13 de octubre de 2012 / 12:37 / en 5 años

ACTUALIZA 1-Petición de ayuda de España esperada en noviembre

* Se están dando pasos para petición de ayuda española en noviembre -funcionarios

* Parlamento alemán crucial para momento de petición de ayuda

* Crece la presión sobre España, conversaciones continúan (Añade detalles, citas)

Por Jan Strupczewski y Julien Toyer

TOKIO, 13 oct (Reuters) - España podría pedir ayuda financiera a la zona euro el próximo mes y, si lo hace, la solicitud probablemente se abordará en un gran paquete junto a un programa revisado de préstamos para Grecia y un plan de rescate para Chipre, dijeron funcionarios de la zona euro.

El Gobierno español está considerando las condiciones de un paquete de rescate de este tipo y ha dicho que tomaría una decisión sólo cuando tenga más claras las condiciones y el alcance de la ayuda.

España reemplazó a Grecia, Irlanda y Portugal como el foco principal de la crisis de deuda de la zona euro a principios de este año después de que los problemas de sus bancos, unas regiones altamente endeudadas, una segunda recesión en tres años y una deuda en aumento pusieran nerviosos a los inversores.

Desde entonces, los costes de endeudamiento del país han llegado a niveles considerados insostenibles a largo plazo, elevando la posibilidad de un segundo programa de ayuda para Madrid después de la línea de crédito de 100.000 millones de euros que obtuvo para sus bancos en junio.

“Estamos avanzando, estamos tomando medidas, estamos preparando cosas que cristalizarán en noviembre”, dijo un funcionario de alto nivel que participa directamente en las conversaciones sobre una potencial ayuda española.

El responsable habló bajo la condición del anonimato por la naturaleza sensible de las discusiones.

Cuando se le pidió que aclarara si esto significaba que se esperaba una solicitud de ayuda para noviembre, dijo: “Estoy seguro de que ocurrirá entonces, en noviembre”.

Una segunda fuente de alto nivel también apuntó a noviembre como el momento más probable para un movimiento por parte de Madrid.

“Si tuviera que apostar, sería en noviembre más que en octubre, si es que sucede. Entonces habría un paquete, tendrías a Grecia y Chipre y España. Creo que no a Eslovenia”, declaró un alto funcionario de la zona euro.

“Los alemanes y otros no quieren ir muchas veces a sus parlamentos nacionales y tener allí dolorosos y tortuosos debates”, añadió.

La opinión pública en Alemania, así como en Finlandia y Holanda, se ha vuelto cada vez más opuesta a los rescates de gobiernos de la zona euro. Un rescate soberano de Madrid tendría que obtener la aprobación parlamentaria en Alemania y Finlandia.

UNA OPORTUNIDAD MÁS

Un tercer funcionario de alto nivel de la zona euro, que habló del tema con legisladores alemanes, dijo que no estarían convencidos de votar a favor de un rescate “a menos que se tratara de un asunto de vida o muerte”.

También dijo que la canciller alemana, Angela Merkel, y su ministro de Finanzas, Wolfgang Schäuble, creían que sólo tenían “una oportunidad más” con su Parlamento para apuntalar la zona euro.

España cuenta con dinero suficiente para superar un pico de vencimientos hacia finales de octubre, cuando madura deuda por valor de 29.500 millones de euros.

Pero, con el tiempo, tendría que pedir prestado a tipos más sostenibles que el nivel actual de cerca de 5,8-6 por ciento al que cotiza su bono benchmark a 10 años.

Un responsable del Gobierno español dijo que el Tesoro estaba completamente financiado hasta el final del año. “Incluso podríamos dejar de emitir deuda”, dijo el funcionario.

Pero enero parece más desafiante con un previsible incumplimiento de los objetivos de déficit de España, necesidades de financiación adicionales por la caída de los ingresos fiscales y el apoyo a las regiones endeudadas y vencimientos ese mes por 19.000 millones de euros.

La situación no mejorará a lo largo del año con las necesidades brutas de deuda de España superando los 207.000 millones de euros en 2013 frente a los 186.000 millones de euros en 2012.

La presión sobre España para que solicite ayuda financiera del fondo de rescate permanente de la zona euro, el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) está creciendo, ya que esto permitiría al Banco Central Europeo intervenir con masivas compras de bonos españoles en el mercado secundario, que reducirían los costes de endeudamiento de Madrid.

El primer ministro italiano, Mario Monti, cuyo país podría ser el próximo candidato para un rescate si España no calma a los inversores, dijo el viernes que la solicitud española de ayuda calmaría a los mercados financieros.

CONTINÚAN LAS CONVERSACIONES

De forma privada, otros altos funcionarios estuvieron de acuerdo en que una solicitud de Madrid era probablemente inevitable.

“No ayuda que España está a la espera. Tenemos un marco y estarían mejor, más seguros, si usaran ese marco. Es un poco una pérdida de tiempo”, dijo un tercer responsable político de la zona euro.

Aunque las políticas españolas iban en general por el buen camino, era peligroso desafiar las expectativas del mercado de que el BCE podría comprar bonos españoles.

“Yo esperaría que lo pidieran. No es una cuestión de la elaboración de políticas en España. Es una cuestión de dinámica del mercado. Ahora que el marco se ha anunciado, tiene que ser utilizado”, dijo el funcionario.

Dijo que España estaba retrasando la solicitud porque había entrado en un pulso con Alemania y otros países. Entre bambalinas, sin embargo, continúan las conversaciones sobre la forma que adoptaría el programa.

El comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, dijo a Reuters en una entrevista el viernes que si España pidiera ayuda, lo más probable es que se utilizase una línea preventiva de crédito, dinero que podría usarse para comprar bonos en las subastas del mercado primario.

El miembro del comité ejecutivo del BCE Benoit Coeure, también en una entrevista con Reuters el viernes, dijo que el BCE podría empezar a comprar bonos españoles incluso sin que el MEDE desembolsase un céntimo a España.

Todo lo que Madrid tenía que hacer era firmar un memorando de entendimiento con el MEDE sobre las condiciones de la ayuda y aceptar que el FMI supervisase la aplicación de las reformas acordadas con informes trimestrales, dijo Coeure.

Esto sería una buena noticia para los gobiernos de la zona euro que no quieren más cargas financieras sobre sus contribuyentes, que ya han garantizado préstamos a Grecia, Irlanda y Portugal, así como un plan de rescate bancario para España. (Traducido por Blanca Rodríguez)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below