3 de mayo de 2012 / 7:05 / hace 5 años

Repsol estudia frenar envíos de GNL a Argentina - fuente

Por Alejandro Lifschitz

MADRID, 3 may (Reuters) - * Argentina depende de importación de GNL

* Repsol iba a vender al país 10 buques

* Analistas temen desabastecimiento

BUENOS AIRES, 3 may (Reuters) - Repsol estudia cancelar el envío de nueve barcos con gas natural licuado (GNL) a Argentina tras la decisión del país sudamericano de tomar el control de su filial YPF, dijo el miércoles una fuente del mercado energético.

La medida podría causar desabastecimiento en el mercado local, que depende de las importaciones para compensar una fuerte caída en la producción de hidrocarburos, o disparar el coste de las compras del fluido.

Repsol suspendió días atrás el envío del primero de los 10 cargamentos de GNL comprometidos para este año argumentando que la petrolera estatal argentina Enarsa, encargada de las importaciones de combustible, no presentó una garantía de pago.

“Las posibilidades de que se cancelen todos los barcos son altas. Repsol está estudiando cancelar esas ventas. Es en respuesta a la nacionalización de YPF”, dijo la fuente del mercado energético bajo condición de anonimato.

El Congreso argentino se apresta a convertir en ley esta semana un proyecto enviado por la presidenta Cristina Fernández para que el Estado expropie el 51 por ciento de YPF en manos de Repsol.

La mandataria peronista, cuyas políticas intervencionistas irritan a los inversores internacionales pero son respaldadas por una mayoría de argentinos, acusó a Repsol de no invertir lo suficiente en YPF para evitar el derrumbe de su producción y de mantener una agresiva política de dividendos.

YPF, que fue intervenida por el Estado hace dos semanas a la espera de su nacionalización, dijo en un comunicado el sábado que tenía la certeza de que Repsol cancelaría los envíos comprometidos de GNL. No había nadie disponible en Repsol para comentar la información.

MAS CARO

La suspensión de la venta obligaría a Argentina a comprar GNL más caro para compensar la pérdida, con implicaciones para el superávit comercial del país. Las importaciones energéticas argentinas se dispararon el año pasado a casi 10.000 millones de dólares.

Pese a las importaciones, desde hace varios años son habituales los cortes de gas natural a industrias durante el invierno austral para garantizar el suministro a hogares, lo que ha afectado la producción manufacturera.

Enarsa preveía adquirir este año un récord de 80 cargamentos de GNL para cubrir entre el 20 y el 30 por ciento del consumo doméstico.

Pero a fines de febrero sólo tenía asegurados 51 debido a que los altos precios que pedían los proveedores le obligaron a rechazar ofertas, según expertos de la industria.

Analistas proyectan que una eventual cancelación de los embarques de Repsol podría además provocar problemas con el abasteciento del combustible.

“Es un golpe muy fuerte. Todos los barcos que se habían comprado, los 51 que se habían comprado, estaban entre 13,5 y 14 dólares por millón de btu”, dijo el analista energético Eduardo Fernández.

El experto agregó que Enarsa ahora está recibiendo ofertas por entre 16 y 20 dólares/mmBtu.

Enarsa vende el GNL en el mercado local a alrededor de 4 dólares/mmBtu para asegurar gas natural barato a industrias y hogares. El Estado financia la diferencia.

Algunos analistas han dicho que el sistema de precios energéticos regulados de Argentina desincentiva la inversión en exploración. (Información de Alejandro Lifschitz; Editado por Damián Wroclavsky) (Información de Carlos Castellanos)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below