27 de febrero de 2012 / 16:43 / en 6 años

España podría buscar acuerdos para rescatar tesoros submarinos

Por Teresa Larraz Mora

MADRID, 27 feb (Reuters) - El Gobierno español podría buscar la colaboración con el sector privado de cara a futuras operaciones de rescate de patrimonio submarino español, dijo el ministro español de Cultura, después de la llegada a España del tesoro del buque “Nuestra Señora de las Mercedes”.

Casi 600.000 monedas de oro y plata procedentes de la fragata hundida por la Armada británica en 1804 frente a las costas del Algarve portugués regresaron a España el sábado, tras cinco años de batalla legal en Estados Unidos con la empresa que las rescató y se las llevó a EEUU, Odyssey Marine Exploration .

“No podemos excluir a priori cualquier colaboración con el sector privado, pero siempre mantendremos que será instrumental y que respetará los principios de la Convención de la ONU (sobre la Protección del Patrimonio Subacuático)”, dijo el lunes en rueda de prensa el ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert.

España cuenta con un enorme patrimonio submarino tanto en sus aguas como en aguas internacionales y de otros países procedente de su imperio colonial, pero su recuperación es muy costosa, lo que supone que en ocasiones sean empresas privadas las que acaben encontrando los pecios.

En un contexto de fuerte crisis económica en España, el ministro Wert afirmó que “dentro de las estrecheces financieras y presupuestarias, vamos a procurar ser lo más eficaces y distribuir en el tiempo los esfuerzos, para no intentar perder ninguna oportunidad”.

“Cuando Fomento hace un plan de autovías, no lo hace todo Fomento”, dijo. “Se pueden contratar materiales externos”.

POSIBLE RECLAMACIÓN A ODYSSEY

España estudia también reclamar a Odyssey el pago de las costas del largo proceso legal, aunque el ministro no quiso dar una cifra indicativa y dijo que la decisión se tomará “posteriormente”.

Wert no respondió si España se sumará a la querella contra Odyssey interpuesta en un juzgado de la localidad gaditana de La Línea de la Concepción, fronteriza con Gibraltar, por una empresa malagueña de arqueólogos, Nerea.

“El hecho de que la parte que Odyssey traslada a Estados Unidos, que es el grueso del tesoro, esté ya a disposición (...) del Ministerio de Educación es un punto final desde la perspectiva de la recuperación del patrimonio cultural”, afirmó.

“El Ministerio de Cultura considera cerrado el caso con lo que era su objetivo principal”, agregó.

Nerea Subacuática, que presentó la querella en 2007 acusa a la empresa estadounidense de daños al patrimonio, daños por imprudencia grave sobre yacimientos arqueológicos y contrabando de patrimonio histórico y arqueológico como consecuencia de las operaciones de Odyssey en la zona desde 2001 hasta la operación que llamaron “Cisne negro” en 2007 [ID: nL5E8DO8HV].

Odyssey, que ha argumentado que el tesoro no pertenece a España, podría presentar una petición ante el Tribunal Supremo de Estados Unidos, de acuerdo con su página web (shipwreck.net/index.php).

AÚN SIN DESTINO

El tesoro de “Nuestra Señora de las Mercedes”, compuesto por 212 monedas de oro, unas 5.000 monedas de plata ya restauradas y una cantidad en torno al medio millón de monedas de plata en gran parte compactadas, será sometido ahora a un proceso de documentación, catalogación y restauración.

Ni los técnicos del Ministerio ni el ministro quisieron concretar un plazo de duración de este proceso, tras el cual se estudiará cuál será el destino final del tesoro.

“Nuestra voluntad es que el patrimonio cultural pueda ser disfrutado por todos”, señaló Wert, que no quiso precisar ningún destino ni descartó tampoco que una parte pudiera mostrarse en Hispanoamérica.

La fragata zarpó del entonces Virreinato de Perú y el Gobierno peruano podría reclamar acogerlo, pero el ministro español recalcó que el juez de Florida que finalmente ordenó la devolución del tesoro a España ya rechazó los argumentos jurídicos de Perú y estableció que el patrimonio de la “Mercedes” pertenece a España.

En el mismo, además de las monedas, se incluyen seis lingotes - cinco de cobre y uno de estaño de un peso máximo de 115 kilos -, unos fragmentos de bola de cañón y tres tabaqueras de oro. Gran parte de las monedas conservan la forma del contenedor o las sacas en las que estaban, explicó Carmen Marcos, que lideró el trabajo de inventariado.

“Su valor no es económico, su valor es histórico”, respondió la también subdirectora del Museo Arqueológico Nacional cuando los periodistas le pidieron una valoración económica del tesoro.

Wert dijo que España no renuncia tampoco a una pequeña parte que quedó en Gibraltar, aunque el asunto está sometido a un trámite jurídico. (Edición de Cristina Fuentes-Cantillana)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below