13 de octubre de 2012 / 7:52 / en 5 años

ACTUALIZA 2-Santander renuncia a compra sucursales británicas RBS

* Santander da marcha atrás más de 2 años después del acuerdo

* Retrasos en la separación frustraron el acuerdo -Santander

* RBS tendrá que reiniciar proceso de venta (Añade comentarios de Santander)

Por Steve Slater

LONDRES, 12 oct (Reuters) - El banco español Santander se retiró el viernes por la noche de su acuerdo de 1.650 millones de libras para comprar 316 sucursales de Royal Bank of Scotland, en un duro revés para el banco británico parcialmente nacionalizado.

Más de dos años después de que se alcanzara el acuerdo, éste fracasó porque su proceso resultó ser más complejo y difícil de lo esperado. Santander dijo que no estaba dispuesto a extender el plazo una vez más cuando quedó claro que no iba a completarse este año.

RBS dijo que reanudará el proceso de venta, que había sido ordenado por las autoridades europeas como consecuencia del rescate de la entidad en 2008.

La filial británica de Santander había acordado comprar las sucursales y el negocio de 1,8 millones de clientes de RBS en agosto de 2010, pero la concreción de la operación se fue demorando varias veces por problemas tecnológicos y de separación.

“Hemos concluido que dados los retrasos no es posible completarlo dentro de un plazo razonable”, dijo la consejera delegada de Santander UK, Ana Botín.

Un informe de la consultora Accenture estimó que el traspaso de clientes minoristas no se completaría hasta 2014, y el de las empresas no finalizaría hasta 2015, según Santander.

El banco dijo que el acuerdo no tenía ninguna posibilidad de completarse en el plazo de febrero de 2013, lo que le permitía abandonarlo sin cláusula de rescisión.

El precio de compra de Santander cuando se alcanzó el acuerdo representaba una prima de 350 millones de libras con respecto al valor del activo neto de 1.300 millones a finales de 2009. El precio de la operación podría haber sido ajustado al finalizar.

El acuerdo debía haberse completado en un principio en diciembre de 2011, y era visto como un paso clave para Santander reforzarse antes de la planeada salida a bolsa de su negocio británico. Santander estaba especialmente interesado en hacerse con los 244.000 clientes de pequeñas y medianas empresas (pymes) incluidos en el acuerdo.

RBS, propiedad del contribuyente británico en un 83 por ciento, dijo que se le obligaba a vender las sucursales por recibir miles de millones de libras en fondos de rescate del gobierno. (Traducido por Blanca Rodríguez)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below