15 de junio de 2012 / 12:57 / en 5 años

ACTUALIZA 1-Consejero Buba no ve margen para relajar garantías BCE

(Añade opinión sobre estrategia de salida)

Por Eva Kuehnen y Andreas Framke

FRÁNCFORT, 15 jun (Reuters) - El Banco Central Europeo no concederá a los bancos españoles más margen para acceder a sus operaciones de financiación, dijo un consejero del Bundesbank, que advirtió al mismo tiempo que las elecciones del domingo en Grecia podrían no señalar la claridad en los mercados que algunos esperan.

La crisis de deuda europea podría alcanzar cotas más altas la semana próxima tras unas elecciones generales el domingo en Grecia que podrían llevar al poder al partido SYRIZA, que rechaza las condiciones del programa de rescate de la UE y el FMI, y mientras España se encuentra en el proceso de ayuda internacional para sus bancos.

“Independientemente del resultado de las elecciones el domingo, tendrá que decidirse pronto si el segundo programa de rescate griego está en camino o si el nuevo gobierno lo volverá a encaminar”, dijo a Reuters el consejero del Bundesbank Joachim Nagel.

“La incertidumbre continuará mientras no haya una perspectiva fiable sobre cómo evolucionará la situación en Grecia”, expresó, y añadió que los riesgos griegos serían controlables para los bancos alemanes.

Nagel no integra el BCE pero trabaja en la política del Bundesbank de cara a Europa.

España es la víctima más reciente de la crisis de deuda y debió solicitar una ayuda de hasta 100.000 millones de euros la semana pasada para recapitalizar sus bancos, una medida que provocó la rebaja de su calificación en tres escalones por parte de Moody‘s, apenas un peldaño por encima de “basura”.

Sólo la agencia DBRS, una de cuatro que el BCE utiliza para calificar las garantías, salva a la deuda española en la actualidad de una penalización del 5 por ciento que el BCE impone a la deuda pública inferior a A, pero DBRS dijo que también podría rebajar la calificación española en el corto plazo.

Para suavizar el golpe, el BCE aceptaría garantías de baja calificación en las operaciones de refinanciación para los bancos españoles, que están afectados por una morosidad inmobiliaria de miles de millones de euros así como de otros tipos de préstamos, pero Nagel destaca que esto no tendría sentido.

“Creo que sería ineficiente suavizar el marco de garantías todavía más. No podemos asumir unos crecientes riesgos debido a nuestra responsabilidad con el contribuyente”, indicó.

“No estoy seguro que todos tengan conciencia de los riesgos que los bancos centrales europeos ya han asumido”, agregó.

RUMORES SOBRE ESTRATEGIA DE SALIDA

El BCE ha gastado 212.000 millones de euros en bonos de los países en dificultades y ha inyectado un billón de euros en el sistema bancario, pero podría proporcionar una nueva ronda de dinero barato o recortar el tipo que paga a los bancos para depositar su dinero a un día en el BCE, actualmente del 0,25 por ciento.

Un tipo de depósito del cero, un territorio sin explorar por parte del BCE, daría a los bancos un incentivo mayor para prestar dinero al mercado, donde pueden obtener un 0,3 por ciento. Nagel dijo que se haría oídos sordos ante esa posibilidad.

“Un tipo de interés del cero o un tipo de penalización por sí solos no darán vida al mercado”, expresó Nagel, que se encarga de las operaciones de mercado del Bundesbank.

“Me atrevo a pronosticar que, teniendo en cuentas las condiciones actuales de los mercados financieros, que aquellos que buscan seguridad soportarán un tipo de interés del cero o incluso un tipo de penalización y dejarán su dinero en el banco central”.

“Al mismo tiempo, los hay que mantener los incentivos para la actividad privada en el mercado monetario, porque el eurosistema no puede suplantar permanentemente al mercado monetario”, dijo.

Un debate sobre los planes de salida de las medidas de emergencia del BCE poddría ayudar a evitar esta dependencia del eurosistema, añadió Nagel.

“Tenemos que dar a los bancos, así como a los estados, una referencia clara para el momento que vuelvan al mercado”, señaló, y dejó claro que era importante informar a los bancos sobre el momento que el BCE empezará a retirar sus apoyos extraordinarios.

“Ese momento no es el actual. Pero debemos tener un debate en el eurosistema sobre la estrategia de salida”.

“No debe existir la impresión de que nosotros (como bancos centrales) estamos resignados a esta situación y simplemente financiaremos todo lo que se nos pide”. (Editing by Jeremy Gaunt; eva.kuehnen@thomsonreuters.com; 49 69 75651244; Reuters Messaging: eva.kuehnen.thomsonreuters.com@reuters.net)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below