en su dictamen, no vinculante, que esta medida es de carácter excepcional, ya que las compras previstas tendrían lugar en relación con la intervención temporal del FGD en la resolución de entidades de crédito con problemas.

La autoridad monetaria europea remite, por otra parte, a la actual revisión de sus directivas, donde podría introducir modificaciones “en lo tocante a las clases de valores en los que el FGD pueda invertir”.

A pesar de los dictámenes del BCE no son vinculantes, la institución destaca que las facultades del FGD deben respetar la exigencia del Memorando de Entendimiento -que rige las condiciones del rescate europeo a la banca española- sobre condiciones de política sectorial financiera de minimizar la carga para el contribuyente.

El Ministerio de Economía no quiso hacer comentarios sobre las opininiones vertidas por el BCE.

En junio del año pasado, el Gobierno solicitó a Bruselas un crédito de hasta 100.000 millones de euros para sanear la banca española, castigada por el estallido de la burbuja inmobiliaria que dejó los balances de la banca repletas de activos tóxicos.

La autoridad monetaria con sede en Fráncfort también recuerda que las medidas que se adopten deben sopesar sus ventajas e inconvenientes y señala además que debe examinarse si es conveniente usar en beneficio de los inversores minoristas los recursos limitados del FGD, un fondo cuya principal finalidad es proteger a los ahorradores ante posibles contingencias.

Con todo, el BCE está de acuerdo con la decisión del Gobierno de basar en el valor de mercado el precio final al que el FGD compre las preferentes.

INVERSIÓN EN BANCO MALO NO SALVA DE DERRAMA

Además, el BCE ha advertido a España de que las inversiones en la Sareb, conocida popularmente como el banco malo, no deberían eximir a las entidades de aportaciones extraordinarias para financiar la reforma bancaria por parte del FGD.

“En cuanto a las entidades de crédito que hayan invertido directamente en la SAREB, el plan de negocio en que esta se apoya prevé beneficios razonables para los inversores, por lo que no es necesario eximir del pago de la aportación extraordinaria al FGD a entidades que han decidido invertir en la SAREB por razones de negocio”, dijo el BCE.

Las aportaciones de las entidades se realizarán en varios ejercicios, con una primera aportación del 40 por ciento a principios de 2014, y en función de una cuota del 3 por mil adicional de sus depósitos computables.

La norma establece una serie de excepciones como la exención de aportación de las entidades nacionalizadas y de algunas privadas de menor tamaño, además de la posibilidad de reducir la derrama de aquellas entidades que hayan invertido en la Sareb, popularmente conocida como “banco malo”, una medida particularmente importante para BBVA, la única de las grandes que no ha participado hasta ahora en el capital del banco malo.

En concreto, la normativa permite la deducción de hasta un máximo del 30 por ciento de la cantidad que han desembolsado las entidades en el banco malo antes del 31 de diciembre de 2013 (Información de Jesús Aguado; editado por Carlos Ruano)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below